TERCERA PARTE.

3ra Parte

El título “Señor”, en Hebreo Javah, Jehová, o Yaveh, (el que existe en Sí mismo) denota la idea de “llegar a ser”, y expresa su Ser esencial. Por lo tanto, Elohim, lejos de indicar a tres personas dentro de la Deidad, más bien indica al Ser Todopoderoso y Auto-existente”.

“El Dios Ekjad” lo es en el sentido de “Único” o “Sólo”, y no en el sentido de “unidos”, o “juntados”.

prod_4730_561168849-650x650Pero ¿Por qué se empeñan los trinitarios en enseñar una pluralidad de personas en Dios?

Los mismos Trinitarios no pueden explicar con absoluta seguridad este fenómeno al que llaman: “Trinidad”

Estos dicen:

“Dios es uno solo, y Dios es tres. Puesto que en la creación no hay nada comparable a esto, no podemos entenderlo, sino aceptarlo.”

“Sabemos que es un misterio muy profundo, uno que jamás podríamos entender”

En el Diccionario de conocimiento religioso [A Dictionary of Religious Knowledge] se dice:

“Los Trinitarios no concuerdan entre sí sobre precisamente en qué consiste la doctrina [trinidad], o más bien, en precisamente cómo explicarla”.

La Enciclopedia Católica [ The Catholic Encyclopedia] comenta:

“No hay hasta ahora en las Escrituras ningún término que por sí solo denote juntas a las Tres Divinas Personas”.

Ahora, ¿de dónde pues aparece la doctrina de la Trinidad?

La Trinidad fue definida en términos más completos en el Credo de Atanasio.

Atanasio era un clérigo que había apoyado a Constantino en Nicea. El credo que lleva su nombre, declara.

“Adoramos a un solo Dios en Trinidad. El Padre es Dios, el Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios; y sin embargo no hay tres dioses sino un solo Dios”.

Con esta definición de la Trinidad concuerdan casi todas las denominaciones trinitarias.

Pero, ¿cómo es esto? ¿Cómo podría cada uno de ellos ser Dios y ser distintas personas cada una, y sin embargo no ser Tres dioses? Esta explicación ni siquiera es lógica.

Pero en realidad, aunque la trinidad fue establecida en Nicea Roma, esto es de origen pagano.

Por todo el mundo antiguo, desde los tiempos de Babilonia, la adoración de dioses agrupados en tres, era algo común. Esta realidad, no sólo era en Babilonia sino también lo fue en Egipto, Grecia y Roma en los siglos antes, durante y después de Cristo. Y tras la muerte de los apóstoles, esta creencia pagana invadió el cristianismo tres siglos después.

Esta Trinidad era conocida en Egipto como: la Triada de Horus, Osiris, e Isis.

En Babilonia era conocida como: la Triada de Istar, Sin, y Shamash.

En lugares como Francia, Noruega, India, Kampuchea, Alemania, Italia, estas triadas Mumbai Elephanta Trimurti-455de dioses eran representados por tres rostros unidos entre sí.

Lastimosamente, estas Triadas de dioses paganos, en vez de ser destruidas por el cristianismo, más bien fue adoptada por ella tras el engaño de satanás, y camuflándose de cristianismo simplemente cambió los nombres de estos dioses paganos por nombres religiosos, pues teniendo que justificarse la roma pagana ante los primeros padres de la Iglesia, dividieron al Único Dios, en tres personas, para así seguir adorando a una Triada de sus dioses antiguos.

En todas estas cosas vemos, que Dios no está dividido en tres, o en dos, sino que Èl habita sòlo en Su Deidad.

Tal vez parezca atrevido de mi parte al decir que con Dios no estaban dos seres diciendo “Hagamos”, cuando aparentemente asì suena para muchos al leerlo literalmente en la Biblia, 8pero como ya vimos, sòlo era el plural mayestático, y esto, no era màs que la acción de Dios en la creación, era Dios mismo revelándose o manifestándose en otra forma, es decir en forma de Hijo.

Entonces, cuando Dios dijo: “hagamos” ¿debemos entender con eso que Èl estaba hablándole a otra persona? Aunque asì pudiera sonarnos, en realidad no es como nos suena.

Recordemos un ejemplo claro y sencillo de esto en la Biblia. Cuando nuestro Señor Jesucristo dijo: “El Padre os enviará otro consolador”, nos suena como que el Consolador sería otra persona, otro Ser aparte del Señor Jesucristo. Sin embargo màs adelante cuando el Padre envía al Consolador, nos damos cuenta que ese Consolador era el mismo Señor Jesucristo pero en otra forma, es decir, en forma del Espíritu Santo.

