Segunda parte. Escrito por Hermano

2da Parte

Por razón de que el Verbo ya era en el principio, vemos que en la segunda parte de Juan: 1, nos dice:

b-) “Y el Verbo era con Dios”

Esta expresión “CON” da a suponer a muchos como si con Dios hubiese existido alguien más antes de la creación; es decir, como si Dios hubiese tenido compañía y ayuda antes de la creación; pero esto no es así, no en el sentido en que los trinitarios lo quieren mostrar como una pluralidad de personas en Dios, pues Isaías 44: 24 lo refuta plenamente:

8de48456bbc2419eca06bb576e31689d

 

Isaías 44:24 “Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo sólo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo;”

Un profeta como Isaías inspirado por Dios, no hubiese dicho que Jehová extendió sólo los cielos y la tierra si eso no fuera absolutamente la verdad. Si con Dios hubiese estado alguien más creando, sin ninguna duda, Isaías lo hubiese comentado.

La palabra “con” tiene muchas definiciones, como por ejemplo: “junto a”, “al lado de”, “en compañía de”, pero en Juan 1 tiene una connotación diferente y proviene del griego que significa: “pronto,”; tambièn significa “una unión viviente”, y expresa una “posesión como siendo una parte de,” y representa integridad.

La Palabra, es decir: El Verbo, era una parte de Dios y completa en Dios. Es a lo que Juan posteriormente nos lleva cuando dice, “Y la Palabra era Dios.” Por esto, el cuadro exacto es que “La Palabra” dentro de Dios era como una parte viviente de Dios.

¿De dónde pues se forma la idea de que había más de una persona en Dios?

Una de esas ideas tiene sus raíces en el concepto Elohim.

Concepto Elohim

La Biblia dice:

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra…”

El apoyo Trinitario de más de una persona en la Deidad, es basado en la misma palabra: “Dios” el cual deriva del hebreo Elohím. Por ejemplo:

El reverendo C.I Scofield dice respecto a esta palabra:

1319053512162860EL nombre “Elohim” que algunas veces se escribe “El”, o “Elah”, es el primero de los tres nombres primarios de la Deidad, y en su estructura es un nombre que encierra pluralidad en la unidad y está formado de EL, “poder” o “el que es poderoso”, y Alah, que significa “jurar”, “comprometerse a sí mismo por medio de un voto” e implica por lo tanto la idea de fidelidad.

Así como el revendo Scofield, los trinitarios ven en forma latente la Trinidad en el título Elohim, por cuanto en ello se encierra una pluralidad en la unidad. De manera que cuando la Escritura dice:

“En el principio creó Dios (Elohim) los cielos y la tierra”

En la mente Trinitaria se formula la idea fantástica de tres personas formando un sólo Dios, entonces, lo entienden así:

“En el principio creó ELOHIM (Padre, Hijo, Espíritu santo) los cielos y la tierra”

¿Es esto asì?

En las escrituras Hebreas, la palabra Dios, es: “Elóh-ah” y tiene dos formas plurales: Elo-hím (dioses), y Elo-héh (dioses de). Por lo general estas formas plurales aluden a Jehová y en este caso se traducen en singular: “Dios”, pero… ¿indican estas formas plurales una Trinidad de personas en Dios? Absolutamente no lo hace.

En A Diccionary of the Bible, leemos:

“la caprichosa idea de que [Elo-hím] se refería a la trinidad de personas en la Deidad, difícilmente cuenta ahora con apoyo entre los eruditos. Es lo que los gramáticos llaman el plural mayestático, que denota la plenitud de fortaleza divina, la suma de los poderes que Dios despliega.”

Con esta referencia podemos fácilmente entender a qué se refiere el título Elo-hím. Denota “el poder”, “la majestad de Dios”, y no que existan tres personas en la Deidad.

El título Elohím significa: “Dioses” denotando la grandeza y el poder de Dios, pero bajo ningún sentido significa “Personas”. Esta palabra es mencionada en el Antiguo Testamento más de 2500 veces.

