La Biblia dice que antes que Adán comiera del árbol prohibido (la mujer), ya su mujer lo había comido del fruto prohibido antes de pasárselo a él.

 Si Eva era el árbol prohibido para Adán, entonces ¿de cuál árbol comió Eva?

Leamos nuevamente:

“Génesis 3:6” “Y vio la mujer que el árbol (de la ciencia del bien y del mal) era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.”

 La mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos. Debemos notar que la Biblia no dice que este árbol de la ciencia era Bueno para comer; lo que dice es que: “La mujer vio que era bueno para comer”.  Hay una gran diferencia entre lo que Dios llama “Bueno” y lo que Eva vio como bueno.

Cuando Dios creó todos los àrboles de frutas, dijo:

Gènesis 1:11 “Produzca la tierra hierba verde, hierba que de semilla; árbol de fruto que de fruto según su género, que su semilla este en el, sobre la tierra. Y fue asì. 12 Produjo, pues, la tierra, hierba verde, hierba que da semilla segùn su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla esté en el, según su género.

Gènesis 1:12…”Y vio Dios que era bueno.

Sobre estas clases de plantas y àrboles  naturales que Dios creó, concluyó diciendo: “Y vio Dios que era bueno”

Ahora, pregúntese: Si el árbol de la ciencia era del mismo tipo de árbol que aquellos àrboles frutales que Dios creó y que Dios vio como bueno para comer, ¿Por qué prohibiría Dios que se comiese de dicho árbol? ¿Còmo podía el árbol de la ciencia al momento de ser creado ser considerado por Dios bueno para comer y sin embargo posteriormente producirles la muerte?

  Es evidente que este árbol de la ciencia no era del mismo tipo de àrboles que Dios creó, aquellos de quienes Dios dijo que eran buenos.

 Además, si este árbol de la ciencia era del mismo tipo de aquellos àrboles buenos para comer que Dios creó, ¿Dónde se encuentra este árbol hoy sobre la tierra?, pues todos los àrboles que Dios creó tenían semillas para así ser esparcidos por toda la tierra; éste árbol no podía ser la excepción al menos que la Biblia lo indicara.

 Ahora, ¿Qué hacía que este árbol (de la ciencia del bien y del mal) sea más bueno y agradable a los ojos de esta mujer?.

  A diferencia de los árboles que Dios hizo nacer de la tierra que eran deliciosos y buenos para comer; este árbol de la ciencia demuestra una característica que los demás árboles en el huerto no tenían, y esto es, que este árbol era “Agradable” a los ojos, una palabra que según el diccionario Strong  de la lengua hebrea es:

taavá corresponde al número 8378; de 183 (ab) avá, raíz prim.; desear algo:– codicia, codiciar, codicioso, desear, deseo, incitar, querer, vehemencia.

  Otra interpretación de la palabra “agradable” en el hebreo dice:

8378 ta’avah (tah-av-aw’); de 183 (abreviados); tener deseo por, sentir lujuria por (usado para apetitos sexuales), desear vehementemente algo, por implicación, un deleite (subjetivamente, satisfacción, objetivamente, un encanto o una atracción): un deseo, un anhelo, deseos por el corazón de alguien, lujuria, un apetito, codicia (en el mal sentido) codiciar, esperar ansiosamente.

  Entre las acepciones de la palabra agradable, vemos la palabra codicia el cual corresponde en el hebreo a:

 2530; chamad; desear, tomar placer en, deleitarse en, ser deseable, deleitarse grandemente, desear grandemente, deseable, de inapreciable valor. 

  Este árbol de la ciencia fue agradable, deseable a los ojos de esta mujer; no delicioso a la vista, sino: “deseable con vehemencia a sus ojos, “, y  “codiciable para alcanzar la sabiduría”, demostrando con esto que este árbol era “alguien” y no “algo”, pues, si este árbol era semejante a los demás árboles del huerto (es decir : un “Algo” y no un “Alguien”) entonces nos hallaríamos con una planta que impartía sabiduría y conocimiento a las personas, lo cual es imposible. Ningún alimento que Ud. consume le da sabiduría, ningún medicamento o vitaminas le da sabiduría; todo alimento, medicamentos o vitaminas, etc, fortalecen a la mente para la sabiduría, más no le da sabiduría en sí mismo.

  Este árbol era el árbol del conocimiento del bien y del mal, y esta palabra “conocimiento” es también usado como un eufemismo hebreo de “conocer a alguien sexualmente” como cuando Adán “conoció” a su esposa:

Génesis 4:1 “Conoció Adán a su mujer Eva…”

  Entonces… ¿Cuál fue la manera figurativa de comer del árbol de la ciencia?

