¿Qué relación con Dios o Satanás?

 

Prefacio

El asunto de las Pirámides fue tema de asombro e investigación entre los científicos de la antigüedad, y aún lo es en nuestros días; sus construcciones y  propósitos para la cual fueron hechas son una paradoja y un misterio que nunca  se ha podido determinar con exactitud. Sus miles de toneladas de piedras, y la precisión con que fue cortada cada una de ellas y puestas unas sobre otras, demuestran un avance científico de aquella época en la que fueron construidas, mucho más avanzada que  nuestra  ciencia en la actualidad, la cual no las han podido  reproducir.

Ante tan grandes obras, imposibles de construirlas hoy, una de ellas es considerada como la principal de las  siete maravillas del mundo, que aún permanece.

Algunos atribuyen sus construcciones  a  seres extraterrestres, y otros dicen que estos fueron construidos por miles de hombres utilizando sus fuerzas físicas, empujando, jalando, etc., con poleas, palancas y demás.

Lo cierto es, que la misma ciencia, ha aceptado que en nuestra actualidad es imposible construir pirámides semejantes a aquellas, pues no existen fuerzas de maquinarias suficientemente poderosas  para lograr tal  hazaña hoy; y aunque lo han intentado, solo se han encontrado ante  el fracaso y con la incógnita de siempre: ¿De qué manera construyeron aquellas  pirámides? ¿Quién las construyó?, y la  pregunta obligatoria es: ¿Dios tiene algo que ver en esto? ¿O acaso satanás tiene algo que ver en todo esto?

En realidad, no es tan importante saber “como lo hicieron”, sino ¿Cuál fue el propósito de hacerlos?

Si podemos saber el propósito para el cual fueron construidas, entonces podremos saber si dichos monumentos son una obra de Dios o de satanás.

Introducción

Se sabe que las pirámides fueron hechas con el propósito de servir de tumbas a los Faraones, y que ademàs ha servido como monumento de hechicería, etc; sin embargo, hay una excepción: “La Gran Pirámide de Guiza”  o  conocida también como: “Pirámide de Keops”.

No hay indicios de que esta gran pirámide haya sido construida con el propósito de servir de tumbas a los faraones como sí los hay de todas las otras pirámides, que al final de cuenta parecen ser sólo meras imitaciones baratas de esta Gran Pirámide de Keops.

Esta Gran Pirámide es extremadamente especial; sus pasadizos, sus medidas tan perfectas, cada detalle  simbolizaban o vaticinaban algo por venir.

Al decir que “vaticinaban algo por venir”, no me estoy refiriendo a la adivinación de  eventos futuros del hombre, aunque debemos reconocer que las demás pirámides, al igual que el Zodiaco, los hombres lo habían pervertido para sus propósitos errados, haciendo uso incorrecto de los tales para adivinar, hechizar, adorar a Satanás, etc.; pero no hay evidencias verdaderas de que asì lo hayan  hecho con la Gran  Pirámide.

Entonces, ¿cuál fue el propósito original de la construcción de este gran monumento y qué nos dice la Biblia al respecto?

En la Biblia encontramos un texto el cual podría estar refiriéndose a esta gran pirámide.

Isaías 19:19

“En aquel tiempo habrá altar para Jehová en medio de la tierra de Egipto, y monumento a Jehová junto a su frontera.”

No pretendo afirmar que esta escritura sea referida únicamente a la gran pirámide, pues  sabemos que en las escrituras a veces un objeto o algún  acontecimiento tienen doble o más significados, pero la gran pirámide de Guiza cumple exactamente esta ubicación que cita Isaías 19:19, pues està ubicada en la frontera entre el Alto Egipto y el Bajo Egipto, lo cual es el centro de Egipto,  lo que hace señalar que la Gran pirámide es  aquel monumento a Jehová que està en la frontera tal como lo dice el profeta Isaías.

En otro pasaje de la Biblia, leemos lo siguiente:

Jeremías 32:20

Has puesto señales y maravillas en la tierra de Egipto, hasta el día de hoy…” 

El pasaje de Jeremías 32:20 indica que Jehová colocó “señales y maravillas” en Egipto,  que existían en los días del profeta Jeremías.

La palabra hebrea traducida como “señales” en este pasaje es “oth”, que puede referirse a un signo o señal, evidencia, como también una bandera, baliza o monumento.

Si Isaías 19:19 no se refiere a la gran pirámide como aquel monumento que está junto a la frontera, ¿es entonces la ubicación geográfica de esta gran pirámide, una mera coincidencia?

