El estudio demuestra que los líderes deberían “ser responsabilizados”

Los académicos de la Universidad de Bournemouth, Reino Unido, realizaron una investigación en el nombre del Churches ‘Child Protection Advisor Service (CCPAS). El levantamiento indica que la mayoría de los cristianos cree haber sufrido algún tipo de “abuso espiritual”.

Los números finales del estudio indican un número alto, con cerca de 2/3 de los entrevistados relatando haber sido expuestos a ese abuso en su comunidad cristiana.

3c18ce3Justin Humphreys, director ejecutivo de la CCPAS, admite que “los resultados son significativos, pues [haber sufrido abuso espiritual] no era un prerrequisito para la participación”. Sin embargo, no está totalmente sorprendido.

Las definiciones de abuso espiritual son bastante amplias. Por eso, los críticos dicen que la falta de claridad puede ser una barrera significativa para aceptar los resultados del estudio sin cuestionamientos.

Humphreys explica que ellos definen el “abuso espiritual” como “una experiencia caracterizada por un patrón sistemático de control y comportamiento coercitivo en un contexto religioso”. Deja claro que eso también puede ser visto como “una forma de abuso emocional y/o psicológico.

Sin embargo, Como sucede en el ambiente religioso, la opción fue por el uso del término abuso espiritual”.

Entre los entrevistados, la comprensión es que ese tipo de abuso o manipulación se caracteriza por toda forma de control y presión sobre los individuos, “a través del uso indebido de textos religiosos, buscando proporcional una lógica ‘divina’ para justificar el comportamiento.

El director de la CCPAS dijo: “Tenemos una deuda con todos los que han sufrido abusos espirituales, y debemos, como comunidad cristiana, trabajar de forma constructiva para crear un ambiente más seguro para todas las iglesias”.

Tema poco hablada en las iglesias

manipulacion

La CCPAS decidió hacer la investigación en línea, que ofrece mayor privacidad, Y tuvo la garantía de la Universidad de Bournemouth, de que los datos serían protegidos y aquellos que deseaban compartir sus experiencias no tendrían sus nombres divulgados.

La mayoría de los entrevistados (69%) son fieles a iglesias de tradición anglicana, Bautista o sin denominación; el segundo grupo más grande era de pentecostales, como un porcentaje menor de católicos romanos.

Más de la mitad de las personas escuchadas cree que son necesarias políticas más claras en Iglesias y organizaciones cristianas para la producción de esos abusos. Un trecho del estudio afirma que los líderes deberían “ser responsabilizados por el abuso espiritual sobre aquellos que están liderando”.

La doctora Lisa Oakley, una de las coordinadoras del estudio, afirma que “estas son cuestiones complejas” y que cualquier trabajo en esa área “muestra como es el comportamiento abusivo es practicado por líderes de congregaciones”, sin que las consecuencias sean debidamente evaluadas.

Dos tercios de los entrevistados dijeron que sabían como denunciar la práctica y/o Cómo buscar ayuda, pero sólo un cuarto de los entrevistados dijo haber escuchado a alguien sobre el asunto en la iglesia, de manera abierta, en algún momento.

El estudio concluye que son necesarias políticas más claras para que las iglesias impidan la práctica y qué algún tipo de entrenamiento debería ser dado a los líderes de la iglesia sobre el tema.

Tomada de: NoticiasCristianas.com 

.

.

.

.

.

.

.

.

donar-e1463418267873


Leave your Comment