EL MODELO ESPIRITUAL

Si tomamos como referencia a las Comunidades creyentes de Jerusalén y de Antioquía, modelos de los creyentes tanto provenientes de los judíos como de la gentilidad, observamos que se regían por Ancianos (cf. Hch.11:30; 13:1-2; 14:23; 15:2,4,6,22,23).
f032ebf4-20be-491e-968d-c6b81c7a849dimage15En el caso de la Comunidad en Antioquía se nos da el dato de cinco varones que gobernaban y presidían  la iglesia del Señor. Y lo hacían con dones y oficios como “profetas y maestros” (Hch.13:1; ver Ef.4:11). De esta forma vemos que ellos funcionaban como un “presbiterio”. De esta Comunidad salieron misioneros que fundaron asambleas de creyentes, constituyendo “Ancianos en cada iglesia” (Hch.14:23). Estos misioneros tomaron el modelo de Antioquía, así como de la Comunidad madre en Jerusalén : Esto sería una constante en LA OBRA MISIONERA DEL PRIMER SIGLO. Por tanto, se evidencia que la visión de los Apóstoles era predicar el Evangelio y FUNDAMENTAR IGLESIAS , NO QUEDÁNDOSE A PASTOREAR EN ELLAS, sino estableciendo ANCIANOS en las iglesias para su buena marcha en el Reino de DIOS.
   
Tenemos que entender bien el concepto  que “Anciano” y  “Obispo” (gr.”Prebíteros” y “Episcópou”) se usan a veces de forma indistinta en el N.T. (cf.Hch. 20:17,28; Tito 1:5-7). El término Obispo (pastor o supervisor) define el OFICIO o FUNCIÓN; mientras que el término Anciano se refiere a la persona misma que ejerce tal función y dignidad.
   
Entre sus funciones están: Gobernar, instruir, pastorear o apacentar (cf.1Tm. 5:17; 1Pe. 5:2-3). Pero esta labor pastoral era COLEGIADA, y basados en la enseñanza Apostólica, ellos predicaban y enseñaban (1Tm. 5:17), y guiaban a la grey a través de su trabajo pastoral : guiando, ministrando, aconsejando, etc. Esta era la tarea principal de los Ancianos (ver Hch. 20:8; 1Pe.5:2). Generalmente, Dios levantaba de entre los hermanos de una Comunidad a varones con la vocación santa de pastorear al Rebaño.
   
Pero NUNCA, no existen registros, los Apóstoles/Misioneros dejaron alguna asamblea de creyentes a cargo de un solo pastor.(ver de nuevo Hch.14:23; Tito 1:5; Fip. 1:1). A este respecto, es interesante y digno de considerar la afirmación que Scofield hace en la conocida “Biblia comentada de Scofield”(en la pg.1240.nota sobre Tito 1:5 ) : ” En lasa iglesias locales de los tiempos Apostólicos había siempre más de un Anciano (Pastor). No hay ejemplos de un solo Anciano(Pastor) en una iglesia local”.
   

MODELO Y LABORES  

B3-jh4uIYAIySF4
El modelo paulino es considerados por muchos siervos de Dios – entre ellos el rev. William Branham – como el modelo ideal para la buena marcha de una Comunidad Cristiana. Y es que el modelo del Apóstol de las gentes siempre era el mismo: Evangelizaba, confirmaba la Fe de los creyentes, ordenaba (ponía en orden) la comunidad local, y en particular constituía un “Colegio” o Consejo de Presbíteros (cf. 1Tm. 4:14; Flp. 1:1; com. Hch. 14:23: Tito 1:5). Podemos decir que a este <Consejo de Ancianos> le correspondían al menos 4 TAREAS : 1) ADMINISTRAR los asuntos internos de la Comunidad(Hch.15:30). 2) CONTROLAR O GUARDAR la doctrina (Hch.15:2-4). 3) ORAR y transmitir la gracia Divina (Stgo. 5: 14-15). 4) APACENTAR el rebaño de Dios (Hch. 20:28; 1Pe. 5:1-3). 
   
Que las iglesias locales eran gobernadas por un grupo de hombres (más los diáconos), es reconocido por la mayoría de los historiadores católicos, como lo podemos comprobar por ejemplo, en la versión ´Biblia Nueva Alianza´. pg.303, nota sobre Hch. 14:23 : “El modo en los tiempos Apostólicos de gobernar una iglesia local era “Colegiado”, es decir, un conjunto de Presbíteros (Ancianos u Obispos). Nunca uno sólo.
 
 Así fue en el libro de Los Hechos”. Dicho de otra forma : “Las Escrituras muestran que hay varios Ancianos en cada iglesia” (W.M.Branham). Fue nuestro amado hermano y profeta para los gentiles quien también dijo que “el sentido común le diría a uno que que el Libro de los Hechos es la Iglesia en acción; y así bautizaban (en el Nombre o Autoridad de Jesucristo) … como ellos lo hicieron así se debe hacer” (Las Siete Edades, pg.17(72). De la misma manera, si los Apóstoles establecieron y confirmaron asambleas de la manera que lo hicieron, ASÍ ES.
   
Por otro lado, la experiencia nos muestra que cuando la Administración/Gobierno de toda una iglesia local recae sobre un solo hombre (por muy inteligente y dotado que sea), es fácil que se envanezca, sobre estimándose a sí mismo de forma desmedida y suprimiendo a otros hermanos; y esto se conoce como “síndrome diotrefénico” o simplemente “diotrefitis” (3 Jn. 9-10).
   