En la Revista estadounidense de idiomas y literaturas semíticos [The American Journal of Semetic Languages and Literatures] dice:

“Elo-hím se construye casi invariablemente con un predicado verbal en singular, y toma un atributo adjetival en singular”. Para ilustrar esto, el título Elo-hím aparece 35 veces por sí solo en el relato de la creación y en cada ocasión el verbo que describe lo que Dios dijo e hizo está en singular. (Génesis 1:1-2:4)

Por esto, la revista citada, llega a la conclusión:

“Elo-hím, tiene que ser explicado más bien como un plural intensivo, que denota grandeza y majestad”.

La Escritura usa la palabra Elohim y Eloh-héh para referirse a varios dioses –ídolos falsos:

Éxodo 12:12; “Porque yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los Elohim;o Eloh-héh (dioses) de Egipto. Yo Jehová.”

Éxodo 20: 23“No hagáis conmigo Elohim (dioses) de plata, ni Elohim (dioses) de oro os haréis.

Pero en otras ocasiones puede referirse a un solo dios falso, como por ejemplo cuando los Filisteos aludieron a “Dagón su dios” [Elo-héh]

Jueces 16:23,24 “Entonces los principales de los filisteos se juntaron para ofrecer sacrificios a Dagon su Elohim (dios) y para alegrarse; y dijeron: Nuestro Elohim (dios) entregó en nuestras manos a Sansón nuestro enemigo.

baal-altarY viéndolo el pueblo, alabaron a su Elohim (dios), diciendo: Nuestro Elohim (dios) entregó en nuestras manos a nuestro enemigo, y al destruidor de nuestra tierra, el cual había dado muerte a muchos de nosotros.”

A Baal, también se lo llamó un dios [Elo-hím] (1Reyes 18: 26-27).

“Y ellos tomaron el buey que les fue dado y lo prepararon, e invocaron el nombre de Baal desde la mañana hasta el mediodía, diciendo: ¡Baal, respóndenos! Pero no había voz, ni quien respondiese; entre tanto, ellos andaban saltando cerca del altar que habían hecho.

Y aconteció al mediodía, que Elías se burlaba de ellos, diciendo: Gritad en alta voz, porque Elohim (dios) es; quizá está meditando, o tiene algún trabajo, o va de camino; tal vez duerme, y hay que despertarle.”

Además también se usó el término Elo-hím para aludir a humanos:

Salmos 82: 1 “Elohim (Dios) está en la reunión de los Elohim (dioses); en medio de los Elohim (dioses) juzga.”

Salmos 82: 6 “Yo dije: vosotros sois Elohim (dioses), Y todos vosotros hijos del Altísimo;”

A Moisés se le dijo que el serviría de Dios [Elo-him] para Aarón y para Faraón:

Éxodo 4: 16 “Y él hablará por ti al pueblo; él te será a ti en lugar de boca, y tú serás para él en lugar de Elohim (Dios).

Exodo 7:1 “Jehová dijo a Moisés: Mira, yo te he constituido Elohim (dios) para faraón, y tu hermano Aarón será tu profeta”

Es evidente que el uso de los términos “Elo-hím” y “Elo-héh”, para aludir a dioses falsos y aún a seres humanos, no daba a entender que cada uno fuera una pluralidad de personas en una divinidad o en alguna humanidad.

Nadie en su mente cabal pensaría que por cuanto Moisés fue constituido (Elohim) para Aarón, que en él habitasen tres personas. El aplicar Elo-hím o Elo-héh a Jehová tampoco significa que en Él habitase más de una persona en Su Deidad.

Elo-him aplicada a Jehová debe ser tomado como: el “Todopoderoso”, o, el “Auto-existente”.

Pero el Trinitario no lo ve de esa manera, por lo tanto, cita lo siguiente.

995394_544000242304026_1245789799_n“Entonces dijo Dios: “Hagamos (plural) al hombre a nuestra (plural) imagen, conforme a nuestra (plural) semejanza”;

Para los trinitarios, esta cita es otra prueba de la existencia de por lo menos dos Seres o dos Personas en Dios y dicen: “Aquí esta Dios el Padre y el Hijo diciendo “Hagamos”, y “a nuestra”

Pero debemos notar, que aquí no existen Dos seres, pues aunque nos dice “Hagamos”, y también “a nuestra” más adelante dice en Génesis 1:27:

“Y creó Dios al hombre a su (singular) imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.