Entre las tantas acepciones del verbo comer, cuando en  el hebreo se usa “Akal”, una de ellas es el de comer en el sentido sexual, por ejemplo:

Proverbios 30:20 “El proceder de la mujer  ADULTERA es: COME (Akál), limpia su boca y dice: no he hecho maldad.”

  Uno de los hombres más sabios de la tierra que alguna vez existió (Salomón), nos dice que la mujer Adúltera “Come” (akál).

  Pero… ¿Qué relación tiene  que una mujer Coma y sea adultera? ¿Acaso no es bueno que un hombre y una mujer coman? ¿Por qué el sabio Salomón al mencionar el acto de Adulterio de una mujer, utiliza la palabra “Comer” (Akál)?

  Esta palabra “Comer” no significa solamente el de deglutir un alimento literalmente (como lo es en el caso de la palabra “Oklà”, “Maakal”, u “Okel” que son palabras denotativas en el hebreo de deglutir literalmente un alimento), sino que en el texto mencionado en Proverbios 30:20 se usa el del sentido figurado “akál”  o sea, comer algo figuradamente, para indicar  “consumir un acto sexual de adulterio”. Adulterio es: “Relación sexual fuera del matrimonio” eso es lo que significa “Comer” de acuerdo a lo que este hombre de Dios nos dice acerca de una mujer adúltera. De manera que si seguimos esta regla y creemos a las palabras de Salomón como Palabras de Dios, entonces encontramos que el comer Eva del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal, fue un acto sexual;  adulterio, y no el simple hecho de haber deglutido un alimento, alguna fruta.

  Alguien dijo una vez en un foro cristiano:

“En Gènesis 3:6,  cuando Eva tomó del fruto y “comió”, se usó la palabra “Maakal” el cual es una de las acepciones del hebreo para el vocablo “Comer”, y es una palabra que no acepta connotación, es decir: no acepta una interpretación figurada, sino literal. De tal manera que Eva comió literalmente de una fruta natural, y no un fruto figurado sexual.”

  Pero esto no revoca para nada el hecho de que ese fruto que Eva comió en realidad fue un fruto alegórico, por màs que se haya usado el termino Maakal que significa comer literalmente una fruta o comida. ¿Por qué? Simplemente porque vimos que existen palabras en el hebreo que aunque sean denotativas, estas se metaforizan, como lo es el caso de “árbol”, el cual aunque no tiene sentido figurado en el léxico hebreo, la Biblia lo aplica figurativamente a personas.

Además, cuando Dios dio el mandamiento en Gènesis 2:16-17, de lo que Adàn podía comer y lo que no podía comer, se usó el término “Akal” lo cual sí implica lo figurado.

  Eva tomó del fruto del árbol y comió, y de acuerdo a la  palabra Comer (akál) que utilizó   Salomón en Proverbios 30:20, encontramos que es la misma palabra figurativa utilizada en Génesis 2:17, en lo que vemos entonces que la prohibición fue el acto sexual;  Eva Adulteró con la Serpiente. Eva comió figuradamente (sexo) del fruto de  ese árbol, y asì como de la mujer adúltera se dice en Proverbios 30:20: “limpia su boca y dice: no he hecho maldad”, asì Tambièn Eva  se limpió la boca excusándose de su acto.

“Limpiarse la boca” es un eufemismo hebreo que significa “limpiar la evidencia”, excusarse con sus palabras; así como taparse la boca es un eufemismo de silencio.

Job  29:9 “Los príncipes detenían sus palabras; ponían la mano sobre su boca…”

Boca:

6310 Peh: “boca, orilla, filo; abertura, entrada, collar; palabra; orden, mandamiento; evidencia.” (Diccionario Expositivo W.E. Vine)

Limpiar:

2891 taher  “raíz prim; propiamente ser brillante, es decir, (por impl.) ser puro (físicamente, sano, claro, no adulterado); levit. Incontaminado; moralmente inocente o santo) declarar, expiación, limpiar, limpio, purificar, purificación. (Diccionario Expositivo W.E. Vine)

2889 tahor: “Limpio; puro” El vocablo denota la ausencia de impureza, suciedad, contaminación o imperfección…El adjetivo “Limpio” describe a menudo la pureza que se mantiene al evitar  contacto con otros seres humanos,” (Diccionario Expositivo W.E. Vine)

  Es decir que Eva, luego de haber comido el fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal, se excusó con sus palabras diciendo: “La serpiente me engañó”, o sea, “yo no tengo la culpa, no he hecho maldad, sino que,  la serpiente fue quien me engañó”. [Paráfrasis mía]

  Ella trató de ocultar la evidencia de su acto con su excusa del porqué ya no era pura, e incontaminada.