Cuando miramos algunos detalles de la gran pirámide, vemos que hay muchas pruebas que señalan al hecho de que este monumento de la antigüedad està relacionado con el gran Dios de Israel. Hay muchos datos interesantes. Por ejemplo, el hecho de que nunca fue una tumba. Nunca se enterró a ningún rey allí, ni tiene marcas de faraones, como lo hacen todas las demás pirámides de Egipto.

Pero antes de seguir viendo los datos y características de esta gran Pirámide, veamos qué dijo nuestro hno., el Rev. William M. Branham.

 ¿No Te He Enviado Yo?

Esta no es una enseñanza. Es mejor un dicho. Recuerden, permítanme decirlo de nuevo: no es una enseñanza, es un dicho, para formar una parábola. Dios escribió tres Biblias. Una de ellas la escribió en el firmamento. El hombre podía mirar hacia arriba y darse cuenta que su Creador procedía de allá, del zodiaco. ¿Cuál es la primera figura del zodíaco? Comienza con la virgen. ¿Cuál es la última figura del zodíaco? Leo el león. La primera vez que vino Jesús, vino a través de la virgen. La próxima vez viene a través del León de la tribu de Judá. Los peces cruzados, la edad de Cáncer, y todo eso mientras lo leen… así como Job lo estudió. Y Uds. que han leído el libro de Job, entenderán. (Ahora, desde luego, el Diablo toma esas cosas y las usa.)”

Antes que nada, El hno. Branham, nos dice que lo que iba a decir, no era una enseñanza [doctrinal], sino un dicho,  para formular una parábola. Y dijo, que Dios escribió tres Biblias, una de ellas era el zodiaco; y viendo màs adelante dice que la segunda Biblia es la Pirámide, la gran pirámide de Guiza. El tercero es lo que hoy tenemos, es decir la Biblia en forma de libro.

Habiendo aclarado esto, veamos entonces que dijo el Rev. Branham acerca de la Gran Pirámide:

Adopción Parte 2

46 El hizo la siguiente (la segunda Biblia) en la pirámide, allá en los días de Enoc, cuando ellos hicieron la pirámide. Y ellos la miden. Yo no lo entiendo…

47 Está construida hacia arriba así, a una punta. Y la piedra sobre… la piedra de corona nunca fue hallada. Ellos nunca le pusieron una corona en la parte de arriba de la pirámide. Yo no sé si Uds. lo saben o no, la gran pirámide de Egipto, nunca tuvo una piedra  de arriba en ella. ¿Por qué? La piedra de corona fue rechazada, Cristo, la Piedra Principal, ¿ven?, fue rechazada.”

Adopción Parte 4

“…Uds., saben, la pirámide nunca fue coronada. ¿No es así? Nunca se puso una piedra de corona sobre ella. Ellos nunca, ni siquiera pudieron encontrarla. Ellos no saben qué le sucedió a ella. ¿Por qué? ¿Por qué no fue puesta la piedra de corona sobre ella, la piedra principal, el remate de ella? Porque Él fue rechazado cuando Él vino. Él fue la piedra rechazada. Eso es correcto.

Apocalipsis Capítulo 4 Parte 3

“Fíjense en la pirámide cuando él la construyó, en el tiempo de Enoc, cada piedra estaba allí. Ellos podían medir esas cosas exactamente y predecir las guerras y cosas.

Todo está completo excepto la Piedra de Corona. ¿Por qué? ¿Se fijan Uds. en el billete de un dólar? Sáquenlo y miren, la corona no está puesta en ella. ¿Por qué? Nunca fue coronada, Cristo es la Piedra de corona que fue rechazada, Él era la Piedra de Corona rechazada.”

El Pacto de Abraham Confirmado

“Pero fíjense que al construir la Pirámide. Fíjense en esto ahora, ¿tienen un billete de un dólar en sus bolsillos? Creo que tengo uno. Si se fijan en el dorso de su billete de un dólar, ¿Por qué le ponen a la pirámide: El Gran Sello? ¿Se han dado cuenta de eso en el dólar americano? Correcto, el gran sello, fíjense también que esa pirámide comienza acá en la base y sigue subiendo así, inclinado y más angosto, minoría. ¿Se dieron cuenta que ni siquiera tiene piedra de corona? Tampoco la pirámide está coronada, ¿Por qué? La Piedra de Corona fue rechazada, Jesucristo la cabeza de ella. Perfecto.”

 Lluvia Temprana Y Tardía

“Luego después de eso vinieron los Pentecostales, la restauración de los dones; eso lo sacudió reduciéndola sólo a una cosita, como una pirámide formándose, pero allí justamente en el mero tiempo del fin, antes que la piedra de corona pueda venir a la pirámide, ¿qué de eso? ¿Qué es? Entonces la iglesia verdaderamente está en una minoría.”

