Tres Días y Tres Noches

¿Resucitó Jesús a las 72hs?

Mateo 12:40 “Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.”

En ocasiones, nuestra forma de comprender las cosas no se adecuan al lenguaje Bíblico de la época en que fue hablado, y por ello tendemos a mal interpretar las  Escrituras. Tal es el caso en el que nuestro Señor había dicho que asì como Jonás estuvo en el vientre del gran pez tres días y tres noches; esto es entendido por muchos como si el Señor hubiese de resucitar a las  72 hs de haber muerto, por lo tanto, algunos interpretan que en realidad el Señor no se levantò un domingo en la mañana, sino un lunes por la tarde, alegando que, si contamos en un horario de 24 hs, desde el viernes (a la hora que Èl murió) hasta el domingo por la mañana,  son menos de dos días. Entonces, dicen ellos: “La profecía no puede fallar, así que, Èl resucitó el Lunes, 72 hs después de haber muerto, cumpliendo asì los tres días y tres noches.”

Sin embargo, es bien sabido que el cuerpo una vez muerto se corrompe a las 72 hs. Y la Escritura dice:

Salmos 16:10 Pues no dejarás mi alma en el Seol ni permitirás que tu santo vea corrupción.

¿Còmo podía el Señor haber resucitado a las 72 hs siendo que su cuerpo se hubiese corrompido, y la profecía  se hubiese quebrantado?

En realidad, esto no es un gran dilema cuando examinamos las Escrituras a fondo; pero para hacerlo, veamos primeramente qué nos dice al respecto nuestro hno., el Rev. William Branham.

C.O.D Pàg. 947,

“…Está dentro de tres días y tres noches, dentro de esos tres días y tres noches, porque Uds. no pueden hacer que la Escritura mienta….

En algún momento de entre esos tres días y tres noches fue que Èl debió haber salido de la tumba.

Así que el haber sido tres días y tres noches, no significa que tiene que ser exactamente eso; es en algún momento de entre esos tres días y tres noches. Él tenía que salir, porque la profecía no puede ser quebrantada, que la…Èl no podía ver corrupción y se hubiera corrompido si Èl se hubiera quedado exactamente ese tiempo.”

Según el hno. Branham, el Señor debió de haber salido de la tumba en algún momento de entre esos tres días y tres noches.

¿Pero còmo demostrar esto sin contradecir lo otro? ¿Cómo demostrar Bíblicamente que el Señor se levantó antes de las 72 hs., si la Biblia dice: tres días y tres noches?

Para comprender esto, sólo debemos leer el resto de las Escrituras que hablan de lo mismo, pero con expresiones distintas. Por ejemplo

En varias ocasiones  se dice que el Señor se levantaría “al tercer día”.

En otras ocasiones se dice que el Señor se levantaría, “en tres días“.

En otras ocasiones  se dice que el Señor se levantaría, “después de tres días,”

Y sólo 1 vez se dice que el Señor se levantaría a los tres días y tres noches”. 

Es evidente que estas diversas expresiones: “al”; “en”; “después de; “a los”, se usan para hablar del mismo acontecimiento de la resurrección, y que aunque sean expresiones distintas, no puede haber contradicción entre ellas, pues todos esos términos son equivalentes a la hora del cumplimiento de la profecía acerca de la resurrección.

De manera que, todas esas diferentes expresiones no pueden tomarse en el sentido estrictamente literal, pues no armonizarían una con otra.

Por ejemplo, si tomáramos la expresión: después de tres días:

Marcos 8:31 “Y comenzó a enseñarles que le era necesario al Hijo del Hombre padecer mucho, y ser desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y ser muerto, y resucitar después de tres días.”

Por deducción obligatoria, si tomáramos en sentido literal esta parte, tendríamos que interpretar que el Señor se levantò luego de: más de 72 horas”, y que su cuerpo indefectiblemente tomó  corrupción. Pero si  fuese así, esto absolutamente sería contrario a la Escritura que dice:

Salmos 16:10 Pues no dejarás mi alma en el Seol ni permitirás que tu santo vea corrupción.

Entonces, ¿por qué diría Marcos 8:31 que el Señor se levantaría después de tres días?. Esto, simplemente es porque la palabra: “después” en el idioma original en que se escribió el libro de Marcos 8:31, utiliza un término que puede ser traducido de diferentes maneras, por ejemplo, veamos algunas versiones  Bíblicas que vierten el vocablo: “después”, de otra manera:

Marcos 8:31 Jesús comenzó a enseñarles que el Hijo del hombre tendría que sufrir mucho, y que sería rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes y por los maestros de la ley. Les dijo que lo iban a matar, pero que resucitaría a los tres días. (Versión Dios Habla Hoy)

Marcos 8:31  Luego comenzó a enseñarles:El Hijo del hombre tiene que sufrir muchas cosas y ser rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes y por los maestros de la ley. Es necesario que lo maten y que a los tres días resucite. (Nueva Biblia al Día (NBD)

