thumbnail_la identidad del verbo 40000

4ta Parte

Veamos el significado alegórico de “Hijo” en la Biblia para comprenderlo mejor.

17Dios se manifiesta de tres maneras de Hijo, y son: “Hijo de Dios”, “Hijo de Hombre”, e “Hijo de David”.

¿Qué significaba que al Señor se lo llame de tres maneras de Hijo? Estos títulos de Hijo, nos ayudará a entender mejor desde la aparición del Verbo en la Creación y su continuación hasta ser un Hombre.

Tendremos en cuenta que “Hijo” siempre significará “Cuerpo” La manifestación de Dios, ya sea en un cuerpo físico o espiritual. Veamos primeramente el significado de:

“Hijo de Hombre”

jesus_apostoles2_espina_diosDurante su ministerio el Señor Jesús fue llamado “Hijo de hombre” y la razón de ser llamado así fue porque su ministerio correspondía al ministerio de un Profeta; los profetas fueron llamados “Hijo de Hombre”, por ejemplo leemos:

“Me dijo: Hijo de hombre, ponte sobre tus pies y hablaré contigo” (Ezequiel: 2:1),
“Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás pues tú la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi parte” (Ezequiel: 3:17)

Durante su ministerio, Jesús nunca se llamó a Si mismo como “Hijo de Dios”, más bien, Él se llamó a Sí mismo “Hijo del hombre”, veamos:

Lucas 22:70. “Dijeron todos: ¿Luego eres tú el Hijo de Dios? Y él les dijo: Vosotros decís que lo soy.

Aunque Él es el Hijo de Dios en cierta manera, no correspondía a su ministerio llamarse Èl mismo así, pues su ministerio correspondía al del Hijo del Hombre:

Lucas 22 “Y diciendo: es necesario que el Hijo del Hombre padezca muchas cosas, y sea desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y que sea muerto, y resucite al tercer día.”

Entonces, si Jesús se llamó a Si mismo HIJO del Hombre, ¿qué significado tenía eso?

El significado ya lo vimos, y es que al ser llamado Hijo de Hombre, es porque era un profeta. Él fue el cumplimiento de aquella promesa que Dios hizo a Israel cuando dijo:

“El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable,

“Y toda alma que no oiga a aquel profeta, será desarraigado del pueblo”. (Hechos3:22-23),

En esto vemos que al ser llamado Jesús como “Hijo del Hombre”, fue por razón de su ministerio como Profeta, y no porque sea hijo de algún hombre, o simplemente por su humanidad.

Otros han dicho que la razón de que a Jesús se lo llamó Hijo del Hombre fue por cuanto fue creado directamente por Dios sin la intervención humana al igual que Adàn, y que por eso se lo llamó el Segundo Adán. Pero esto es una interpretación errada porque si eso fuera así, entonces también aquellos profetas a quienes Dios llamó Hijo del hombre tuvieron que ser creados directamente por Dios sin la intervención humana, sin embargo sabemos que no fue así.

“Hijo de Dios”

Esta palabra “Hijo de Dios” es tomado por muchos para justificar una Trinidad o Binidad de Dios, enseñando de que Dios tiene un “HIJO” pero… ¿Es así?  No debemos tomar esta palabra “Hijo” en sentido Literal, como lo es un hijo en lo natural, ya que si tomamos de manera literal esta palabra, entonces ¿hijo de Quien es Jesús al fin y al cabo? ¿Es hijo del Hombre?, ¿de quién hombre? ¿Es Hijo de Dios? ¿Cuándo tuvo Dios un hijo y con quién? Esto tal vez llega a lo absurdo el decir eso, sin embargo más absurdo es decir que Dios tuvo un hijo, ya que eso nos llevaría a decir ¿hijo de quien fue realmente Jesús siendo que Él es llamado de tres maneras de Hijo? Si fue hijo de Dios literalmente, entonces también es Hijo del Hombre literalmente y podríamos decir con certeza que Jesús fue el Hijo de David literalmente, pues también fue llamado como Hijo de David.

d7d39525a269cbf224db321e2239e316Hemos visto la razón del porqué Jesús fue llamado Hijo del Hombre, pero ¿qué significado tiene que se lo haya llamado Hijo de Dios? Aquí veremos la Deidad del Señor Jesucristo al hablar de Hijo de Dios.