Adopción Parte 2

Pero a medida crecemos de la edad Luterana, edad Bautista, edad Metodista, edad Pentecostal, hemos llegado hasta la Piedra de coronamiento ahora, ¿ven?, esperando y anhelando para que esa Piedra de coronamiento se asiente, el edificio està completo.

¿No han leído en la Escritura: “La piedra fue rechazada”? Por supuesto, nos damos cuenta que eso estaba hablando del templo de Salomón. “Pero la Piedra rechazada ha llegado a ser la Cabeza del àngulo”. Y yo estoy diciendo esto sòlo para hacerles un-un-un-un cuadro.

Según el hno. Branham, La Gran Pirámide, es un ejemplo perfecto para formular una parábola de Cristo siendo rechazado, pues así como aquella piedra de corona fue rechazada del templo de Salomón tipificando a Cristo siendo rechazado, así también la piedra de corona de la Gran Pirámide fue rechazado, tipificando a Cristo.

No olvidemos que esto, el hno Branham lo dice sòlo para poner un ejemplo, es decir para tipificar, y hacer un paralelo con aquella piedra de corona que fue rechaza del templo de Salomón.

La Gran Pirámide fue una Biblia de Dios, es lo que el Rev. Branham dice, pero no es una enseñanza doctrinal, no es algo que salimos por ahí predicando que debamos decodificar todos los misterios  escondidos en la pirámide o algo asì, pero las evidencias encontradas en ella abundan a favor de la Biblia, como si esta fue puesta para confirmación o testimonio de la Palabra escrita de Dios.

El Señor Jesús, se refirió a Si mismo como aquella piedra que los edificadores habían rechazado.

 Mateo 21:42

“Jesús les dijo: ¿Nunca leísteis en las Escrituras: La piedra que desecharon los edificadores,

Ha venido a ser cabeza del ángulo.
El Señor ha hecho esto, Y es cosa maravillosa a nuestros ojos?

Ningún verdadero cristiano negaría que Jesùs fuera el cumplimiento de aquella profecía del Salmos 118.22 el cual hablaba de una piedra siendo rechazada; pues   los mismos apóstoles lo confirmaron:

Hechos 4:11 “Este Jesús es la piedra desechada por vosotros los edificadores y ha venido a ser cabeza de ángulo”

1 Pedro 2:7 “Este precioso valor es, pues, para vosotros los que creéis; pero para los que no creen, la piedra que rechazaron los constructores, esa, en piedra angular se ha convertido.”

No quepa duda, que el Señor Jesús cumplió la profecía del Salmos 118: 22.

 Zacarías 4;7 ¿Quién eres tú, oh gran monte? Delante de Zorobabel serás reducido á llanura: él sacará la primera piedra con aclamaciones de Gracia, gracia á ella.

Zacarías 10:3 Contra los pastores se ha encendido mi enojo, y castigaré a los jefes; pero Dios de los ejércitos visitará su rebaño, la casa de Judà, y los pondrá como su caballo de honor en la guerra. De él saldrá la piedra angular, de él la clavija, de él el arco de guerra, de él también todo apremiador.

Efesios 2:20 “Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del àngulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor,”

1 Pedro 2:6 Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado.

1 Corintios 3:10 Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.

Todos estos pasajes, nos indican  que Jesucristo es la piedra angular, la piedra principal, y es sin duda la piedra de fundamento, es decir: la primera piedra del edificio espiritual que es la iglesia.

Aquí pondremos un ejemplo de una imagen de una piedra angular de fundamento, tomado de Internet.

Piedra angular de la catedral de San Pablo de Macao (1602)

Pero ¿Qué relación tienen todas esas citas de la Biblia que acabamos de ver, las cuales dicen que el Señor Jesucristo es la Piedra angular, la principal piedra y  piedra de Fundamento (Base), con el pasaje de Salmos 118:22 el cual dice que Jesucristo es la Cabeza del ángulo?, porque, si es la piedra angular de fundamento, ¿cómo podía ser entonces la cabeza angular? ¿Acaso piedra de fundamento y piedra angular son sinónimos? No siempre son lo mismo.

Sin embargo muchos cristianos lo toman como sinónimos y alegan que Cristo es sòlo la primera piedra de la iglesia espiritual y a quienes dicen que Cristo no sòlo es la primera piedra, sino tambièn la piedra terminal, es decir la última piedra, los señalan como herejes, alegando que no existe Escritura para afirmar tal cosa.

Esto sucede por cuanto desconocen lo que es una piedra angular, y como resultado lo aplican incorrectamente en la Escritura.