También recordemos que en la Biblia dice.

Zacarías 3.2 “Y dijo Jehová a Satanàs: Jehová te reprenda, Oh Satanàs; Jehová que ha escogido a Jerusalén te reprenda…”

Claramente era Jehová refiriéndose a Sí mismo, hablando de Sí mismo.

Entonces, alguien dirá: ¿còmo podía ser la manifestación de Dios mismo si claramente la Biblia dice que Dios hablaba a otro diciendo: hagamos?

Para entender esto, veamos nuevamente lo que significa hablar.

Hablar:

[dabar] palabra (como de lo que se habla) designio, discurso, hablar, hecho, mandamiento, orden, pensamiento, sabiduría, precepto, promesa, palabra, mensaje, cosa, suceso, causa.

El nombre se refiere primero dabar a lo dicho, a la «palabra» o enunciado en sí, a diferencia de “emer” que es en esencia el acto de comunicar oralmente, de «hablar».

Es la palabra que contiene un pensamiento, da a conocer una cosa, de modo que captar la palabra es captar el pensamiento. [Diccionario W.E. Vine]

Recordemos que la «Palabra» de Dios indica sus pensamientos y voluntad, y es Su Sabiduría.

Hablar es: “Emitir, o Exhalar Palabra” Y Dios estaba exhalándose a Sí mismo; Él era esa Palabra (El Logos que salió) el cual estaba siendo emitido por Dios. Su Palabra manifestándose y creando. Dios manifestándose y expresándose.

“Hablar con alguien”, o “a otro ser”, simplemente indicaba manifestarse a Si mismo de otra forma, trayendo a cumplimiento esas palabras en esa nueva forma o manifestación. Era Dios en Morphe.

El Verbo que estaba con Dios, era la Acción de Dios en la creación, Su orden dador de vida por medio del cual todas las cosas vinieron a existir. (Salmos 33:6-12).

Solo Dios estaba creando pero ya en su forma de Verbo, o sea, en forma del Logos que salió; a esa manifestación de Dios se lo llamó el “Hijo”, no porque Dios haya creado a otro Ser, sino que fue Él mismo en forma de Hijo, es decir, una manifestación visible de Dios. Una manifestación de Dios Padre en forma de Hijo. (Más adelante veremos el significado de la Palabra Hijo en el sentido Bíblico)

Volviendo al punto b-) “El Verbo era CON Dios”.

BibliaEstudioEsta palabra “CON”, es usado de diferentes maneras, pero aquí en Juan 1:1 es una preposición tomado de la raíz griega que denota “movimiento hacia, o direcciòn” o “Apuntando hacia”, y no precisamente en el sentido de estar “junto a” o “cercano a”

Todo esto no es más que simplemente remachar el hecho de que este Verbo era Eterno, y era Dios, “El Padre” mismo; pues si era “con Dios” en el sentido de estar “junto a Dios”, y siendo que Dios no tiene principio ni fin ¿En qué momento No era con Dios?

Entonces, si el Verbo (la Palabra) el cual significa el pensamiento expresado de Dios, “era con Dios” y siendo Dios Eterno, entonces el Verbo era Eterno, al menos que alguien pudiera separar a Dios de Su propio Pensamiento.

Por lo tanto, la expresión “Con” en San Juan 1;1 no es en el sentido de “Junto a” o “Cercano a” sino en el sentido de: “Movimiento hacia” o “direcciòn” o “Apuntando hacia.” Era Dios Padre apuntado a ser “Hijo” una manifestación de Su propio Ser, creando las cosas estando en otra forma.

En Juan 1.1, nadie màs estuvo junto a Dios en la creación de todas las cosas, sino que el Verbo era una parte íntegra de Dios mismo.

Pongamos un ejemplo de esto para entender mejor lo que Juan expresó al decir: “Con Dios”

Pongamos de ejemplo a la Luz.

Según los científicos, la Luz está compuesta por radiación electromagnética, es decir, que la radiación electromagnética forma la luz que conocemos. Ahora, cambiemos las palabras de Juan y coloquemos nuestro ejemplo de la luz.

“En el principio era la radiación electromagnética, y la radiación electromagnética estaba con la luz, y la radiación electromagnética era la Luz.”

¿Quién pudiera decir que la radiación electromagnética fuera algo distinto a la luz? La radiación electromagnética es la luz misma; y al decir que la luz estaba con la radiación electromagnética no se estaría diciendo que esa radiación fuera algo al lado de la luz y diferente de la luz, sino que la radiación electromagnética es la composición de la luz misma.