18El significado de Hijo de Dios era ser “Dios mismo. La Biblia dice:

“El sumo sacerdote le volvió a preguntar, y le dijo: “¿Eres tú el Cristo, el hijo del Bendito?

Y Jesús le dijo: Yo soy [el Hijo del bendito, el Hijo de Dios]; y veréis al Hijo del hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.

Entonces el sumo sacerdote, rasgando su vestidura dijo: ¿qué más necesidad tenemos de testigos?

Habéis oído la blasfemia; ¿qué os parece? Y todos ellos le condenaron declarándole digno de muerte”. (San Marcos 14:61-64)

Vemos aquí que Jesús declaró que Él era el Hijo del Bendito, es decir el “Hijo de Dios” y estos sacerdotes consideraron eso como una blasfemia, por lo tanto, rasgaron sus vestiduras y le declararon digno de muerte. Pero ¿Qué de malo había en llamarse uno mismo como un hijo de Dios? ¿Acaso no son los profetas y aun los ángeles llamados como hijos de Dios? ¿Qué causó que estos fariseos lo condenen a muerte por llamarse un hijo de Dios? Estos Sumo Sacerdotes sabían que nadie podía tomar el lugar de Dios, ni hacerse pasar por Dios, pues eso era blasfemia y cualquiera que lo hiciera debía ser apedreado y morir.

Los Israelitas sabían el significado de Hijo de Dios; ellos sabían que eso significaba ser “Dios mismo”, ellos sabían que al llamarse Hijo de Dios, les estaba diciendo que Él era aquel eterno Dios que tomó forma de Hijo al ser el Logos y que ahora estaba en forma de hombre.

En otra parte leemos lo que los judíos entendieron sobre “Hijo de Dios”:
“Los Judíos le respondieron: Nosotros tenemos una ley, y según nuestra ley debe morir, porque se hizo así mismo Hijo de Dios. (San Juan 19:7)

Según la propia ley de Dios, nadie podía tomar el lugar de Dios, cualquiera que estoimages hacía blasfemaba a Dios y era digno de muerte; pero vemos que Jesús no dijo: “Yo soy Dios”  sino que dijo “Hijo de Dios soy” ¿En dónde estaba la blasfemia de Jesús? Los judíos sabían que “Hijo de Dios” era lo mismo que decir: “Dios mismo, Jehová mismo”

No solo vemos que ellos sabían el significado de Hijo de Dios, sino que también el propio Satanás lo sabía, por eso leemos lo siguiente:

“Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a estas piedras que se conviertan en pan.

Jesús, respondiendo le dijo: Escrito está: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra de Dios.

Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra.

Y le dijo el diablo: a ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy.

Si tu postrado me adorares, todos serán tuyos.

Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mi Satanás, porque escrito está: Al señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás.

Y le llevó a Jerusalén, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios échate de aquí abajo;

Porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden;

Y,

En las manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie en piedra.

Respondiendo Jesús, le dijo: Dicho está: No tentarás al Señor Dios.” (San Lucas 44-12)

Satanás sabía el significado de Hijo de Dios, pero no sabía exactamente quién era Jesús, ¿era un simple profeta más al que él mataría así como lo hizo con cada profeta que Dios había enviado? ¿O era el mismo Hijo de Dios (Dios mismo)? , Satanás sabía que Moisés y los otros profetas eran hijos de Dios como todas las personas que hoy día son salvos por la gracia de Dios, y son considerados hijos de Dios, pero… ¿Por qué tanto afán de parte de Satanás en saber si Él era Hijo de Dios?

Satanás sabia la diferencia entre ser un simple profeta de Dios y ser el “Hijo de Dios”; él no podía entender cómo éste hombre (Jesús) podía ser el Hijo de Dios (Dios mismo) y sin embargo tentarlo de la manera como él lo estaba haciendo y permanecer como Dios, (pues Dios no podía ser tentado), pero el diablo lo tentó por cuanto no sabía que era a Dios mismo a quien estaba tentando.