Existen dos o màs  tipos de “piedra angular”, y esto lo podemos ver en:

Jeremías 51:26 “No tomarán de ti piedra angular ni piedra de fundamentos, porque desolación por siempre serás – oráculo de Yahveh”

Aquí, se  hace notar que esta piedra angular es una piedra distinta a la piedra de fundamentos, porque de otra manera no tendrìa sentido decir: no tomarán de ti piedra de fundamento ni piedra de fundamentos” [Énfasis mío]

Hay una clara diferencia por ello dice que “ni una ni la otra”, o sea que son dos piedras diferentes.

Valga la redundancia,  la mayoría de los cristianos hoy, niegan que Cristo es la piedra de corona o piedra terminal del edificio espiritual, pues piensan que la piedra angular o piedra de ángulo solo es aquella primera piedra que sirve de base o fundamento en una construcción, como lo vimos en esa primera imagen màs arriba; y entonces interpretan el Samos 118:22 “cabeza del àngulo” como: “piedra angular de Fundamento”, cuando en realidad son dos piedras angulares diferentes.

Veamos una clase de piedra angular, que no es la piedra angular de fundamento, sino aquella que es conocida como piedra aérea, o piedra terminal, la cual es colocada en la parte alta del edificio.

Pondremos otra imagen prestada.

Esta piedra aérea y la función que cumple, es tan importante como lo es la función de la piedra angular de fundamento o base, por eso es tambièn una piedra angular, pero por cuanto està en la parte màs alta, se lo llama: piedra angular aérea.

Otra clase de piedra angular, es la piedra de corona o también conocida como piedra de remate, que tambièn se ubica en la parte final de una estructura, por lo general en obeliscos y pirámides.

Siendo aclarado lo que es una piedra angular, y conociendo que existen varias piedras angulares con la misma función pero puestos en distintos sitios, nos damos cuenta entonces que, Cristo, no sòlo es la primera piedra o piedra de fundamento de la iglesia espiritual, sino que tambièn es la última piedra, es decir: la piedra que corona, ubicada en la parte màs alta del edificio, pues asì lo dice el Salmos 118:22:

Salmos 118:22

“La piedra que desecharon los edificadores
Ha venido a ser cabeza del ángulo”.

¿Qué es lo nos enseña este Salmos? Sencilla e innegablemente, que así como las otras escrituras nos dicen que Cristo es la piedra angular de fundamento o base, llamado tambièn: “primera piedra”, es ademàs cabeza (la parte más alta)  angular.  Cristo, como piedra de fundamento de la iglesia, es  el primero; y Cristo como piedra de cabeza  angular de la iglesia, es el último. “Yo soy el Primero y el último.”, dijo el Señor.

Nótese, que el Salmos 118:22 dice: “cabeza de ángulo”, esto obviamente no puede estar refiriéndose a la piedra angular de base, inicio  o fundamento, pues la cabeza es la parte màs alta en cualquier objeto, y en hebreo para el vocablo “cabeza” en este Salmos se usó la palabra “rosh” el cual significa: cumbre, cima, jefe, punto màs elevado de un objeto natural o construido, cabeza al frente de un grupo, etc. (Diccionario Expositivo Vine)

Si es cierto que este vocablo tambièn puede ser usado como: principio o primero,  pero sòlo si se indica un orden temporal o como abstracto evaluativo (ver Diccionario de Vine)

Como por ejemplo:

Èxodo 12:2 “Este mes os será principio (rosh) de los meses.”

En Éxodo 12:2, el vocablo “principio” del hebreo rosh (Cabeza) se indica un orden temporal, por ello se traduce “principio” o “primero”, no asì en el Salmos 118:22 en el que cabeza, del hebreo rosh, se indica a un objeto natural o construido; por tanto, el Salmos 118:22 no puede ser interpretado el vocablo cabeza, como: primero, principio, base, fundamento o inicio, sino como: cabeza, cima, cumbre, punto más elevado, etc.

Otro caso en el que cabeza si puede traducirse como principio o primero, es en el caso en que el vocablo indique el abstracto evaluativo de rosh, es decir: reshit (ver diccionario Expositivo Vine), como en el caso  de:

Deuteronomio 11:12 “Siempre están sobre ella los ojos de Jehová, desde el principio (rosh) del año hasta el fin”.

Tampoco Deuteronomio 11:12 es el mismo caso del Salmos 118:22 pues para el Salmos 118  el vocablo “cabeza” es aquel que  indica estar en la  parte màs elevada, en la cúspide, en la cima o en la cumbre de un objeto natural o construido; y como si fuera poco indica tambièn el sentido de Jefe, siendo entonces Cristo, no sòlo el fundamento de la Iglesia como lo vimos en las otras citas de la Biblia,  sino el Jefe quien està en el punto màs elevado, en la cima, en la cúspide, en la cumbre de la iglesia, y como cabeza al frente del grupo espiritual.