  Notemos còmo algunas versiones  Bíblicas vierten el pasaje de Proverbios 30:20, de la siguiente manera:

Biblia: Traducción en Lenguaje Actual

Proverbios 30:20La mujer infiel se acuesta  con otro hombre
luego se baña y dice: “¡Aquí no ha pasado nada!” 

Biblia: Nueva traducción Viviente.

Proverbios 30:20 “La mujer adúltera devora  al hombre, luego se limpia la boca y dice: « ¿Qué hice de malo?».

Sin dudas, el vocablo: “comer” puede tener un significado connotativo, además de la literal.

  No existe una planta de frutas impartiendo sabiduría a nadie; no existió una planta Literal del bien y del mal, ya que si hubiese existido lo tendríamos hasta nuestros días, pues Dios puso semillas en las plantas  para que estas se reproduzcan;

Si el tal no existe y hemos visto que Dios llamó árboles a las personas, entonces el árbol de la ciencia del bien y del mal, del cual Eva comió, fue también una persona.

Sigamos viendo el acto de Eva:

“y tomó de su fruto, y comió;

¿Qué significa la palabra “tomó”  en este texto en el idioma original?

La palabra “tomó” es una palabra hebrea correspondiente al número  3947 laqach (law-kakh’); de raíz primitiva, tomar (en la amplia variedad de implicaciones) tomar, yacer poseyendo, recibir, casar, tomar esposa, tomar a o para una persona, procurar, obtener, tomar posesión de, seleccionar, escoger, tomar en matrimonio, recibir, aceptar.

 La mujer tomó del fruto de este árbol, que a diferencia  de los frutos de aquel  Árbol de Vida que son: Fe, bondad, longanimidad, amor, gozo, paz, paciencia, etc; El fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal que Eva comió fue todo lo contrario: fue “muerte” y vino por medio del sexo.

  En el hebreo encontramos que entre las acepciones del vocablo tomó, se encuentra la palabra yacer, el cual es un eufemismo para el acto sexual.

Yacer:

7901 Shakàb: acostarse para descanso o relación sexual, o cualquier otro propósito….

Levítico 15: 18 “Y cuando un hombre yaciere con una mujer y tuviere emisión de semen, ambos se lavarán con agua, y serán inmundos hasta la noche.”

  El Fruto: “es el producto o resultado de  algo”: “El fruto de su esfuerzo”; “el fruto de sus actos”; “Por sus frutos los conoceréis”, “Este hijo es el fruto de mi matrimonio con…, etc”.  El fruto que ese árbol de la ciencia produjo fue el acto sexual, ese fruto fue el que  Eva tomó y comió.

A diferencia del fruto del árbol de la Vida (Cristo-Jesús) el cual vino sin intervención sexual por medio de una virgen.

  Entonces ¿quién era ese árbol de la ciencia del cual Eva comió su fruto? Fue la Serpiente. Eva fue engañada sexualmente por la serpiente.

  El hno. Branham dice:

“Aquí es donde recibimos la verdadera revelación de la simiente de la serpiente. Aquí está lo que verdaderamente sucedió en el huerto del Edén. La palabra dice que Eva fue engañada por la serpiente, ella en realidad fue seducida por la serpiente.”

Las Siete Edades de la Iglesia, Edad de Pérgamo Pàg, 189

“Al poco tiempo la serpiente llegó a ser símbolo del sol, y por consiguiente fue adorada. Así que el deseo del corazón de Satanás llegó a su cumplimiento completo. Él fue adorado como Dios. Su trono fue establecido. Su trono fue establecido. Sus esclavos se inclinaban ante él. Él fue adorado allí en Pérgamo en la forma de una serpiente viva. El Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal, simbolizado ahora en la forma de una serpiente viva, no solamente había seducido a Eva, sino también a la mayoría de la humanidad.

  En el libro de Cantares encontramos una alusión muy sobresaliente acerca de esto:

Cantares 8:5 “Debajo de un manzano te desperté; allí tuvo tu madre dolores, Allí tuvo dolores la que te dio a luz.

Este mismo texto es notable en la versión de la Biblia Vulgata (latina) el cual dice:

“…sub arbore malo suscitavi te ibi corrupta est mater tua ibi violata est genetrix tua”…

En la versión “Vulgata” de Jerónimo” esto es traducido al español:

 “…debajo del manzano te levanté; allí fue tu madre estragada (corrompida),  allí la que te engendro fue violada”…

Esto es claramente una alusión a lo que había ocurrido en el edén cuando Eva había sido engañada por la serpiente siendo violada.

