thumbnail_huellas de Dios

Arqueólogos desconcertados llaman Huellas de Dios

a rocas gigantes en forma de sandalia

Están siendo bautizados como las “huellas de Dios”:  grandes formaciones en forma de sandalia en la tierra que, según los arqueólogos, datan de la época en que los israelitas entraron en la Tierra Prometida.

imagesLas posibles fechas de las formaciones misteriosas están causando entusiasmo entre los arqueólogos israelíes porque piensan que incluso pueden estar vinculados a Josué, quien llevó a los israelitas a través del desierto a la tierra prometida después de la muerte de Moisés.

A pesar del apodo, los arqueólogos han establecido que de hecho son hechos por el hombre, no naturales, por lo que no son la huella literal de Dios. Sin embargo, dado el posible momento y su ubicación, pueden ser su huellas figurativa ya que los arqueólogos se están preguntando seriamente si realmente fueron erigidos por Josué y sus seguidores.

Hay seis estructuras de rocas con forma de sandalia en total, informa WND.com, y se encuentran justo al este del río Jordán. También son impresionantes en escala, con uno más grande que dos campos de fútbol de longitud.

Adam-Zertal-2

El arqueólogo Adam Zertal está especialmente entusiasmado con una de las estructuras ubicadas en el Monte Ebal, que está registrado en la Biblia como el lugar donde Moisés instruyó a los israelitas a colocar las maldiciones escritas que surgen como resultado de violar la ley.

La estructura es interesante para Zertal porque tiene una característica única, un altar gigante en el medio que mide alrededor de 23 pies por 30 pies. Algunas excavaciones se han realizado en el sitio y revelan hallazgos de huesos de animales carbonizados y cenizas en y alrededor del altar.

Zertal cree que el altar bien podría ser el que hizo Josué después de que los israelitas entraron por primera vez a la Tierra Prometida, como se describe en Josué 8:30.

El investigador Adam Aliyahu Berkowitz está sacando conclusiones bíblicas similares y cree que la forma de la sandalia no es una coincidencia, sino una elección deliberada de diseño por parte de los israelitas para conmemorar la promesa de Dios registrada en Deuteronomio 11: 24: “Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie será vuestro; desde el desierto hasta el Líbano, desde el río Éufrates hasta el mar occidental será vuestro territorio”.


One Comment so far:

Leave your Comment