Capítulo 3

En este tenor de locura y expresión de odio hacia el hermano judío, podemos ver a Los slide_issue_318Hermanos Libres, en su revista mensual “Gnade und Friede” (Gracia y Paz) criticando el último lugar de refugio de los judíos escapados de la muerte. También los bautistas alemanes, en su publicación “Der Wahrheitszenge” (El Testigo de la Verdad) hablaron muy favorablemente de la ayuda británica a los árabes de Palestina, pero silenciaron la miseria de los judíos llevados a la muerte en Europa (7).

Erwin Lorenz, presidente de la Asociación de Trabajo de las Iglesias de Cristo en Alemania (hace unos años denominada Alianza de Pentecostales Independientes,BIP), hacía en 1967 estas declaraciones : ” Nosotros como pentecostales estábamos ciegos, veíamos en la estrella amarilla un signo oculto, por el cual muchos se sintieron frenados a ayudar a los judíos. Por otro lado, el miedo a la propia vida  la permanencia de la iglesia jugó un gran papel. ¿Quién quería arriesgar su vida por los “maldecidos de Dios? ” (8).

Es igualmente curiosa la forma en que el cardenal Faulhaber, jefe de la jerarquía católica alemana, se esfuerza por contemporizar con el racismo oficial del Estado, en premio por lo cual recibiría  carta de ciudadanía en la Alemania nazi : “No hay que objetar, desde el punto de vista de la Iglesia, a una honrada investigación y al cultivo de la raza. Análogamente, nada hay que objetar a la aspiración de conservar tan pura como sea posible la particularidad de un pueblo y de profundizar en el sentido e la cultura popular, insistiendo sobre la comunidad de la sangre … ¿ Cuál es, frente a la raza germánica, la postura cristiana? La raza y el cristianismo, considerados intrínsecamente, no se oponen; o mejor dicho, pertenecen a órdenes distintos. La raza es el orden natural. El cristianismo es revelación. Es, por consiguiente, un orden sobrenatural. La raza es la comunidad con el pueblo. El cristianismo es, primero, la comunidad con Dios.” (9).

Faulhaber escribía el 24 de Julio de 1933 a Adolfo Hitler con estas palabras : “Nos sale sinceramente del alma : Dios le mantenga como canciller del Reich por el bien de nuestro pueblo”.

IMG-20180524-WA0002

Sorprende, por tanto, que los obispos de las dos Alemanias y de Austria emitieran por primera vez un documento conjunto el 21 de Octubre de 1988, condenando los crímenes nazis y lamentándose de la postura indulgente de la iglesia de aquella época. La carta coincidía con la fecha del cincuentenario de la denominada “Noche de Cristal”. Uno de los párrafos de esta carta decía así : “Aunque muchos cristianos y sacerdotes criticaron abiertamente esta persecución contra los judíos, nuestros predecesores episcopales no levantaron ninguna protesta conjunta, y hasta ahora no sabemos siquiera cuáles fueron sus motivos para actuar así” (10).

Detectamos aquí la misma CÍNICA AMBIGÜEDAD de las declaraciones realizadas por Martín Niemöller, de la Iglesia Evangélica de Alemania (EKD) después de la caída del Tercer Riech, el 19 de Octubre de 1945, en Stuttgart : “Nos acusamos de que no hemos confesado con más bravura, orado más fielmente, creído con más alegría y amado de modo más ardiente”.

Con esto, y poco más, se da fin al silencio cobarde de millones de seguidores de Jesús de Nazaret ,nacido de un vientre judío, ante la matanza sistemática de séis millones de hermanos de ese mismo Jesús.

MIRANDO AL MAÑANA

220px-Pietro_Perugino_-_Entrega_de_las_llaves_a_San_Pedro_(Capilla_Sixtina,_Roma,_1481-82)El peligro que supone el germen antisemita del cristianismo institucional no permite dudas. La historia es un hecho tangible. Una mirada retrospectiva nos muestra un reciente pasado en una nación eminentemente europea, y, por consiguiente, un país perteneciente a la llamada “cultura occidental cristiana”, como es el caso de Alemania, donde el culto a la raza y a la sangre – es decir, a la supuesta supremacía – les sirvió para caer dentro del pozo tenebroso del narcisismo. Y todo ello con las más notorias bendiciones de los prelados de todas las organizaciones que pretenden y aspiran, más o menos abiertamente, a ser la verdadera iglesia de Jesucristo. ¡ Muy preocupante! . El sicoanálisis ha servido para analizar la situación y llegar al centro mismo del problema.

De ahí que a algunos nos preocupen muy seriamente los muchísimos puntos de coincidencia que hallamos entre los antecedentes de la aparición de la era hitleriana y ciertas nociones y actitudes de parte de las “casas matrices” del evangelicalismo fundamentalista de origen anglosajón, ya sea en sus actitudes de supremacía implícita, como a la no participación en la defensa de los derechos del hombre. Según un análisis freudiano, el “culto”, aunque pretenda ser un culto de amor, no poca veces conduce sutilmente hacia el desamor para con aquellos que no pertenecen a él y a sus intereses. De esa manera, el amor queda misteriosamente englobado dentro de los adherentes, con claros signos de intolerancia para con aquellos que NO PERTENECEN AL MICROSISTEMA DE QUE SE TRATE. (11).