No dice: “Y crearon”, y aunque en el versículo 26 dice: “A nuestra (plural) imagen conforme a nuestra (plural) semejanza” vemos que en el versículo 27 dice: “A imagen de Dios (singular) los creó” es decir, que el hombre fue creado por UN solo Ser y a imagen de un solo Ser, y no a imagen de dos Seres. Aquí vemos que la Imagen era de “Uno solo” y el Creador era “Uno solo”.

Es así que lo que Dios hizo está en singular. “Uno sólo hizo las cosas”.

Las palabras “hagamos” y “a nuestra” son sólo el plural mayestático, lo mismo que con la palabra “Elohim”, el cual denota la plenitud de fortaleza divina, la suma de los poderes que Dios despliega.

¿Qué es el Plural Mayestático? http://es.wikipedia.org/wiki/Plural_mayest%C3%A1tico “En la lengua hablada, o en la escrita, el plural mayestático (del latín pluralis maiestatis: ‘plural de majestad’) consiste en referimiento a uno mismo, sea hablante o escritor, mediante uso de la primera persona del plural (nosotros). En español, en lugar del pronombre nosotros normalmente se usa nos.” http://www.gramaticas.net/2012/05/ejemplos-de-plural-mayestatico.html

“Según el DRAE es el plural del pronombre personal de primera persona, que se emplea en lugar del singular para expresar la autoridad y dignidad de reyes, papas, etc.” Los de altísima autoridad por lo general hablan en plural mayestático cada vez que se refieren a sí mismos. Esto es típico de reyes, y emperadores o papas. Por ejemplo, en la ley que da Carlos I en Toledo en 1528, dice:

Ordenamos, i mandamos que los Estrangeros, que de Nos (nosotros), i de los Reyes nuestros predecessores tuvieren cartas de naturaleza dadas según el tenor, i forma de las leyes antes de esta, para aver Beneficios en estos nuestros Reinos, que sean obligados de venir à residir personalmente à los dichos Beneficios dentro de ocho meses después que de ellos fueren proveìdos, sopena que, si asi no lo hicieren, ayan perdido, i pierdan por el mismo hecho la dicha naturaleza, i que con ellos, como con Estrangeros, se guarden las leyes, que sobre esto hablan: i mandamos à los del nuestro Consejo que dèn sobre ello las provisiones, que fueren necesarias.

Quien está dando la orden es el rey Carlos I, pero dice: “Ordenamos”, y “Mandamos”

Esto denota, que tras suyo había otras personas a quienes él representaba en su reino, pero aunque hablaba en plural, el mandato y el orden era solamente de él. Eso es el plural mayestático.

Asì tambièn, Dios, en plural mayestático dice: “Hagamos al hombre a nuestra imagen”, pero luego en singular dice: “He hizo Dios” lo cual significa que solamente Dios creó al hombre a su imagen y semejanza.

Aunque el plural mayestático era exclusivo de reyes y monarcas, esto fue cambiando con el tiempo y su uso fue haciéndose frecuente de quienes no eran potentados.

1424123540_213523_1424125427_noticia_normalEsto es llamado comúnmente como el “plural de modestia”, el cual consiste en utilizar un “nosotros” por un “yo”, y es encontrado por lo general en textos académicos y científicos. Por ejemplo en la nota que redacta Francisco Ruiz Ramón en 1971 dice: http://blog.lengua-e.com/2011/plural-de-modestia/

“Nuestra intención al preparar la revisión de este libro para su segunda edición ha sido mantener la que presidía la primera redacción. Sin embargo, nuestra conciencia de la insuficiente presentación de algunos temas, la crítica amistosa, y por ello mismo severa de algunos amigos y colegas, aquellas reseñas en donde con espíritu objetivo —que agradecemos—se hacían reparos y se señalaban errores y erratas, la consideración más detenida de algunos puntos y nuevas lecturas, nos han decidido a rechazar páginas enteras y a escribirlas de nuevo, cambiando, en la medida en que nuestros puntos de vista habían cambiado, su enfoque, y esto, a veces, de modo sustantivo, sin que nos detuviera el expresar ideas distintas a las sostenidas antes si estas nos parecían incorrectas o insuficientes.”

