Los cristianos fueron llevados a campos de reeducación, donde se les enseña a ser leales a la ideología comunista.

Más de 100 cristianos fueron enviados a campos de “reeducación” en la región de Uyghur del noroeste de China, en los últimos meses. La información es de World Watch Monitor. En estos campos, también conocidos como “centro de estudio” o “centros de transformación mental”, se enseñan a ser leales a la ideología comunista.

La mayoría de los cristianos que fueron detenidos vivían en un lugar donde hay muchos miembros de la étnica Uyghur, que a su vez son de formación musulmana.

En los últimos años, los habitantes de esa localidad fueron los principales objetivos de la campaña antiterrorista del gobierno, con el fin de reprimir a grupos que se ajustan a otras ideas que nos fueran de la línea comunista.

millones-de-musulmanes-conv-750x300

Aquellos que se convirtieron al cristianismo también fueron atrapados en la reprensión. Una fuente dijo al World Watch Monitos que los miembros de su iglesia fueron enviados a uno de esos campos sin saber cuándo regresarían. Algunos permanecieron allí por meses, otros por medio año otros incluso más, dijo la fuente. Las familias cristianas fueron separadas, pues los padres eran llevados a la “reeducación”.

Una mujer, casada con un líder de una comunidad con muchos cristianos de origen musulmán, dijo que World Warch Monitor: “No sé dónde está mi marido ahora, pero creo que Dios todavía lo usa en las cárceles o en los campos. A veces me preocupa que no tenga ropa suficiente para calentarse en la prisión”, subraya.

“Tengo miedo de que eso también afecte a mis hijos”, dijo otra mujer cuyo marido fue llevado a la reeducación y que ahora presta apoyo a otras mujeres en su situación. “El profesor de la escuela está ayudando a mis hijos después de que las autoridades dijeron a la escuela sobre mi marido”, agregó.

Área más controlada del mundo

Xinjuang es hora el área más intensamente vigilada en el mundo, según un informe del Wall Steet Journal. “Hay vehículos blindados en la calle, estaciones de policía en todos los rincones y toneladas de cámaras de vigilancia”, indicó.

Los cristianos sufren una fuerte represión por discrepar de las de las autoridades. Por eso, muchos son arrestados o acaban siendo enviados forzosamente a los campos de “reeducación”.

Tomada de NoticiasCristianas.com 

.

.

.

.

.

.

.

donar-e1463418267873


Leave your Comment