Satanás simplemente no entendía el plan de Dios, y lo mató como mató a los otros profetas, sin saber que ésta obra suya de matar al Hijo de Dios (el cuerpo de Dios), ponía fin al pecado.
Esto nos confirma que el empeño de Satanás en saber si Jesús era el Hijo de Dios era porque él sabía que el Hijo de Dios sería Dios mismo hecho carne.  Nunca Satanás dijo a ningún profeta ni a ningún hombre palabras tales como: “Si eres Hijo de Dios haz esto”, “Si eres Hijo de Dios haz aquello, “si eres Hijo de Dios…” Él sabía el significado de Hijo de Dios.
Pero esto, no solo es así por la confirmación de éstas Escrituras, sino porque también el propio Señor Jesús declaró que “Hijo de Dios” era sinónimo de ser el mismo Dios.

Veamos lo siguiente:

“Yo y el Padre uno somos. “Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle.

Jesús les respondió: muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿Por cuál de ellas me apedreáis?

Le respondieron los judíos diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú siendo hombre, te haces Dios.

Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije: dioses sois?

Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: tu blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?” (San Juan 10:30-36)

36_jesus-declares-i-am-the-light-of-the-world-the-truth-shall-make-you-free_1800x1200_300dpi_1

¿Qué fue lo que entendieron los judíos al decirles que El (Jesús) era Hijo de Dios?  ¡Entendieron exactamente lo que Jesús les había dicho!: “Yo y el Padre uno somos”, pero si uno lee atentamente, se dará cuenta que Jesús en ningún momento les dijo: “Yo soy Hijo de Dios”, pero cuando los judíos escucharon decir a Jesús que Él y el Padre eran uno, éstos se molestaron por una supuesta blasfemia al decir que Él se hacia Dios, (pero el no se hacia Dios, El era el mismo Dios) pues ellos sabían que aquel Logos fue llamado “Hijo de Dios”, pero ellos solo creyeron que èl era un simple hombre, o un simple profeta y no Dios mismo ( al igual que hoy día la gente lo ve sólo de esa manera). Ahora, ¿porque relacionó Jesús la palabra: “Yo y el Padre uno somos”, para luego decir que lo que Él dijo fue: “Soy Hijo de Dios? ¿Qué sentido tendría el que Jesús haya pronunciado estas palabras, defendiéndose de esa manera?. Si declararse Hijo de Dios no era ser Dios mismo, entonces estos Sumos Sacerdotes no se hubiesen molestado, ni lo hubiesen tomado por blasfemo, ya que según la Ley, la blasfemia consistía en tomar el lugar de Dios y no el hecho de llamarse “Hijo de Dios”, y entonces Jesús les hubiese dicho: “¡¡Oigan , porque me van a apedrear? NO me mal entiendan. Pues cuando les dije que era Uno con el Padre, no les estaba diciendo que era Dios el Padre (Jehová), sino que dije que soy Hijo de Dios, lo cual es diferente a ser Dios mismo!!” (Parafraseado mío)

¿No hubiese sido esa la respuesta de Jesús, si es que estos Judíos entendían mal Sus palabras?

¿Qué sentido tendría que estos judíos se molestasen porque alguien haya dicho que era un Hijo de Dios? pues si al decir Hijo de Dios no significaba ser Dios mismo, estos judíos no se hubiesen molestado, y le hubieran dicho: “Bueno, Jesús de Nazaret…,casi te apedreamos porque dijiste que eras uno con el Padre, pues eso es decir que eras Dios mismo, pero ahora que nos aclaras bien el asunto de que no eres Dios, sino que eres un Hijo de Dios, por esto te perdonamos ya que todos somos hijos de Dios” (Parafraseado mío)

Los judíos no le respondieron de esa manera, pues ellos entendieron perfectamente las palabras de Jesús cuando Él les dijo que era Uno con el Padre o Hijo de Dios; ellos sabían que el Cristo, el Hijo de Dios sería Dios mismo hecho carne, pues aún Juan nos dice lo siguiente:

“Por esto los Judíos aún más procuraban matarle, porque no solo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio padre, haciéndose igual a Dios” (San Juan 5: 18)

Juan mismo nos dice, que el haberse llamado Jesús como “Hijo de Dios”, con eso estaba haciéndose igual a Dios, lo cual era decir  que Èl era aquel Logos que salió de Dios pero ahora en forma humana; eso sin dudas fue decirles que Él era “Dios mismo”

Ese es el testimonio de Juan sobre el significado de Hijo de Dios, y los judíos también lo sabían a la perfección, pero ignoraron que Él era aquel que fue prometido en Isaías:

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz (Isaías 9:6),

Y también:

“He aquí que la virgen concebirá y parirá un hijo y llamarás su nombre Emanuel, que declarado es con nosotros Dios” (Mateo 1:21-23).

Mensaje-del-angel-Gabriel-a-Maria

Entonces, tenemos que Hijo de Dios es ser Dios mismo. Pero vemos que Jesús no se llamó así mismo como Hijo de Dios, sino que él dijo:

¿Luego eres tú el Hijo de Dios? Y él les dijo: Vosotros decís que lo soy. (Lucas22:70)
Jesús era este Hijo de Dios hecho carne, sin embargo no correspondía a su ministerio presente el llamarse así, por eso dijo: “Vosotros decís que lo soy”

Es por esto que Jesús no se llama así mismo Hijo de Dios estando Él en forma de carne, pues Hijo de Dios es en su condición de Espíritu, es decir, en la condición que anteriormente estuvo el Padre, en forma de Logos o Verbo, el mismo Dios en forma de Espíritu visible.

“Y yo rogaré al Padre, y os dará otro consolador, para que esté con vosotros por siempre:

El Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora CON vosotros (Jesús el cual estaba ahí con ellos), y estará EN vosotros.

”No os dejaré huérfanos; VENDRE a vosotros (sería Jesús mismo quien vendría en ellos)

Todavía un poco y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo vosotros también viviréis.

En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en el Padre y vosotros en mí, y yo en vosotros.

 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ese es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿Cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?

Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.” (San Juan 14:16-23)

19Este Espíritu el cual vendría a morar en los discípulos era el Espíritu Santo, aquel mismo Espíritu (Jehová) el cual llegó a ser la Palabra (Verbo), quien dio principio a todo lo creado y que más adelante fue hecho carne (Jesús).

Jesús era, este mismo Espíritu (Jehová) manifestado en carne, por eso dijo: “yjesus christ mormon VENDREMOS a él, y HAREMOS morada con él “ dice: “Vendremos” como si dos Personas viniesen a morar en los discípulos; pero no era sino una sola persona el cual siendo primeramente Un Espíritu, después fue manifestado o expresado en forma de Verbo, o Palabra. Nuevamente leemos que Jesús habló en un plural mayestático al decir: “Vendremos”

Siendo que este Verbo tomó humanidad en la persona de Jesús, fue necesario que Jesús (el cuerpo) se fuera, para que el mismo Verbo o Logos volviese en el Hombre; pero este Verbo aunque volvió a su condición de antes, éste ya tuvo un Nombre humano:

“Más yendo por el camino aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeo un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿Por qué me persigues?” Saulo dijo: ¿Quién eres, Señor? Él dijo: “Yo soy Jesús a quien tú persigues.”

Esta Gran Luz que derribó a Pablo era el mismo Verbo, y se identificó con el Nombre: “Jesús”, Era aquel Logos que salió de Dios, que vino y tomó humanidad pero ya con un Nombre Propio: “Jesús”

El Señor Jesús dijo que Él no vino en su propio Nombre, sino en el Nombre del Padre. El Nombre del Padre fue Jesús: “Jehová Salvador”, por eso dijo a Pablo: “Yo soy Jesús”.

