banner entradas profeta

LA COMISIÓN DEL ÁNGEL

Siendo que William Branham nació profeta y no “se hizo profeta”, desde su niñez las visiones lo visitaron y al no ser una persona religiosa en su infancia ni el ni su familia, estas visiones lo confundieron, en los primeros años de su infancia tuvo una visión donde vio la construcción de un puente que pasaba por encima de río Ohio en Indiana y vio la muerte de 16 hombres que caían del puente, fue y lo contó a su mamá, pero ella creyó que se había quedado dormido. Está visión no tuvo importancia hasta que 22 años después tuvo cumplimiento, ese puente fue el puente municipal de Ohio.

En su Juventud, las visiones continuaron y de vez cuando “Una Voz” le hablaba y le anticipaba acontecimientos. Cuando el era tan solo un joven convertido al Evangelio busco ayuda en los predicadores de su tiempo para encontrar un respuesta a estas visiones (Que el llamaba trances), y los predicadores con los que el hablaba le decían que se apartara de tales cosas (Las visiones) por que eso era del diablo. Así que Branham iba en oración con Dios y le decía: Señor yo te amo y yo no quiero tener que ver nada con Satanás, así que por favor quítame eso. Sin embargo eso continuaba, pero lo que se le hacía desconcertante a Branham es que las visiones no solo tenían cumplimiento, sino que muchas de ellas estaban relacionadas con la sanidad de personas enfermas, así que algo por dentro le inquietaba y pensaba ¿Cómo algo del diablo puede estar contribuyendo a la sanidad de las personas? Hasta que un día no pudo lidiar más con estas experiencias sobrenaturales y decidió internarse en el bosque para profundizar en oración y encontrase con Dios y se dispuso a no regresar a su casa hasta que Dios le diera su libertad, le dijo a su esposa: Ten (Eran 15 dólares), cuida a Billy Paúl (Su hijo) y se despidió. Branham era un aficionado a la caza, así que conocía bien el bosque y conocía una cabaña desocupada muy adentro del bosque, en temporadas de caza le gustaba llegar (El solo) a descansar allí, así que se fue a la cabaña y estuvo en oración, después de horas vio una Luz (Por debajo de la puerta) que se acercaba a la cabaña, era extraño por que era de madrugada, de repente de esa Luz salió un hombre vestido con una túnica blanca (Era un Ángel) el hermano Branham sintió que moría del miedo, pero el Ángel le dijo: No temas, son enviado de la presencia de Dios para explicarte acerca de tus visiones, y en esta entrevista el explica esa experiencia y la comisión que le dio a él.

Si te interesa conocer más profundamente está experiencia de la visita del Ángel y la comisión que recibió en Hno. Branham puedes descargar el testimonio completo en folleto con el título: Como vino a mi el Ángel y su comisión o escuchar el audio aqui.

CAMPAÑA DE SANIDAD Y DISCERNIMIENTO

Una de las “Señales” que acompañaban al Hno. Branham en su ministerio y que vindicaban (Confirmaban) que era un profeta de Dios, era tomar la mano derecha de las personas con su mano izquierda y de esa forma el podía saber y decirles que enfermedad tenían (Sin que el enfermo dijera nada de su enfermedad al respecto). Y la segunda señal que Dios le dió para que las personas le creyesen que Dios lo había comisionado por medio de un Ángel, era una visión que venía sobre el mientras hablaba con las personas por las que iba a orar y esa visión le mostraba los secretos del corazón y la vida de esa persona. Así que en sus campañas evangelísticas cuando pasaban los enfermos a la plataforma para que se orase por ellos, antes de orar, se manifestaban estas dos señales ante la audiencia, y estas permitía dos cosas: Una, que aquellos que dudaban del ministerio de William Branham fueron convencidos por las señales que el hacía (Tal como se le dijo a Moisés cuando fue enviado a liberar a Israel: Si no te creen a la primera señal, te creerán a la segunda). Y en segundo lugar, al ver la audiencia como es que al paciente se le decía: Cual era su nombre, donde vivía, que enfermedad tenía, por que estaba enfermo y los lugares donde había estado, el paciente y la audiencia quedaba convencida de que eso no lo podía conocer un hombre ordinario, tenía que ser Dios usando a ese hombre y el hno. Branham finalizaba la señal diciendo: Dios me ha mostrado en visión que ud, quedará sano.

Paralíticos, cojos, ciegos, mudos, sordos, locos, y de muchas enfermedades eran sanados, miles de registros de sanidad y milagros de estas campañas de sanidad están a nuestro alcance para que como dijo el apóstol Juan: “Para que viendo creamos”. En sus giras evangelísticas el hno. Branham recorrió siete veces el mundo. Este es un video de una campaña en The Chicago, Illinois en Agosto, 1953. Donde podemos ser testigos del Ministerio profético de este siervo de Dios.


One Comment so far:

  1. maria del refugio gama cruz dice:

    Hno lo felicito la pagina es muy buena, tanto la presentación como la información, felicidades

Leave your Comment