El Señor de la Iglesia ha establecido, ha ordenado, que varios Ancianos juntamente compartan el trabajo de la iglesia local, a fin de que no pueda una sola persona manejar los asuntos a su propio placer, tratando a la iglesia como su propiedad especial y particular (como si fuera “su esposa”), pues de esa manera dejará impresa su personalidad sobre toda la vida y obra de la iglesia. Mientras, el Consejo de Ancianos hace que ellos mismos tengan que depender UNOS DE OTROS Y SOMETERSE EL UNO AL OTRO (Ef. 5:21).
   
Ninguno de  ellos podrá ocupar el lugar de la Cabeza (Cristo), pero se tendrán unos a otros como Miembros Compañeros. Esto guardará a la iglesia del Absolutismo y el Gobierno humano. ¿Qué hacer cuando hayan diferencias?, seguir la humildad de Cristo, y estudiar, orar y buscar la voluntad de Dios. 
   
Fue el devenir del “cabalgar” del 1º Caballo blanco (engañando) que trajo la aparición – profetizada por Pablo – de los <lobos rapaces> (cf,Ch.20:29-30; “La revelación de Jesucristo”,pg.171(69); “Las siete Edades”,pg.94(122). La Historia de la Iglesia nos muestra cómo ya por el siglo II, el movimiento interno del Nicolaismo (político-religioso) irá cambiando, sutilmente al comienzo, el sistema Divino COLEGIADO por el sistema EPISCOPAL – UNIPERSONAL. Se consumó entonces, además de una gran desgracia, una gran traición al modelo apostólico, y al proyecto de Jesús.
   

EL CONSEJO Y LA INSTRUCCIÓN EN EFESO (Hch. 2:28-30)

paulEl sabio consejo de Pablo – citado en el anterior Texto – fue des oído con el transcurrir de la generación posterior al gran Apóstol de los gentiles. Entrarían “los señores del rebaño”. Como hemos dicho, el nicolaismo puso fin a la Pluralidad de Ancianos, instaurando el sistema Episcopal: Un hombre como cabeza de la Grey.
   
Recordemos que los términos “Anciano” y ” Obispo” en el Nuevo Testamento son intercambiables; pero con el tiempo, se enfatizó una diferencia en la palabra “Obispo”, empleándose para designar al responsable de una iglesia local. Hombres de la talla espiritual de Policarpo( discípulo de Juán apóstol), y mucho más, Ignacio de Antioquía, fueron envueltos en una trampa mortal : Ellos dejaron de ser Ancianos locales  para ejercer dominio sobre iglesias en la Región donde habitaban.   
     
Luego pusieron un solo hombre sobre la iglesia local, anulando al Presbiterio o Grupo de Ancianos; a éstos los redujeron a simples Diáconos, o en su caso, como “ancianos”, pero, claro está, bajo una Cabeza local (un pastor principal). ¡Exactamente como hoy!
   
A juicio del hno. Branham, “no se quedaron con las Epístolas de Pablo”, adoptando un sistema que llevaba a ambiciones personales y que de ninguna manera se ajustaba a las Escrituras y a la historia de las primeras Comunidades Cristianas, tanto de origen judío primero, como de las origen gentil después. Gracias al sistema nicolaita surgieron más y más ministros con mentalidad política y ansiosos de poder.
   
La pregunta es obvia : ¿Por qué entonces funcionar en nuestras asambleas y tabernáculos con un sistema Episcopal que es esencialmente anti – Palabra, anti-Cristo?. “Fue en la Edad de Esmirna donde vimos el comienzo de hombres en el ministerio tomando dirección (dominio), y eso sin razón, sobre sus hermanos colaboradores (obispos sobre ancianos, etc.) … ” (Las 7 Edades de la Iglesia, pg.320-110- ). A manera semejante de como lo expresó Jerónimo, el hno. Branham describe que “el ´Clero´ fue separándose del ´laico´ de forma PROGRESIVA … “. Por tanto, la verdad Bíblica era y sigue siendo “la Pluralidad de Ancianos” (pastores de manadas locales).
   
Esta nefasta involución llegó hasta la Época de la Reforma. Fue entonces cuando comenzó una restauración y evolución hacia la búsqueda de un Evangelio más puro, y hacia unas formas más apostólicas. El proceso anti apostólico que creó el nicolaismo, no fue anulado por la Reforma Protestante, sino que ha ido arrastrándose en diversas formas, camuflándose de formas camaleónicas como si de un cáncer mortal se tratase. Esto fue lo “que la Reforma nunca purgó”(W.M.B.).
   
Hoy en día, a pesar de que se trata de dar crédito a Efesios 4:11-12 en nuestras asambleas y tabernáculos “del mensaje”, en realidad lo que se observa es que esta pretendida apertura al “quíntuple ministerio” (apertura fundamental para la plena restauración profética) está, siempre, bajo un Pastor-Cabeza, que en algunos casos llegan a nombrarse con títulos, ya sean inducidos o conducentes, como : “Cabeza”, “esposo”, “sacerdote”, “ángel”, “absoluto”, “boca de Dios”, “rey”, “el es Dios para su gente”. “pequeño Mesías”, “el trono” -de donde sale la Palabra-, etc.
   
No estoy generalizando, pero el sistema “Episcopal-Monárquico”, aunque halla sinceridad y humildad, involucra siempre lo que el rev. Branham expresó : “Aquellos que demandaron ser servidos, que oprimieron, que siempre tuvieron como meta estar a la cabeza de todos , todos ellos han terminado en vergüenza …”(Las 7 Edades,pg.225 -42- ). 

No te pierdas la 3ra Parte y ultima de este Articulo titulado: LA EVOLUCIÓN AL ORIGINAL APOSTÓLICO DE “LA PLURALIDAD DE ANCIANOS” DE WILLIAM M. BRANHAM

 

Escrito por el evangelista Enrique Lopez

.
.
.
.
.
.
.
donar-e1463418267873

Leave your Comment