Este Logos que anteriormente era conocido por las Consonantes YHVH, el cual es impronunciable, ahora no se presentó con ese nombre sino con el Nombre “Jesús”. El Verbo y Jesús llegaron a ser UNO, “Yo y el Padre UNO somos” de ahí en màs, hablar del Verbo es hablar de Jesús, o hablar de Jesús es hablar del Verbo. Por eso encontramos en ocasiones que los Apóstoles hablando de Jesús dicen “Cristo” (La Unción), o también en otras ocasiones se habla de Jesús como el Creador de todo:

Hebreos 1:1 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,

1:2 en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;

¿Por qué se dice que Jesús es el Creador de todo el Universo? Porque desde que el Verbo tomó humanidad en la persona del Señor Jesús, el Nombre del Verbo o Logos fue Jesús, “Jesu-Cristo” Él era el heredero de todo lo que el Padre poseía. Todos los títulos del Padre los heredó Jesús. Dios es el Creador, pero Jesús es llamado el Creador. Dios es la Palabra, pero Jesús es llamado la Palabra.

Por eso el Señor Jesús dijo:

Juan 17:5 “Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese.”

La-creacion-del-mundo20Jesús podía hablar de su pre-existencia antes que el mundo fuese, porque el Ser que estaba en El, era el Verbo, El Hijo de Dios que salió de Dios. El Ser de Jesús era el Verbo, y asì como un hombre y su Espíritu son uno, así el Verbo y Jesús (el cuerpo) fueron uno, de manera que Jesús podía decir que Él era ese Verbo antes que el mundo fuese. Pero quien estaba diciendo: “Con la gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese”, no era el Cuerpo Jesús, sino el Logos en Èl. Era el Padre hablando a través de Èl, y a veces era Èl. Por eso muchas veces el Señor Jesús era malentendido, por cuanto a veces el Padre hablaba y otras veces era Él hablando.

El Señor Jesús (el tabernáculo), no había aun nacido cuando Dios creó las cosas, El Espíritu era quien ya estaba allí, y ese Espíritu era el Verbo, aquel Logos, el cual estaba diciendo: “Con la gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese”,

El Verbo llegó a ser la persona de Jesús, pues el Logos hablando a travès del Señor Jesús dijo que: “

…porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios. Salí del Padre, (En forma de Logos, de Verbo, Halo de Luz) y he venido al mundo (el Verbo fue hecho carne); otra vez dejo el mundo y voy al Padre” (San Juan 16.27-28).
Jesús (el tabernáculo de carne) volvió a su condición de Padre (Espíritu).

“Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida Porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el padre, y se nos manifestó) (1 Juan 1:1-2)

Jesús llegó a ser este Verbo de Vida que se nos manifestó y era la Luz (el Verbo) hecho carne, esa Luz del cual Juan nos dice:

“Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció” (San Juan 1:9)
“Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.”(San Juan 3: 19)

“Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la Luz del mundo, el que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida” (San Juan 8:12)
“Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mi no permanezca en tinieblas. (San Juan 12:46)

Esta Luz el cual es llamado “Jesús”, es declarada como Dios mismo:

“Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay tinieblas en él” (1 Juan 1:5)

“Aquel Verbo Creador de todo y Eterno, fue la Luz que vino al mundo y el mundo fue hecho por él y el mundo no le conoció al tomar la forma de carne y con un nombre humano: “Jesús”. La persona del Verbo llegó a ser la persona de Jesús, por eso Jesús podía hablar de su anterioridad a Abraham diciendo:

“De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy” (San Juan 8:58)

¿Qué estaba diciendo aquí Jesús siendo que Èl nació cientos de años después de Abraham? Él se estaba declarando así mismo como aquel Verbo que estuvo antes de todas las cosas, y que ahora estaba en forma humana, y por supuesto nuevamente estaba llamándose a sí mismo como Dios, por esto nuevamente querían arrojarle piedras por otra supuesta blasfemia. Pero antes de esta declaración de Jesús, también vemos que Jesús les dijo:

“Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día, y lo vio, y se gozó” (San Juan 8:56)