Por estas cosas, el Rev. Branham toma de ejemplo a la Gran Pirámide para tipificar el sentido correcto del Salmos 118:22 en el cual Cristo es la Cabeza de la iglesia, asì como tambièn lo es de fundamento; porque solo en una pirámide ademàs de la piedra angular de fundamento, también puede llevar la cabeza del ángulo, ya que en otra figura geométrica no encajaría.

Ahora veamos algunos datos interesantes en este artículo:

Por Jack Kelley.

“…Hay dudas respecto a su sistema de construcción, sobre todo en lo que se refiere a la elevación de las grandes moles de piedra. Aunque la mayoría de las egiptólogos abogan todavía por la teoría de las grandes rampas (basándose en parte en el hecho de que los egipcios no conocían la escalera, salvando los desniveles a base de rampas), hay otras hipótesis que sugieren el empleo de complicados mecanismos de elevación de los que se han encontrado modelos a escala reducida en algunas tumbas, así como un ingenio mecánico basado en el mismo principio del saduf egipcio que utilizan los campesinos actuales para extraer el agua de los pozos y que consiste en una viga que pivota sobre un eje. Sea cual sea el sistema, de todos modos, la Gran Pirámide de Keops, considerada como una de las siete maravillas del mundo, es todo un prodigio de construcción ciclópea, sobre todo por el equilibrio y belleza de sus líneas.

Al contrario de las demás pirámides, no es una tumba. Este es el gran enigma de la Gran Pirámide, que ha hecho correr ríos de tinta a lo largo de los siglos. Junto con la Esfinge, otro importante enigma ubicado en sus proximidades, la Gran Pirámide de Keops constituye objeto apasionado de discusión, puesto que en ella se halla reflejado un auténtico compendio del saber humano… y una predicción de toda la historia futura de la Humanidad hasta su fin.

La observación de que la Gran Pirámide es algo más, o algo distinto, a una tumba, la elaboró ya Davidson al hacer observar que las cámaras del rey y de la reina disponen de un sistema de ventilación completamente inadecuado para las momias, y el hecho de que nunca llegara a colocarse en la Gran Pirámide la piedra terminal, lo cual, más que un descuido de los constructores como pretenden ver muchos egiptólogos, se considera como una clara simbología por algunos esotéricos…

Pero lo más importante, en lo que aquí nos ocupa, se halla en los corredores internos de la pirámide. Según los piramidólogos, en ellos se halla escrito un resumen de toda la historia futura de la Humanidad… futura, evidentemente, a partir de la fecha de su construcción. Lo cual ha permitido a los estudiosos actuales comprobar la exactitud de sus datos. Empecemos Pues a partir de la entrada. En ella se sitúa el inicio de la profecía de la Gran Pirámide, que los piramidólogos sitúan en el año 4000 antes de Cristo… en evidente enfrentamiento con los egiptólogos, que sitúan la ><V dinastía en el año 2.500 antes de Cristo (las disputas entre egiptólogos y piramidólogos han sido constantes y acerbas, y aún continúan; según muchos de estos últimos, el inicio de la profecía de la Gran Pirámide no se refiere a la fecha de su construcción, sino a la de la aparición del ser humano sobre la Tierra, a la creación de Adán).

A partir de esta entrada, nos hallamos con un corredor descendente estrecho muy bajo, con una longitud de poco menos de cien metros: son los años de degeneración de la Humanidad, la caída del hombre desde la inocencia original a través del angosto túnel  Pero a algo más de veinte metros de la entrada hay una bifurcación hacia un túnel ascendente (el corredor descendente Prosigue hasta una extraña cámara. llamada la «Cámara Inacabada», que es aún uno de los grandes misterios de la Gran Pirámide): en este punto sitúa la profecía un hecho capital en la historia de la Humanidad el primer hito de la profecía: el Éxodo del pueblo judío.

A partir de aquí, el corredor ascendente, también angosto, también de techo bajo simboliza la difícil ascensión del hombre hacia la luz. Poco antes, del final de este nuevo corredor se halla un nuevo hito: corresponde según las mediciones a octubre del año 4 antes de Cristo…y según los piramidólogos es la fecha autentica del nacimiento de Jesucristo (no hay que olvidar la fecha del 25 de diciembre fue instituida en el siglo III para cristianizar la fecha pagana del nacimiento del Sol, al igual que en España se instauró la fiesta de San José Obrero para «cristianizar» en el l.° de mayo la fecha «pagana» del día del trabajo). A partir de aquí el corredor sigue, ensanchándose hasta formar un dintel que desemboca en la «gran galería». Este dintel corresponde al 7 de abril del año 33, viernes… el día de la crucifixión de Cristo.