31 Luego comenzó a enseñarles: El Hijo del hombre tiene que sufrir muchas cosas y ser rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes y por los maestros de la ley. Es necesario que lo maten y que a los tres días resucite.  Nueva Versión Internacional (NVI)

 31 Luego comenzó a enseñarles: El Hijo del hombre tiene que sufrir muchas cosas y ser rechazado por los ancianos, por los jefes de los sacerdotes y por los maestros de la ley. Es necesario que lo maten y que a los tres días resucite. Nueva Versión Internacional (Castilian) (CST)

31 Jesús comenzó a enseñarles que el Hijo del hombre tendría que pasar por muchos sufrimientos y ser rechazado por los ancianos líderes, los jefes de los sacerdotes y los maestros de la ley. Tendría que morir, pero a los tres días resucitaría. Palabra de Dios para Todos (PDT)

 Estas, son sólo algunas de las versiones Bíblicas que colocan el vocablo “a los”, en lugar de: “después” como lo hacen algunas otras versiones. Es decir que, en tiempos Bíblicos, la palabra: “después”, no necesariamente implicaba “posterior a”, sino que además podía significar: “a los”, y “dentro de

Y esto ocurre también en el Antiguo Testamento, como por ejemplo cuando leemos:

 Gènesis 7:4 “Porque pasados aún siete días, yo haré llover sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches; y raeré de sobre la faz de la tierra a todo ser viviente que hice. 

 En este versículo 4 de la  Escritura, se dice que pasarían siete días y luego vendría el diluvio. Pero en el versículo 10, leemos:

 Gènesis 7:10 Y sucedió que al séptimo día las aguas del diluvio vinieron sobre la tierra. 

 Es evidente que el lenguaje Bíblico debe ser entendido en su contexto, mirando el cumplimiento, de manera que a veces, el término “después” no siempre significa en realidad en el sentido de “posterior a” sino: “a los”, como lo acabamos de ver, y que   tambièn significa: “dentro de” como por ejemplo lo hacen otras versiones de la Biblia de la misma cita de Gènesis 7:4, cuando colocan el vocablo “dentro de” en lugar de: “después”:

Génesis 7:4  porque dentro de siete días haré que llueva durante cuarenta días y cuarenta noches. ¡Voy a borrar de la tierra todo lo que vive, y que yo he creado!»

 10 A los siete días, el diluvio comenzó a inundar la tierra. Dios Habla Hoy (DHH)

Génesis 7:4  Porque dentro de siete días haré llover sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches, y borraré de la faz de la tierra a todo ser viviente[a]que he creado[b].

10 Y aconteció que a los siete días las aguas del diluvio vinieron[a] sobre la tierra. La Biblia de las Américas (LBLA)

Claramente la expresión “a los” o “después” en el lenguaje Bíblico, esto es: “dentro de”

Ahora, si tomáramos la expresión: “tres días y tres noches”,

Mateo 12:40 “Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.”

En esta cita de la Biblia se entendería como si el Señor se levantò a las  “72 hs exactamente”, ni un segundo más, ni un segundo menos. Esto también quebrantaría la Escritura que dice: “No dejaré que mi Santo vea corrupción”.

Entonces, ¿Porquè la expresión: “tres días y tres noches”?

Es importante conocer el lenguaje Bíblico, ya que algunas veces  los hebreos usaban la expresión ‘día y noche’, no como nosotros para referirnos a un día solar de veinticuatro horas, sino que ellos lo hacían para referirse  a alguna parte, o en algún momento, dentro del día solar de 24 hs.

Por ejemplo, en 1Reyes 12:5, 12 se dice que Roboam pidió a Jeroboán y a los israelitas que se fueran por tres días y después volviesen a él.

1 Reyes 12:5 Y él les dijo: Idos, y de aquí a tres días volved a mí. Y el pueblo se fue.
12:6 Entonces el rey Roboam pidió consejo de los ancianos que habían estado delante de Salomón su padre cuando vivía, y dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que responda a este pueblo? 

12:7 Y ellos le hablaron diciendo: Si tú fueres hoy siervo de este pueblo y lo sirvieres, y respondiéndoles buenas palabras les hablares, ellos te servirán para siempre. 

12:8 Pero él dejó el consejo que los ancianos le habían dado, y pidió consejo de los jóvenes que se habían criado con él, y estaban delante de él. 

12:9 Y les dijo: ¿Cómo aconsejáis vosotros que respondamos a este pueblo, que me ha hablado diciendo: Disminuye algo del yugo que tu padre puso sobre nosotros? 

12:10 Entonces los jóvenes que se habían criado con él le respondieron diciendo: Así hablarás a este pueblo que te ha dicho estas palabras: Tu padre agravó nuestro yugo, más tú disminúyenos algo; así les hablarás: El menor dedo de los míos es más grueso que los lomos de mi padre. 

12:11 Ahora, pues, mi padre os cargó de pesado yugo, más yo añadiré a vuestro yugo; mi padre os castigó con azotes, más yo os castigaré con escorpiones. 

