47% está de acuerdo en que “ el mundo sería un lugar

más pacífico si nadie fuera religioso”

Casi la mitad de los adultos británicos (47%) está de acuerdo en que “ el mundo sería un lugar más pacífico si nadie fuera religioso”, y el 70% está de acuerdo en que “ la mayoría de las guerras en la historia mundial han sido causadas por religiones”.

Sin embargo, más de 4 de cada 5 (81%) adultos británicos creen que son los extremistas religiosos, no las religiones, las culpables de la violencia, según una nueva encuesta de ComRes y el think Thaos, con solo 12 por desacuerdo. Del mismo modo, el 61% piensa que “ las enseñanzas de las religiones son esencialmente pacificas”.

La encuesta marca la publicación de un nuevo informe de Theos titulado Killing in the Name of God: Addressing Religiously Inspired Viooence – Matar en el nombre de Dios: Abordando la violencia inspirada en la religión -, escrito por la ética cristiana del profesor Robin Gill.

El informe explora el aparente aumento de la violencia religiosa en la última generación, así como la cobertura de los medios de comunicación sobre ella.

Gill muestra que ha habido una gran confusión en la forma en que los nuevos ateos, como Richard Dawkins y Cristopher Hitchens, hablaron sobre religión y violencia.

Sin embargo, Gill también argumenta que hay pasajes en textos religiosos que, manejados mal, pueden prestarse a una interpretación violenta. Matar en el nombre de Dios muestra como musulmanes, judíos y cristianos pueden y deben leer los de una manera que construya la paz en lugar de la violencia.

En una serie de blogs que acompaña el informe, el profesor Ian Linden, profesor asociado en el estudio de la religión en SOAS, argumenta que aunque el extremismo religioso capta los titulares, la violencia secular, a través de ideologías nacionalistas autoritarias y extremas, en realidad en realidad es mucho más peligrosa.

El director de investigación de Theos Mick Spencer, que escribió un protocolo para el informe, dijo: “Muchas personas asocian fuertemente la religión y la violencia, aunque aún más piensan que la enseñanza religiosa es esencialmente pacífica y que la violencia religiosa recae en los extremistas, no en la religión misma.

“Esta es una imagen confusa, pero aún representa un verdadero desafío para todas las personas religiosas para denunciar todas las formas de violencia religiosa y para manejar sus textos sagrados con cuidado.

‘El informe de Robin Gill proporciona recursos valiosos para hacer justamente eso’

Tomada de: NoticiasCristianas.com 

.

.

.

.

.

.

.


Leave your Comment