La «gran galería» que se abre a continuación representa el gran período de la Humanidad que va desde la muerte de Cristo hasta principios de agosto de 1914 inicio de la Primera Guerra Mundial; marca el desarrollo de la Humanidad desde la ignorancia hasta la gran revolución industrial. Pero a partir de ahí se abre un estrecho y corto pasadizo que da paso a una antecámara y luego, a través de otro pasadizo estrecho y corto, a la “cámara del Rey» o cámara final. El primer pasadizo (estrecho y angosto, es decir, tiempos de tribulación) abarca los años de la Gran Guerra, es decir de 1914 a 1918. A partir de ahí se abre la antecámara, que recibe el nombre de «Tregua del Caos»… una evidente referencia al período de relativa tranquilidad de que gozó el mundo después de la gran tribulación. Pero es un período corto, tan sólo hasta 1928. A partir de este año se abre el segundo pasadizo angosto (la gran crisis económica de 1929, el período de desestabilización que conduciría hasta la Segunda Guerra Mundial), que llega en 1936 a la entrada de la gran cámara final, la «cámara del Rey».

Y aquí se abre el mayor enigma que encierra la profecía de la Gran Pirámide. Hay que tener en cuenta que esta sucesión de fechas corresponde a medidas exactas, todas ellas basadas en la escala del codo sagrado hebreo, por lo que no hay interpretaciones elásticas, sino medidas matemáticamente correctas. Davidson, uno de los piramidólogos que más ha estudiado el asunto de la profecía de la Gran Pirámide, revisó concienzudamente todos los cálculos, llegando a dos sorprendentes conclusiones. La primera de ellas es que la entrada de la gran Cámara del Rey» señalaba inequívocamente el año 1936. La segunda, que el tramo que profetizaba el nacimiento de Cristo era sorprendentemente similar al tramo que desembocaba en este año 1936. Es decir, que vaticinaba un acontecimiento tan trascendental para la Humanidad como el nacimiento del Mesías.

Sin embargo, tan sólo en España tuvo una gran trascendencia ese año de 1936. Para el resto del mundo no tuvo más repercusión que la de vaticinar, como lo vaticinarían otros acontecimientos más significativos en años posteriores, el próximo advenimiento de la Segunda Guerra Mundial. ¿Qué podía significar aquello?

“El resultado, esotéricamente hablando, era obvio. Si el primer corredor vaticinaba el nacimiento de Cristo, y el segundo corredor daba entrada a la gran sala que marcaba el final y la apoteosis de la profecía, esta fecha sólo podía significar una cosa: el nacimiento del Anticristo, tal como está profetizado en las Sagradas Escrituras”.

De todos modos, una vez franqueada la incógnita de esta barrera, la profecía de la Gran Pirámide sigue. La «Cámara del Rey», que es conocida también como la cámara del «Misterio del Gran Oriente y del Juicio de las Naciones» muestra a los piramidólogos una época llena de acontecimientos, desórdenes, crisis de valores… una época, de hecho, muy semejante a la que está atravesando el mundo a partir de la Segunda Guerra Mundial. Davidson llama a esta época de «desorden y desorientación», y la sitúa según las mediciones entre 1936 y 2030. Otros piramidólogos difieren ligeramente en sus interpretaciones, situando el final entre 2001 y 2090. Pero, sea como fuere, la profecía de la Gran Pirámide (que se ha cumplido en más de sus nueve décimas partes) termina con los albores del siglo XXI A un paso de nuestro hoy.

Algunos Detalles Fascinantes

La Gran Pirámide fue construida sobre una base de 22.600 metros cuadrados con un desnivel de menos de dos centímetros. Se utilizaron más de 25 millones de metros cúbicos de bloques de granito en su construcción. Hoy día, los ingenieros no pueden explicarse cómo hicieron los operarios para colocar estos pesados bloques con tanto cuidado, al construir un monumento de cerca de 140 metros de altura. Algunos de los bloques más grandes pesan 80 toneladas.

Originalmente estaba recubierta con una capa pulida de piedra caliza que consistía en 115.000 piedras acabadas por sus seis lados con una precisión de 0,25 milímetros en sus lados perfectamente lisos. Cortados en bordes biselados se unían entre sí formando costuras de menos de 0,5 milímetros de ancho. Luego se cementaban y se pulían con un acabado de alto brillo. Se decía que la pirámide brillaba como si tuviera su propia luz y podía ser vista a cientos de kilómetros a la redonda.