Quien habla en este párrafo es el autor individual de un manual universitario. Podría haber expresado perfectamente los mismos contenidos pero en singular, de esta manera:

Mi intención al preparar la revisión de este libro…

mi conciencia de la insuficiente presentación de algunos temas…

con espíritu objetivo —que agradezco—…

me han decidido a rechazar páginas enteras.

Esto es un claro ejemplo del “plural de modestia”. Otro Ejemplo más sencillo podría ser:

Un Jugador de fútbol comentando el gol que él mismo marcó con el que se ganó el partido dice:

“Ha sido una gran alegría. Con este gol que hemos marcado pasaremos a la final. ”

El gol lo marcó sólo él de forma individual, sin embargo dice: “Hemos marcado”

El tenista Rafa Nadal, solía decir: “hoy hemos jugado bien aunque estábamos un poquito cansados…”

Sólo él jugaba, y solo él estaba cansado, pero decía: “hemos” y “estábamos”

Ademàs de estos ejemplos naturales mencionados para explicar el plural que Dios usó en Gènesis 1.26, tambièn existen varios textos de la Biblia en el cual se usan el mismo plural mayestático para referirse a uno mismo, como por ejemplo:

Daniel 2.36 “Este es el sueño; tambièn la interpretación de èl diremos en presencia del rey.”

Sòlo Daniel daría la interpretación del sueño de Nabucodonosor, sin embargo, él dice: “Diremos” como si alguien màs estuviese con èl.

Cuando Dios dijo “hagamos al hombre”, los ángeles ya habían sido creados. Y aunque muchos piensan que Dios estaba hablándole a los ángeles cuando dijo: “Hagamos”, en mi opinión, no creo que lo haya dicho a los ángeles, sin embargo, por causa de la ya existencia de esos ángeles (quienes ya eran parte de Su reino), el plural mayestático podía ser expresado perfectamente refiriéndolo sòlo a Èl mismo.

Entonces, ¿A quién estaba hablándole Dios cuando dijo: Hagamos? A nadie, sino a Èl mismo. Más adelante explicaré eso.

Los judíos estaban preparados para morir por su convicción de que el Verdadero Dios, era una Persona única. La idea de una pluralidad de personas en Dios era rechazada como una peligrosa idolatría, y de hecho que los que creen que la palabra Elohim denota una trinidad de personas, se convierten (tal vez inconscientemente) en politeístas. Pues, si cado una de las personas de la Trinidad, son personas distintas una de otra, y si cada uno de ellos es Dios, simplemente serìan Tres Dioses.

Veamos porqué:

La palabra Persona según el diccionario Webster, viene de la palabra que literalmente significa “la cara de un actor enmascarado; o un ser humano individual como distinguido de otras formas de vida.”

A la vez, el diccionario Webster define la palabra Personalidad, del latin [personalitas] el cual señala “la calidad, conducta, y el hecho de ser una persona particular”.

En otras palabras, el significado de personalidad, es la calidad de conducta que distingue a una persona de otra persona, dándole una identidad individual diferenciándole de los otros.

Por esto, podemos decir que la personalidad es la calidad de rasgos, o atributos que le dan identidad individual a cada persona.

De acuerdo al Diccionario Western, no puede haber una persona sin que éste sea una personalidad distinguida de otro, por lo tanto, no puede haber dos personas con la misma personalidad. La personalidad es lo que distingue a un individuo de otro. Dos personas no pudieran tener la misma personalidad, ya que si así fuera, la semántica de la palabra perdería su sentido.

Tres personas, son tres personalidades distintas e individuales, de manera que, es imposible que existan tres personas en la Deidad (aunque estos fueran de la misma sustancia) sin que éstos sean tres Dioses.