Juan, no estaba usando sus palabras para confundirnos, o complicarnos. Por esto, al entender que el Verbo era otra persona diferente de Dios, por cuanto se dice que estaba “Con Dios”, no es más que mal interpretar la Escritura. ¿Qué sentido tendría si alguien dijera:

“En el principio era Marcos, y Marcos era CON Pedro, y Marcos era Pedro.”?

¿Cómo pudiera Marcos, estar junto a Pedro y a la vez ser Pedro mismo? Alguien junto a otro no puede ser ese otro; por lo tanto, Juan no pudiera haber dicho: “el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”, al menos que lo que Juan estaba diciendo, era, que El Verbo era una parte misma de Dios, y que por eso era Dios.

9No había nada, solamente Dios. Nadie estaba con Dios. Este Verbo era la manifestación o expresión de ese Ser Eterno (Elohim, El Auto-existente) que al ser expresado fue la Palabra Creadora.

Como si tuviéramos la semilla de una planta de Lapacho. Una semilla de Lapacho o de cualquier planta, lleva la vida por dentro, y la manifestación y la forma que tomará esta semilla al brotar, está por dentro de la propia semilla (la vida estaba con el Padre y se nos manifestó) Cuando ésta semilla llega a brotar (El Verbo fue hecho Carne), entonces literalmente se convierte en una planta (Jesús) con sus características y colores, pero ¿quién podría decir que esta planta (Jesús, el Árbol de La Vida) es algo aparte a la semilla (Al Logos) por cuanto obtuvo una forma diferente a la semilla que primeramente fue enterrada?

Así como una semilla de lapacho llega a expresarse en una hermosa planta, y la expresión de lo que será esta planta ya estaba dentro de la propia semilla, así también Dios, siendo Espíritu llegó a expresarse en la forma del “Logos” o “Verbo” (Salí de Dios, otra vez vuelvo a Dios)

A partir de esa manifestación de Dios en forma de “Logos”, “Verbo”, o “Palabra”, fue que las cosas comenzaron a ser creadas por la Palabra de Dios y comenzó el principio de todas las cosas. ¡Dios y Su Palabra son Uno! Este Logos o Verbo, ya estaba con Dios (la expresión por dentro) (así como el pensamiento de un hombre ya está en el hombre, y el hombre y su pensamiento son uno), así el Verbo fue expresado al salir de Dios.

Por cuanto el Verbo es antes de todas las cosas creadas visibles e invisibles, y es el causante directo de todas las cosas que existen, podemos decir con certeza que el Verbo no fue creado, sino que es el Creador Eterno, Jehová, Dios el Padre manifestado. Por esto Juan declaró a continuación lo siguiente:

c-) “Y el Verbo era Dios”

Esta es una declaración que Juan nos da como resultado de todo lo que nos mencionóProbably_Valentin_de_Boulogne_-_Saint_Paul_Writing_His_Epistles_-_Google_Art_Project1-1080x675 anteriormente, de la existencia Eterna del Verbo antes de todas las cosas y de Su poder Creador, lo cual sólo son atributos que pertenecen únicamente a Dios; y aquí, Juan nos dice directamente (como para que no tengamos duda) que este Verbo por el cual fueron hechas todas las cosas, y que era anterior a todas las cosas: “era Dios”. Esta declaración directa de Juan corre perfectamente con el resto de toda la Escritura que declara que Sólo Dios es Eterno y que sólo Dios es Creador, por lo tanto, este Verbo era el Padre mismo, el Creador de todas las cosas.

Desde la eternidad hemos estado viendo a Dios expresarse a Sí mismo en una Teofanía, en una forma visible a quien se lo llamó “El Verbo” o “Logos” el cual no era otro sino Èl mismo. Pero este Dios creador, no solo se manifestó en forma de Verbo al salir de Dios, sino que más adelante tomó la forma de un Hombre, y por esto Juan nos declaró lo siguiente:

Juna 1:14“Y aquel Verbo, (Eterno y Creador) fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del padre), lleno de gracia y de bondad.”

10Aunque muchos afirman que este Verbo era el Señor Jesús, veremos que no lo era. El Señor Jesús (El tabernáculo de Carne nacido de la virgen) nació miles de años después. Desde el inicio, hemos visto que el Verbo era el Padre, Eterno y Creador.

El Logos o Verbo es el Padre. Sin embargo la Biblia lo llama “El Hijo”. No debemos confundir esto, pues este Verbo “Hijo”, fue el cuerpo celestial de Dios. A esa manifestación del Gran Espiritu (Padre) se lo llamó el “Hijo” o “Hijo de Dios”, a quien los eruditos llamaron “el Logos que salió de Dios”

¿Por qué insisto en esto? La respuesta es, porque al hablar del Señor Jesús, veremos que Él es el Hijo de Dios, sin embargo, no aquel Logos que salió de Dios, sino “el Hijo de Dios (El Padre que se había manifestado en teofanía) hecho carne”

Existen unas diferencias entre Dios y Jesús.

