imag destacadas termino de la creac

¿Por que Génesis 2:2 no coincide con Éxodo 20:11?

Génesis 2:2 Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.

 Éxodo  20:11 Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.

Para los creyentes en Dios este tipo de pasajes se nos dificulta armonizarlos cuando se lee someramente la Biblia. Para los ateos y enemigos de la Biblia estos pasajes son “evidencia” de las contradicciones (aseguran ellos) que esta plagada la Biblia.

Pero esta aparente contradicción se esfuma rápidamente al considerar las REGLAS ESPIRITUALES DE INTERPRETACIÓN entras las cuales podemos señalar: Tener presente que la revelación Divina vino y se escribió de manera antropomórfica. Esto es… aunque lo que esta escrito es PALABRA DE DIOS el lenguaje que Dios uso para hacernos llegar su revelación fue lenguaje humano, el lenguaje cultural de cada profeta se diluyo con la revelación Divina. En el caso del libro de Génesis, Dios uso el lenguaje de Moisés para revelarnos lo sucedido en el principio. Teniendo esto presente podemos pasar a la explicación de ambos versículos.

Moisés es el autor de ambos libros –Génesis y Éxodo– (así que no pudo contradecirse así mismo), la clave esta en poner cuidado en el verbo que se usa en ambos versículos. En Génesis 2:2 se usa el verbo “acabó” y en el Éxodo 20:11 se usa el verbo “hizo”. Si nos basamos solo en este verbo pareciera que Éxodo 20:11 es mas acorde con el capítulo 1 del Génesis donde se describe detalladamente lo que se hizo durante los 6 días y luego el mismo capítulo 1 de Génesis verso 31 dice que “vio Dios todo lo que había hecho y fue le día sexto”. Pero recuerden que se esta usando un lenguaje humano para describir la revelación.

wPIBVZQGnjNdOhai8NBWz7JFR-Q@800x1073

En el verso 2 de Génesis 2 cuando dice y “acabo Dios en el día séptimo” El día séptimo (igual que todos los otros días) tiene un comienzo y un final. Para entenderlo mejor pensemos primero en los días de nuestra semana de nuestro calendario occidental. El lunes comienza a las 12:01 am. Y termina a las 12:00 pm. y después comienza el martes. Podemos decir que el lunes termina cuando comienza el martes, esta es una realidad que pocos se atreverían a cuestionar en un lenguaje coloquial. Un día termina y simultáneamente otro comienza. En los días bíblicos es lo mismo, aunque ahí se usa la expresión “fue la tarde y la mañana un día” esto significa que los días bíblicos comienzan por la tarde y terminaba por la mañana, (sin embargo esto no afecta nuestra explicación), podemos decir que el fin del primer día es el comienzo del segundo día, el fin del segundo día es el comienzo del tercero y así sucesivamente. Entonces es un hecho que EL FIN DEL SEXTO DÍA ES EL COMIENZO DEL SEPTIMO. Por tanto podemos parafrasear el versículo 2 del capítulo 2 de Génesis de la siguiente manera:

Y acabó Dios en el (PRINCIPIO DEL) día séptimo (que es el final del día sexto) la obra que hizo; y reposó el día séptimo.

Si se da cuenta no hay ninguna conflicto entre estos versículos, solo es una manera diferente de decir lo mismo.

 

Pregunta hecha por: Jesús José Villarreal Guevara

Víctor Manuel Banda. Apologísta.

 

 

 

 

 

 

 

donar


Leave your Comment