Jesús los llevó directamente a Génesis 18 en donde Abraham vio su día y lo llamó Elohim, el “Auto-existente” el cual era el mismo quien se presentó como Melquisedec el “Eterno” en Génesis 14, pues Pablo hablando de Melquisedec declaró:

“Porque este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, que salió a recibir a Abraham que volvía de la derrota de los reyes, y le bendijo, A quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo; cuyo nombre significa primeramente rey de Justicia, y también Rey de Salem, esto es Rey de paz; Sin padre, sin madre, sin genealogía; que ni tiene principio de días, ni fin de de vida, sino hecho semejante al Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre.” (Hebreos 7:1-3)

Este Melquisedec era Dios mismo (El Padre) manifestado en forma de carne, que vino ante Abraham; y Pablo nos confirma la Deidad de esta persona al decirnos que Melquisedec era “sin padre, sin madre, sin Genealogía, sin principio de días, ni fin de vida” es decir: “era Dios”, pues solo Dios el Padre tiene estas características de Eternidad, y sin genealogía.

Este Melquisedec era semejante al hijo de Dios (Jesucristo) es decir, era Dios hecho carne. Melquisedec era un anticipo de lo que Dios más adelante sería en la persona de Jesús. Por esto, siendo que el que se presentó ante Abraham era Elohim el Auto-existente (El Verbo) hecho carne, entonces Jesús siendo la misma persona del Verbo podía decir que Abraham vio su día y se gozó. No importa cuánto uno trate de decir que Melquisedec no era Dios, pues las características que Pablo da de Él nos demuestran que sí lo es.

Pero a pesar de esto, las personas argumentan que Melquisedec no era Dios y que sus características no son en realidad así, es decir, que cuando Pablo dijo que Melquisedec era sin padre sin madre, sin genealogía, estos dicen: “En realidad Melquisedec sí tuvo padre y madre, y tuvo genealogía pero sencillamente la Biblia oculta su genealogía y el nombre de sus padres” contradiciendo así lo que Pablo dice. También se dice de Melquisedec que era sin principio de días y sin fin de vida, es decir “Eterno”; pero estos contradicen las palabras de Pablo diciendo: “En realidad Melquisedec sí tuvo principio de días y fin de vida, pero sencillamente la Biblia nos oculta su nacimiento y fallecimiento” contradiciendo totalmente las Palabras de Dios. Pero ¿Por qué lo hacen? Sencillamente porque no pueden aceptar a Dios hecho carne. Este Melquisedec que se presentó a Abraham en la derrota de los reyes, después se le apareció nuevamente en el encinar de Manre:

“Después le apareció Jehová en el encinar de Manre, estando él sentado a la puerta de su tienda en el calor del día. Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto a él; y cuando los vio, salió corriendo de la puerta de su tienda a recibirlos, y se postró en tierra, y dijo: “Señor (Elohim-Auto existente, Todopoderoso), si ahora he hallado gracia en tus ojos, te ruego que no pases de tu siervo.”

Abraham se postró en tierra y dijo Señor (Elohim), Abraham sabía que éste a quien llamó Señor, era Dios mismo hecho carne, y la Biblia es clara al decirnos que aquel que se le apareció en el encinar de Manre fue Jehová, el cual discernió el pensamiento del corazón de Sara:

“Entonces Jehová dijo a Abraham: ¿porque se ha reído Sara diciendo: ¿será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja? (Génesis 18:13)

Esto mismo hizo Jesucristo ante la mujer en el pozo:

Jesucristo-Mujer-Samaritana-Pozo-mormon

“Respondió la mujer y dijo: No tengo marido. Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido; porque cinco has tenido; y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad” (San Juan 4:17-18)

¿Qué era? Era el mismo Elohim nuevamente discerniendo los corazones de la gente; era esta misma persona (El Verbo) que se presentó ante Abraham, pero ahora en la persona de Jesucristo. Por todo esto Jesús podía decir que Abraham vio su día y se gozó, pues la misma persona que estuvo con Abraham (El Verbo) como Melquisedec, ahora estaba con ellos como el Señor Jesús.

Hermano Andrés Ojeda.


Leave your Comment