Si cada persona en la trinidad es diferente uno del otro y si cada uno de ellos es Dios, entonces son tres dioses inevitablemente.

Ningún verdadero judío podía concebir distinciones de personas dentro de la Deidad, pues para ellos eran claras las siguientes citas:

Deuteronomio 6:4 “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”

Malaquías 2: 10 “No tenemos todos un mismo Padre? ¿no nos ha creado un mismo Dios?”

Isaías 43:10 “Antes de mí no fue formado Dios, ni lo será después de mi”

Isaías 45:22 “Porque yo soy Dios, y no hay Cristo reuniãomás”

Isaías 46:9 “Porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí.”

Ejemplos de declaraciones estrictamente monoteístas del Antiguo Testamento pueden ser multiplicados.

Cuando un hombre dijo: “Dios es uno, y no hay otro fuera de él” El Señor Jesucristo elogió a este hombre. Este hombre respondió sabiamente y Jesús le dijo que no estaba lejos del reino de Dios (Marcos 12:29)

El Antiguo Testamento es estrictamente Monoteísta. Dios es un Ser personal Único y no Trino.

El Concepto Ekjad (Uno)

El mandamiento principal a Israel fue.

Deuteronomio 6:4 “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”

Pero para el trinitario, ni aún esto significa lo que en realidad es, pues aunque la palabra hebrea “UNO” aquí corresponde al número 259 Ekjad, y significa: “unido” ,“unificar”, “reunir”, “juntar”. Esto es mal aplicado por los trinitarios al señalar nuevamente: “La Trinidad en una unidad”, diciendo que:

“Dios es uno, pero una pluralidad de personas en unidad, en el mismo sentido en que un hombre y su mujer son uno, quienes forman un Ekjad, es decir, “son uno en una unidad compuesta.”

Ejemplos de Ekjad, es decir: “Uno en una unidad compuesta” son:

Génesis 2.24: “por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una (Ekjad) sola carne.”

Génesis 11:6 “Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno (Ekjad)

Estos ejemplos de Ekjad, para el trinitario son aplicables a Jehová; entonces el mandamiento a Israel lo entienden de esta manera:

Deuteronomio 6:4 “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová unido (padre, hijo y Espíritu Santo) es”

¿Es esto lo que el Único Dios enseñó a su Pueblo Israel, de que Él en realidad no era único, sino una unidad compuesta de personas?

En realidad, la misma palabra “Ekjad” en su definición no solo significa “unido” o “unificar”, o “juntar” como lo acortan los trinitarios en la definición, sino también : “único”, “uno”, “solo”, y esto es paralelo a la palabra hebrea: “ Yachid” el cual implica : “Uno” y “Único” y señala una unidad indivisible en oposición a la unidad compuesta implicada por la palaba Ekjad.

Dios es Uno, Único, Sólo. Esta es la manera en que en el Antiguo y Nuevo Testamento entendieron lo que Dios era; no “Tres Seres” en una unidad compuesta, sino “Un Ser”, “Único”; por ello en el Nuevo Testamento, cada vez que se referían a Dios, se referían como Uno, y era usada la palabra griega: “monos”:

3441 “Monos”, es decir: “uno” “sólo” o “único” (Diccionario griego Strong)

En el Nuevo Testamento no creían en la pluralidad de personas en la Deidad.

spanish-bibleJuan 17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único (monos) Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

Romanos 16:27 al único (monos) y sabio Dios, sea gloria mediante Jesucristo para siempre. Amén.

1 Timoteo 1:17 Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único (monos) y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Judas 1:25 al único (monos) y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén.

Entonces, en realidad, el nombre “Elohim” no indica a varias personas unidas dentro de la Deidad, sino que expresa al único Dios con ciertos atributos como “Poder”, “Supremacía”, etc., y es por ello que al crear al hombre, Dios dice: “Hagamos” y esto, por causa de ser el Elohim, es decir: la suma de la fortaleza y de todos los poderes que Dios despliega, o, el Todopoderoso.

 

Hermano Andrés Ojeda.

 


Leave your Comment