Toda su estructura descansa sobre cuatro cimientos de bloques los cuales se ajustan entre unos recibidores cortados en la roca del subsuelo. Estos bloques están diseñados para compensar los cambios de temperatura. Mantienen la pirámide en cuadro y nivelada todo el tiempo, y de hecho es cuadrada en cada lado. Su lado orientado hacia el norte es más exacto que la orientación de los edificios modernos, de tal manera que cada lado se orienta hacia los cuatro puntos cardinales. Su sombra predica los equinoccios y los solsticios.

“Originalmente iba a tener una pieza de oro que coronaba la estructura, con la forma de la misma pirámide. Nunca se colocó porque los constructores rechazaron la idea. Solamente en una pirámide la piedra que la corona también es la cabeza del ángulo…”

“La Gran Pirámide también fue construida en el centro de la masa terrestre de la tierra. Iguales cantidades de tierra están contenidas en cada uno de los cuadrantes que salen de sus cuatro esquinas. Su altura de 138,4 metros es igual a la altura promedio sobre el nivel del mar de toda la tierra del planeta.

Los lados son cóncavos en su parte inferior. Su curvatura se ajusta a la curvatura de la tierra, de tal manera que si se traza un círculo y se extiende de cualquiera de dos de sus lados adyacentes, sería igual a la circunferencia de la tierra en el ecuador.

Contiene una sola pieza de mobiliario que es una caja del mismo tamaño que el Arca del Pacto, la cual está localizada en la cámara real, un aposento que tiene las mismas dimensiones cúbicas que la fuente de bronce del Templo de Salomón. Esta caja es apenas demasiado grande para caber a través del pasadizo, de tal manera que debe de haber sido colocada allí conforme la pirámide se construía, 1000 años antes de que Dios le diera a Moisés las dimensiones del arca.

Los constructores grabaron en la pared, por adelantado, los datos claves para el equinoccio de invierno del año 2.141 a.C., que ha sido el único día en la historia cuando las estrellas se alinearon con la Gran Pirámide como se describió anteriormente. Quien sea que grabó estos datos antes de que eso sucediera, conocía que eso sucedería y diseñó las longitudes de los diferentes pasadizos para que sirvieran como líneas de tiempo para predecir eventos futuros de importancia. Por ejemplo, la distancia desde el marcador principal al lugar en donde el pronunciado pasadizo de baja altura para la cámara real se cruza con el pasadizo descendente de entrada, predice la fecha cuando la Ley fue dada en el Monte Sinaí. Simboliza la apertura de otro camino para el hombre, esta vez el de una subida dificultosa que lleva de vuelta a Dios. Subiendo a la cámara real, hay otro pasadizo que lleva a la cámara de la reina. La distancia a ese otro pasadizo equivale al año en que Jesús fue crucificado y simboliza el reposo de la dura manera de la Ley, el cual fue pagado en la cruz.

Entonces pareciera que la cámara de la reina representa a la Iglesia. La Gran Galería que queda justo antes de la cámara real, consiste en siete niveles formados con piedras de granito rosadas y pulidas, las cuales representan el Milenio. Y la cámara real representa la eternidad. Los aficionados a la pirámide le ven otras fechas importantes del cristianismo predichas por las longitudes de los pasadizos y cámaras, pero hasta ahora, la fecha de la Segunda Venida los ha esquivado.

– Se levanta en el centro exacto del mundo, en el centro exacto de las masas terrestres. Si se trazan líneas a través de los ejes Norte-Sur y Este-Oeste de la Gran Pirámide, estas líneas dividirán en partes iguales más masas terrestres del mundo. Está a medio camino entre la costa oeste de México y la costa este de China. Entre el cabo norte de Noruega y el cabo de Buena Esperanza en Sudáfrica.

– Está situada exactamente a un kilómetro del paralelo 30, lo que es lo mismo que la tercera parte de la distancia entre el Ecuador y el Polo Norte.

– La distancia hasta el Polo Norte es la misma que hasta el centro del planeta y las sombras marcan exactamente los solsticios y equinoccios.

– Distancia a la Luna: la longitud del pasaje de Jubileo 7 veces 10 x 7 es la distancia a la Luna.

Las marcas brincan el equinoccio: debido al ángulo de los lados de la pirámide contra  la latitud, no lanza ninguna sombra al mediodía durante el equinoccio de verano.

 ¿Quién Construyó la Gran Pirámide?

