el juzgar

“1. No juzguéis, para que no seáis juzgados. 2. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido”(Mt.7:1-2). Si apreciamos el contexto, notaremos que en Mateo 6:1 al 34 Jesús está enseñando la bibliajusticia del reino de Dios con respecto a la relación del HOMBRE  CON DIOS. Ahora, en Mateo 7: 1 al 12 se examina la justicia del reino de Dios en relación del HOMBRE CON EL HOMBRE. En esta sección se tratan tres asuntos: Juzgar a los demás; Pedir, buscar y llamar; Regla áurea(7:1-6; 7:11; 7:12). Veamos pues los dos primeros versos, que en mi opinión suelen ser bastante mal usados, y por consiguiente, tergiversados.

1 /  Se suele decir que estos textos afirman que no podemos emitir ninguna clase de juicio, lo cual es incierto. Por ejemplo, algunos afirman que NO PODEMOS :HA)acer cualquier crítica adversa o desfavorable : señalar las faltas de otros, aunque sea de forma constructiva. B) Ejercer la disciplina en la iglesia ante la perseverancia en el pecado o la rebelión moral o espiritual por lo cual es necesario juzgar. C) Desenmascarar a quienes enseñan errores y herejías, para lo cual también es necesario juzgar. D) Quienes afirman que no se puede juzgar en ningún caso – basándose en Mateo 7:1 y 2 – entran en contradicción con el resto de las Escrituras. Es un error tomar textos fuera del contexto

2 /  Jesús no prohíbe TODA CLASE de juicio. Si observamos el contexto inmediato de este pasaje, nos muestra que hay un juicio que sí podemos hacer: A) Mt. 7: 6 implica que hay un juicio posible para discernir quiénes son “perros” y quiénes son “cerdos”. B) La pregunta es obvia,pues ¿cómo podríamos discernir cuándo no hemos de dar lo santo a “los perros”?  O, ¿cómo podríamos saber cuándo no hemos de dar las “perlas” a los “cerdos”?. C) Mt. 7:15-20 implica que hemos de emitir juicio para DETERMINAR quién es el falso maestro: “Por sus frutos”. D) Hay un contexto de esto en Juan 7:24(leer), en donde nos habla de CUANDO hemos de emitir juicio. E) Como cristianos no hemos de llevar nuestros pleitos a los tribunales del mundo, sino que hemos de juzgar DENTRO de las congregaciones: 1ª Cor.5:9-13; 6:1 y ss. F ) Juan, apóstol del amor, nos enseña que hemos de juzgar a los espíritus : 1ª Jn.4:1. Bien entendido, no hay contradicción.

3 /  Veamos al Maestro y Mesías explicándonos la clase de juicio que El condena : A) Aquél juicio dado por quien es CIEGO a sus propias faltas (vv.3-5). B) El error consiste en centrarnos en la “paja” del ojo del hermano, y desconsiderar la “viga” que impide la vista en nuestro propio ojo. C) Pablo también nos aconseja, traduciéndolo a términos actuales, a ser “introspectivos” cuando tratamos de ayudar a otros (Gálatas 6:1). D) Jesús condena el juicio sin misericordia y sin amor. Lo que es condenable es el “espíritu de censura” carente de amor (cf. Lucas 6:36-37). E) Igualmente Santiago nos advierte contra la emisión o el lanzamiento de juicios SIN MISERICORDIA (Stgo.2:13). F) Si así lo hiciéremos, tampoco se mostrará misericordia para con nosotros cuando seamos juzgados (Mt.7:2).

img

4/  ¿Hay momentos en que hemos de emitir juicios? Sí : A) Después de haber corregido nuestras propias faltas(v.5). B) Pero primeramente tenemos que quitarnos la viga que impide que nosotros veamos. C) Después, entonces podremos ver, discernir, juzgar y ser de ayuda a otros para que ellos también puedan vencer sobre sus faltas. D) Eso es precisamente lo que demanda la Ley de Cristo  o Toráh del Mesías (leer Gál.6:1-2).

5/  Nuestro Señor Jesucristo nos demanda el imperativo de juzgar entre quienes son dignos y quienes son “perros” y “cerdos” (v.5) : A) Con quienes SON RECEPTIVOS, hemos de ser pacientes para ayudarles a salir de su error (cf.2ª Timoteo 2:24-26). B) Con quienes NO SON  RECEPTIVOS , sino REBELDES y BURLONES , no hemos de desperdiciar con ellos lo santo. C) Sugiero que se lea las instrucciones de Jesús en Mateo 10 : 12 al 15. D) Tenemos el ejemplo misionero de Pablo y Bernabé  (Hechos 13: 42-46). E) Así que determinar estas cosas demanda juico por nuestra parte.

Todo este pequeño estudio bíblico nos lleva a la reflexión, y a la conclusión de que el tipo de juicio que el Señor nos ordena que NO HAGAMOS es aquél que está basado en nuestra AUTOCOMPLACENCIA, en nuestro ORGULLO y en nuestra FALSA SUPERIORIDAD, condenando hipócritamente a otros por faltas que nosotros mismos somos los primeros en cometer. Esa clase de juicio está condenada (ver Santiago 4:11-12). El Señor nos ayude para refrenar tales juicios. Que El nos haga aptos en quitarnos las “vigas”, y poder de esa manera ayudar a otros en sus problemas y dificultades.

Evangelista, Enrique López Celdrán

P.D. Quiero honrar y dar gracias a Dios por los maestros tenidos en mi juventud, de los cuales he extraído y reflexionado para realizar este estudio.

.

donar


Leave your Comment