12:12 Al tercer día vino Jeroboam con todo el pueblo a Roboam, según el rey lo había mandado, diciendo: Volved a mí al tercer día.

Esta cita demuestra que, al decir “tres días”, en el lenguaje hebreo eso no se refería precisamente a tres días completos de veinticuatro horas, sino a cualquier momento dentro de esos  tres días, pues ellos volvieron al “tercer dìa” desde el momento en que se les dijo que se fueran por tres días.

Así también en Mateo 12:40 se da el mismo significado a los “tres días y tres noches” que el Señor Jesús estuvo en la tumba. Como muestra la Escritura, fue levantado a la vida al “tercer día”.

Los sacerdotes judíos entendieron claramente que este era el significado de las palabras de Jesús, de que Èl resucitaría en algún momento de entre esos tres días y tres noches, pues cuando quisieron impedir su resurrección, citaron sus palabras: “Después de tres días he de ser levantado”, y luego solicitaron a Pilato que emitiera una orden para que “se asegurara el sepulcro hasta el día tercero”.

 Ahora, tomemos las Escrituras que dicen; “al tercer dìa”

Mateo 16:21 “Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día.”

 Mateo 17:22-23 “Estando ellos en Galilea, Jesús les dijo: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán; más al tercer día resucitará.

 Mateo 20;19 “y le entregarán a los gentiles para que le escarnezcan, le azoten, y le crucifiquen; mas al tercer día resucitará.”

Lucas 24:46 “y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día;

 Aquí vemos que el término “al tercer día” armoniza perfectamente con la Escritura que dice: “No dejaré que mi santo vea corrupción”; pues como ya vimos, la expresión: “al tercer dìa”, implica  cualquier momento de esos tres días.

Nuestro Señor murió un viernes a las 15 hs.; y aunque ya el dìa viernes estaba en su fase terminal, ya era contado como un día desde el primer segundo de la muerte del Señor. Por tanto, son tres días contando desde ese día:

1-Viernes (primer día); 2- Sábado (segundo dìa); 3-Domingo (tercer dìa)

Las palabras de los hombres en el camino a Emaús son también un perfecto ejemplo, ya que utilizaron la misma expresión al hablar de la crucifixión  cuando dijeron:

Lucas 24:21. “hoy es ya el tercer día que esto ha acontecido”.

Es evidente que estos hombres no estaban confundidos respecto al lenguaje o términos de sus días pues sabían perfectamente que cuando Jesús les dijo que se iba a levantar en tres días y tres noches, eso significaba en cualquier momento dentro del tercer dìa.

Otra cita que nos confirma esto, es:

Lucas 13:32 “Y les dijo: Id, y decid a aquella zorra: He aquí, echo fuera demonios y hago curaciones hoy y mañana, y al tercer día termino mi obra.

Sin importar que hora era al momento que el Señor dijo esto, sea cual sea que haya sido el horario, desde ese momento, el “hoy” ya fue contado como el primer dìa; de manera que el tercer dìa era inmediatamente después del “mañana” que menciona el Señor en el pasaje de Lucas 13:32.

En otras palabras: “El tercer día será siempre el día posterior a “mañana” de cualquier evento determinado”.

Ahora, tomemos la Escritura que dice: “en tres días”

Juan 2:19 “Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré.

 En esta Escritura vemos que nuestro Señor nuevamente se refiere a Su resurrección, y el término: “EN” tres días, es equivalente a: “DENTRO DE” tres días. Es decir que, en algún momento de los tres días se levantaría.

Esta cita de la Biblia tampoco quebranta la Escritura que dice: “No dejaré que mi santo vea corrupción”, y es a esto que nuestro hno: Branham se refiere cuando dice que el Señor tuvo que haber resucitado dentro de esos tres días.

Cuando miramos las Escrituras con respecto al dìa en que Èl  murió, nos damos cuenta que fue en  el sexto dìa, es decir un viernes, en víspera del dìa de reposo, el séptimo día.

Juan 19:31 Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad), rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados de allí. 

Y se levantò,  el primer dìa de la semana, es decir, el dìa domingo.

Marcos 16:9 Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de quien había echado siete demonios. 

 Ahora, siendo que sabemos el día que murió y el dìa que se levantó, podemos sacar las cuentas.

El Señor murió el día sexto (viernes) a la hora nona ((Mateo 27:45–50)) y se levantó el primer día de la semana (domingo). Entonces sería:

Del Viernes a las 3pm  hasta el sábado a las 3pm, es 1 día.

Desde el sábado a las 3pm hasta el domingo muy de mañana, sólo es 1 día y algunas horas de estar muerto, y luego resucitó; ni siquiera estuvo  48 hs en la tumba. Asì que la profecía no fue quebrantada, por tanto, en conclusión:

El Señor no dijo que resucitaría a las 72 hs, sino al tercer día, que como ya vimos, esto significa que se levantaría dentro de esos tres días el cual se cumplió al pie de la letra.

Andrés Ojeda.

.

.

.

.

 

 

 


Leave your Comment