Se desconoce la identidad del arquitecto, pero son tres los candidatos que se encuentran de primeros en la mayoría de las listas:

  1. Eusebio cita a un historiador egipcio llamado Maneteo quien le atribuye su construcción a los Hicsos, o reyes pastores, que venían de Arabia y conquistaron Egipto sin hacer ninguna batalla, destruyeron sus templos paganos y convirtieron a Egipto al monoteísmo. Después de construir la Gran Pirámide, se fueron a Judea. Job, cuyo libro se encuentra en la Biblia, pudo haber formado parte del grupo. Una generación después, los egipcios regresaron al paganismo.
  2. Algunas otras personas dicen que Enoc construyó la pirámide como un monumento antes del diluvio, igual que la cercana esfinge. Si se miden sus lados, de esquina a esquina, en codos sacros, el total es de 365,242, que es igual al número de días de nuestro año, y es la edad que tenía Enoc cuando fue raptado. (Debido a su naturaleza cóncava, hay tres maneras de medir un lado. Una manera es igual al año solar, como la anterior. La segunda es el año sideral, que es ligeramente más largo en 365,256, y la tercera es igual al año anomalístico de 365,259 días. Los dos últimos se utilizan más comúnmente en astronomía. Si eso no es lo suficiente asombroso para usted, tenga presente que ninguna de estas mediciones se aplicarían sino hasta 1.300 años después, cuando la longitud de la órbita terrestre aumentó en 5,25 días.)

Según la tradición copta, los planos de la Gran Pirámide serian debidos al gran patriarca bíblico Enoch, padre de Matusalén, y la dirección de las obras encargada a uno de sus hijos menores, Sisitros. El faraón Keops le entregó cien mil obreros para efectuar los trabajos, muchos de los cuales murieron durante la construcción.

  1. El más popular es Sem, hijo de Noé. Sem sobrevivió a ocho de las primeras nueve generaciones después del diluvio, y aun sobrevivió a Abraham. Algunas personas creen que Sem era el sacerdote llamado Melquisedec en Génesis 14. (Para más información lea el artículo “De Adán a Abraham” en esta misma sección.)

No importa cuál de estas opciones le atrae más a usted, lo cierto es que el constructor conocía todas las dimensiones de la tierra y tenía un conocimiento de ingeniería, astronomía y matemáticas que hoy día sería impresionante si alguien más los tuviera. Piénselo por un momento. Esta persona conocía el peso y la curvatura de la tierra, la irregularidad de esa curvatura en los polos, la localización y tamaño de cada masa terrestre y su altura sobre el nivel del mar, la temperatura media de la tierra, sus escalas de latitud y de longitud, la dirección exacta del verdadero norte, la localización de las estrellas, y el hecho de que 1.300 años más tarde la órbita de la tierra cambiaría, aumentándose en 5,25 días.

Él conocía cómo hacer que las cosas quedaran absolutamente niveladas, rectas y a escuadra, y también cómo pre cortar y colocar piezas gigantescas de piedra que cuando se ponían en su lugar, coincidían a la perfección, de tal manera que aun hoy día permanecen niveladas y a escuadra. Sabía cómo calcular los coeficientes de expansión y contracción y hacer las correcciones necesarias. Y la lista continúa. Si esta persona no tenía una capacidad sobrenatural, ciertamente fue asistido por Alguien que sí la tiene.

¿Cuál es el Punto?

Igual que el arca de Noé, la esfinge y otros, la Gran Pirámide puede ser la evidencia para una generación aun futura a nosotros. Su obvio diseño sobrenatural y su construcción la hacen un único testimonio a la Gloria de Dios.

Tratar de incluir todas las características de esta Gran Pirámide, sería imposible, pero lo poco que hemos detallado hasta aquì, puede llevarnos a la conclusión (por la evidencia Bíblica) de que este monumento no puede ser otro, sino aquel que està junto a la frontera según Isaías  19:19-20, el cual serviría de señal y testimonio a Jehová.

Algunas versiones de la Biblia traducen el pasaje de Isaías 19:19 de la siguiente manera:

“En aquel tiempo habrá altar para el Señor en medio de la tierra de Egipto, y Pirámide intitulada: Al Señor, junto a su tèrmino.” (Biblia Jubileo 2000)

“En aquel tiempo habrá altar para el Señor en medio de la tierra de Egipto, y Pirámide intitulada: Al Señor, junto a su tèrmino.” (Sagradas Escrituras 1569)

Ante la ausencia de evidencias que comprometan a la Gran Pirámide como objeto u obra de satanás, y por cuanto las evidencias seculares y Bíblicas lo señalan como un monumento para testimonio de Dios y de Su Palabra escrita, sólo podemos concluir que la Gran pirámide es una obra de Dios.

Andrés Ojeda.

.

.

.

.

 

 


Leave your Comment