limpiemonos-del-pecado-en-nuestra

Existen muchos y variados términos empleados en las Escrituras hebreas para denominar la palabra que traducimos en español como “PECADO”. Los estudiosos del hebreo han encontrado nada menos que veinte. Esto nos muestra la amplia gama de significados y aspectos que enriquecen dicha noción. También en nuestra lengua contamos con no pocas palabras, con sus sinónimos, aunque el mundo secular les ha dado otros significados: crimen, delito, injusticia, maldad, pecado transgresión, etc.

LA-MALDAD-640x340

 

Aunque podríamos decir que “pecado” en su motivación podría significar “incredulidad”, o todo aquello que ponga en entredicho la Palabra expresada de Dios (cf. “con que Dios os ha dicho…”-Gén. 3:1b- ), lo cierto es que dado lo variado de su terminología se desprende que los israelitas tenían muchas más matizaciones para expresar el concepto de pecado que lo que la teología occidental ha pretendido enseñarnos. No entenderemos bien este tema si olvidamos esta diversidad. Vamos pues ha examinar los términos más importantes, en su contexto, dentro de las unidades literarias en las que aparecen. Estos son los términos o vocablos más comunes:

HET    PESHA    AVON    SHAGA (SHEGIA). La palabra griega “Hamartia” es el término más habitual en las Escrituras cristiano-judías o Nuevo Testamento. Corresponde al hebreo “Hatá”, ya que su primera acepción como verbo es “fallar”.

“HET”.- Aparece unas 459 veces en el Antiguo DianaTestamento. Sus raíces son “h” y “t”(“he” y “tav”).Su forma verbal es “Hatá”.Su significado original tiene el sentido de “perder algo”, “fallar en el blanco”,como el grito del arquero al comprobar que su flecha no alcanzó el blanco.¿Quién es el que peca?: “el que falla en hallarme”(ver Prov. 8:35,36).Por ello quien corre demasiado a prisa, cae, y como consecuencia, no logra la meta que buscaba : “…Y aquél que se apresura con los pies, peca”(Prov.19:2). Ahora, al pasar las generaciones, este término llegó a significar “un fallo o fracaso en las relaciones mutuas”. Por tanto, su significado está mucho más cerca de “ofensa” u “ofender”, en lugar de “pecar” en su sentido más estricto. Debemos tener en cuenta algo fundamental, y es la noción de pecado en relación a la Alianza o Pacto (heb.”Berit”). Para el hebreo existe un  orden establecido, un acuerdo que tiene sus cláusulas, ordenanzas y prescripciones: el que las cumple es declarado “ZADIK”, justo, mientras el que no actúa en consecuencia con lo estipulado,”traspasando el Pacto”, ofende a la otra parte, es decir,”peca”; así, el hombre llega a la meta equivocada. No logra alcanzar la meta establecida por Dios y fracasa por su propia culpa o desobediencia.

El fallo en cumplir los deberes personales puede concernir a las relaciones entre los hombres o a las relaciones entre Dios y los hombres (ver I Samuel 2:25). Ahora, algo interesante y digno de tener en cuenta, y que nos enseñan los eruditos del hebreo, es el hecho que esta raíz “HT” siempre denota ACCION. No hay abstracciones en la mentalidad de los escritores del Texto bíblico. Este pecado no es contemplado como una descalificación permanente. Todo fallo es concreto y específico al que se acompañan las consecuencias correspondientes. Es el fallo que produce ofensa de las normas reguladoras de las relaciones que rigen entre Dios y los hombres, así como entre los propios hombres, ya sea en el plano individual como en el colectivo. Este término traducido como “pecado” en nuestras Biblias es el que hallamos en los relatos de los profetas como males sociales. Pero ya no solo es referido a los males morales y sociales, sino que también alcanza a las obligaciones CÚLTICAS. Podemos afirmar que este término siempre parece indicar una acción en sentido contrario a los mandamientos de la Ley divina. Todo aquello que comprenda las infracciones voluntarias de las prescripciones legales.

cadenas-rotas“PESHA” .- Son 136 veces que esta raíz aparece en la Escrituras Hebreas. Primordialmente significa “ruptura”.Se usa habitualmente para designar la ruptura de un contrato, anulándolo a causa de la ++parte que lo rompe o invalida. Por extensión o analogía significa todo aquello que DEBILITA o DISUELVE A LA COMUNIDAD, rompiendo la relación pacífica entre las dos partes. Este vocablo es el más usado habitualmente para expresar el comportamiento pecaminoso del hombre para con Dios. Es “apartarse” o “rebelarse”(ver I Reyes 12:19,y II Reyes 8:20). Israel se ha rebelado contra el Señor, y no le da la obediencia y la honra (Isa.1:2).”Pesha” lo vemos en Oseas 8:1, en donde se anuncia el juicio de Dios en base al “pecado”(“rebelión”) contra la Ley del Señor. ¿Cuál es pues la idea de este Término? : Es la del pecado como REBELION CONSCIENTE contra Dios. Lo que se trata de señalar es el TRASFONDO más profundo de donde provienen los actos propiamente dichos. Es la rebelión por desobediencia, que proviene del orgullo y la autoestimación. Es el pecado dirigido contra Dios, directamente ( Lc.19:14).

“AVON” .- Este es el tercero de los principaleshombre-pensando términos para denotar el concepto de el pecado. Su forma verbal es AVAH. Aparece unas 17 veces, y tiene el significado de “aquello que no es recto, sino retorcido” (cf.Lam.3:9). En su forma substantiva (Avon), aparece en 227 textos, en los cuales siempre denota lo retorcido. Este vocablo va más lejos que “hatá”, mostrando al transgresor como una persona que incumple los “mitsvot” o mandamientos por la maldad de su corazón. De esa manera el término está considerando no solo el hecho, sino la voluntad e intencionalidad del acto pecaminoso. Osea, que por error se puede cometer HATA´ pero no AVON, ya que éste supone malas intenciones. Por ello en 159 textos, AVON se traduce mucho mejor por “culpa” que por “pecado”.

“SHAGA”.- (sustantivo “shegiáh”) .- En su forma verbal significa “errar” “equivocarse”.Su uso es aplicado a todo tipo de transgresiones NO INTENCIONALES, incluyendo aquellas cometidas por ignorancia. Todo ello abarca a las acciones u omisiones que si uno hubiera sabido que eran pecaminosas, no las hubiera realizado. Este vocablo lo encontramos por ejemplo, en las normativas relativas “al vengador de sangre” que hallamos en el libro de Números 35:15,22.Este pecado es el que hizo, según su propio juicio, el rey Saúl (I Sam. 26: 21).

scegliere

Hasta aquí este breve estudio bíblico que es, o pretende serlo, una reflexión acerca del concepto de pecado desde un prisma hebreo, lejos del patrón greco-latino que tanto ha proliferado en la Cristiandad ya desde los primeros siglos de la Era Común. Si estamos llamados a juzgar al mundo (Iª Cor.6:1-2), debemos entonces asimilar los conceptos que el Señor nos da en el Libro santo para “juzgar con justo juicio”,en palabras del propio Cristo nuestro Señor y Salvador. En próximos artículos iré desarrollando este apasionante tema pero ya en relación al Pacto, y al arrepentimiento, al complejo de culpa, a la confesión y al perdón. Eso será, como siempre, con el favor de Dios.

 

 

Evangelista Enrique López

 

 

 

 

 

donar


Leave your Comment