La ciencia de la sicología ha demostrado que la intolerancia como FORMA DE CRUELDAD, aumenta necesariamente en función del incremento de la fuerza de los VÍNCULOS LIBIDINOSOS existentes entre el jefe y la multitud, por una parte, y entre los miembros de la multitud, por otra. Aquí es donde León Poliakov entra en sus investigaciones sobre el culto secreto de los SS nazis, un culto muy elaborado más allá de la simple divinización del Estado o del Partido, lo cual vemos en la casi totalidad de los sistemas políticos absolutistas con un amplio aparato propagandístico dirigido a la desaparición de la moral tradicional, siendo ésta reemplazada por el culto a la raza y el culto a la fuerza. Todo parece indicar que el culto a Wotan y Thor, los dioses de Walhalla, se aproximan muchísimo más a los ideales de superioridad aria, que las concepciones cristianas, las cuales, en sus puntos esenciales, y siempre que no se vendan al imperio “de turno”, son de innegable factura judía. Hay por tanto, una estrecha relación entre el dios (got) de los SS nazis con los sueños de poder alemán procedentes de la Edad Media, con las numerosas leyendas que anunciaban – siguiendo una línea de pensamiento marcionita – la abolición del Antiguo Testamento … mas la exterminación de los viles pueblos orientales y latinos, con la subsiguiente dominación germánica.

La actitud marcionita de las sectas “evangélicas” fundamentalistas anglosajonas para judaísmolas que el llamado Antiguo Testamento es prácticamente inexistente, a menos que sirva fuera de contexto para justificar alguna postura doctrinal particular – es otro punto de coincidencia con estos antecedentes antisemitas. En el fondo, puede que el propio pensamiento germánico y anglosajón sea una de las principales razones que subyacen en toda esta problemática en franca oposición – ya sea consciente o inconscientemente al pensamiento judío. Imponer un puritanismo religioso trasnochado es caer en  uno de los extremos del fundamentalismo cristiano que nos hará distanciarnosdell verdadero judaismo tal como lo entendió Jesús de Nazaret, que es la fe auténticamente bíblica.

Todo aquello que nos aleje de la solidaridad y fraternidad con los hombres, o que vaya en intereses sociopolíticos y económicos, es un ataque directo al corazón del Evangelio: Se exportan formas religiosas vinculadas a interese totalmente ajenos a la fe de Jesús. Posturas anti ecuménicas (de universalidad) son propias de sectas cuya práctica religiosa les lleva incesantemente a “mirarse el ombligo”, y a menospreciar a otras formas o cultos de adoración a Dios de otros cristianos. No me estoy refiriendo a un “ecumenismo” politizado en donde privan los interese ocultos, sino a un sano y necesario ecumenismo de vida y encuentro en el amor de Cristo (Juan 17:20-21).

Cuando los líderes religiosos incitan y producen acciones eufóricas que llevan a actitudes de irresponsabilidad infantil, además de técnicas e manipulación de conciencia. Estas y otras realidades de pseudoscristianos, no están lejos, como algunos creen, de lo que apreciamos en la locura hitleriana y la reacción del cristianismo institucional de aquella época. Hoy, los intereses católicoromanos y los intereses y presupuestos del anglosajonismo blanco protestante se encuentran en los mismos niveles, y terminarán antes que temprano por encontrarse y entenderse en ese maridaje político – religioso. Dios nos ayude a serle fiel, y seguir las enseñanzas de Aquél que es llamado “el León de la tribu de Judá”, cuya raiz es el amor al prójimo, especialmente al desvalido, al pobre y al injusticiado. Amén.

Escrito por el evangelista Enrique Lopez

REFERENCIAS: (1) “Tratado contra los Judíos y sus Mentiras”, Martín Lutero, edc.de Erlange(tomo XXXII),pp.100-274. (2) Ibid; pp.110-274. (3) “Schem Hamephoras”, Martín Lutero,edc. Erlange, citado por León Poliakov en “Historia del Antisemitismo”,ed,Siglo Veinte, Buenos Aires, Argentina,1968,pp.223-258. (4) Ibid. (5) Cf. Hans Müller, Katholische Kirche und Nationalsozialismus, Munich,1962,p.118;citado por León Poliako. (6) Auschwitz;Documentos y Testimonios del Genocidio Nazi”, León Poliacov, Biblioteca de Historia, edc. Orbis S.A.; Barcelona, 1985. (7) Noticias de Israel, Noviembre de 1987. (8) Ibid. (9) Kardinal Faulhaber,”Judentum,Cristentum und Germanentum”, München,1933,pp.116-117;citado por León Poliacov, “Auschwitz”,op.cit. (10) Diario “Ya”, Madrid, Viena/Efe,Sábado 22 de Octubre de 1988,p.23. (11) “Pschologie Colective et Analyse du Moi”, Siegmund Freud,trad. cfr.(Payot), París,1950,pp.41-49.

BIBLIOGRAFÍA: Revista “DEREJ”, Nº 8, Madrid,1988 (Revista de pensamiento Judeo – Cristiano dirigida por el pro. Joaquín Yebra). Israel, mi pueblo escogido, de M. Basilea Schlink. Crónica del Holocausto, una Enciclopedia en palabras e imágenes.Biblia, RV 1960.

Nota: Agradecer al profesor y pastor Joaquín Yebra de Madrid (España) su excelente artículo en su revista “Derej”, del que he sacado principalmente este artículo divulgativo sobre un tema que hoy nos sigue estremeciendo, y a su vez, reflexionar a luz de las Escrituras sobre el trágico destino del judaismo europeo y la desaparición de séis millones de hermanos judíos.

.

.

.

.

donar-e1463418267873

 


Leave your Comment