11El Señor Jesús tuvo un principio, el Verbo no lo tuvo; y Jesús tuvo un Padre, el Verbo no lo tuvo.

De acuerdo a la Biblia, vemos que el Señor Jesús tuvo un principio pero Dios no. Entonces, ¿Quién es Dios y quien es Jesús? ¿Acaso Jesús no es Dios?

12Algo que tenemos que tener presente en este tema es lo siguiente: No debemos mal interpretar a Jesucristo. Por eso, veamos la diferencia entre Jesús y Dios para no interpretar mal y ver la relación entre el Verbo (Padre) y Jesús.

13El cuerpo de Jesús era sólo el tabernáculo de Dios, y en ese cuerpo “el Dios Todopoderoso habitó”. Ahora, ¿Quién es ese Dios Todopoderoso? Según Juan 1: 14, si el Verbo es quien se hizo carne en ese Cuerpo, 14entonces este Dios Todopoderoso del que nos habla la Biblia, es: “El Padre”.

Cuando el Señor estuvo aquí en la tierra, nació de una virgen como un hombre, a ese cuerpo Dios el Padre miró, lo ungió, Dios vivió en esa carne, sin embargo la carne no era Dios; el cuerpo del Señor Jesús era el tabernáculo de Dios, pero ese tabernáculo no era Dios, sino que era “Hijo de Dios”. Él era la expresión de Dios, Él era en quien moraba el Padre.

birth-of-jesusEl Padre fue manifestado en carne, y esa carne fue el Señor Jesús (la manifestación del Verbo hecho Carne) es decir, Jesús era el tabernáculo de carne en el cual este Verbo fue manifestado; Él fue la manifestación de Dios en forma humana, para cumplir el atributo de Dios como Salvador.

Sin embargo, es creído comúnmente, que el Logos o Verbo (La Palabra) era Jesús, cuando en verdad Jesús era el templo donde este Verbo habitó en Plenitud. El Señor Jesucristo era la Palabra hecho carne.

15El Padre era el Verbo, ese logos que salió de Dios”. Este Verbo que salió de Dios se encarnó y esa encarnación fue en el hombre Jesús de Nazaret; entonces el Señor Jesùs llegó a ser Uno con el Verbo, llegó a ser la Palabra.

La “Palabra” o “Verbo” es el Padre; la Palabra o Verbo “hecho carne” es Jesús. El Espíritu es Dios, la Carne es Jesús.

Entonces, alguien podría decirme que yo no creo que Jesús era Dios, por cuanto el Señor Jesùs era la carne, pero eso no es así, pues de acuerdo a las Escrituras veremos que 16Jesús era Dios en carne, pero que Él no era el Verbo, sino: “el Verbo hecho carne”, Jesús el tabernáculo de carne fue llamado el “Hijo”, es decir, otra manifestación del mismo Dios.

Pero muchas veces cuando leemos en la Biblia que Jesús es el Hijo de Dios nos hacemos la idea de que Jesús (el cuerpo) es aquel mismo Hijo de Dios, aquel Logos que salió de Dios. ¿Pero es así?

La diferencia entre aquel “Hijo de Dios” (Logos) y el “Hijo de Dios” (Jesús), es que el Logos no tuvo principio, mientras que el Señor Jesús sí.

El Verbo no tenía Padre, el Señor Jesús Sí.

El Verbo era un cuerpo Celestial no creado, mientras que Jesús era un cuerpo terrenal creado por Dios.

El Verbo era el cuerpo celestial que salió de Dios, mientras que Jesús era el cuerpo en el cual Dios entró.

Estas diferencias entre el Verbo y el Señor Jesús las hago a propósito, para mostrar que el Señor Jesús no era aquel Verbo, aquel Logos, aquel que era antes del principio; entonces Ud., irá directamente a la Escritura en el cual el Logos o Verbo dijo a Pablo: “Yo soy Jesús a quien tù persigues”. Ud. me dirá: ¿Por qué esta Luz que cegó a Pablo (el cual era el Logos), dijo que era Jesús? La respuesta la hallaremos a medida vayamos explicando algunos otros detalles del tema. Pero tal vez Ud. siga preguntándose: ¿Cuál era la diferencia entre el Hijo de Dios (Logos) y el Hijo de Dios (Jesús)? ¿Existen Dos Hijos de Dios?

 

 

 

 

donar


Leave your Comment