  El árbol de la ciencia del bien y del mal que Eva comió fue Satanás; fue satanás en la serpiente.

  Siete Edades De La Iglesia Pág. 96 “Bien. Si el Árbol de la Vida es una persona, entonces el Árbol de la ciencia del bien y del mal es también una persona. No puede ser de otra manera. Así que el Ser Justo y el ser maligno estaban allí lado a lado en medio del Huerto del Edén.

… “En Edén, en el huerto de Dios estuviste… (Satanás).” Ezequiel 28:13

 Claramente, el hno Branham (después de haber dicho que Eva era el árbol que Dios prohibió comer a Adán), dice que el Árbol de la Vida, el Ser Justo (Jesucristo) y el árbol de la ciencia del bien y del mal, el ser Maligno (Satanás) estaban lado a lado en el huerto.

  Este árbol que está al lado del Ser Justo, es Satanás, y es de este árbol que Eva comió.

  El mismo Satanás es representado en la Biblia como un árbol en el Edén:

Ezequiel 31: 8 “Los cedros no lo encubrieron en el huerto de Dios; las hayas no fueron semejantes a sus ramas, ni los castaños fueron semejantes a su ramaje; ningún árbol en el huerto de Dios fue semejante a él en su hermosura. 9 Lo hice hermoso con la multitud de sus ramas; y todos los árboles del Edén, que estaban en el huerto de Dios, tuvieron de él envidia.

  En Ezequiel 31:8, Satanás es representado como un árbol. Esto no hubiera sido posible si Satanás no hubiera tomado a un ser  visible. Satanás fue llamado: “árbol” por cuanto poseyó a un ser, a un animal, el cual era lo más cercano físicamente al hombre.

Ezequiel 28:13 “En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, y esmeralda y oro; los primores de tus tamboriles y flautas estuvieron preparados para ti en el día de tu creación. 14 Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios; allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. 15 Perfecto eras en todos tus caminos desde el día que fuiste creado, hasta que se halló en ti maldad”.

 Tal vez Ud.  diga:

En fin,  ¿quién de los tres era el árbol de la ciencia? ¿Era satanàs, o era la serpiente o era la mujer? ¿O eran los tres?  ¿No son estas cosas una contradicción de Branham?”

 Para entender esto de una manera adecuada y sin tanta dificultad, quisiera explicar lo siguiente.

  En la Biblia existe lo que los eruditos Bíblicos denominan: “Extensión profética”.

La extensión profética consiste en el cumplimiento múltiple de una  profecía dada. Por ejemplo vemos esto en el texto de.

Oseas 11:1 “Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo.”

  Nacionalmente, Israel era un “hijo” (Éxodo 4:22) pero esto no sòlo se refería a cuando Dios llamó al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto. Aunque este texto esencialmente lo refiere a la nación de Israel como hijo de Dios, el texto tiene un sentido latente màs profundo cuando vemos que en realidad era una profecía tocante a Jesucristo.

Mateo 2:14 “Y èl, despertando, tomó de noche al niño, y a su madre, y se fue a Egipto. 15 y estuvo allà hasta la muerte de Herodes; para que se cumpliese lo que dijo el Señor por medio del profeta (Oseas) cuando dijo: De Egipto llamé a mi hijo.”

  Esto es un claro ejemplo de la extensión profética, siendo Israel primariamente a quien Dios llamó de Egipto, pero siendo Jesucristo el cumplimiento de la profecía. Esta profecía pudiera ser aùn màs extendida cuando vemos que Egipto es tipo del mundo, del cual Dios sacó a cada hijo e hija Suyo.

  Entonces, alguien (sin temor a equivocarse) pudiera hablar de Israel como hijo de Dios, luego otro pudiera hablar de Jesucristo como Hijo de Dios, y otros hablar de todos los salvos por medio del Evangelio, como hijos de Dios sacados de Egipto (del mundo).

 Asì también, cuando Dios hablò del árbol de la ciencia, era una extensión profética o cumplimiento múltiple, refiriéndolo primariamente a satanàs y por extensión a la mujer y a la serpiente.

Satanàs era el árbol que produciría el fruto sexual, y la serpiente siendo su instrumento era el árbol del cual Eva comió de ese fruto. Ella misma fue el árbol que produjo ese fruto para su marido el cual comió asì como ella.

“y dio también a su marido, el cual comió así como ella.”

 Él también comió del fruto que la Serpiente ofreció a Eva: Sexo.

A medida leemos la Escritura nos damos cuenta que a consecuencia de este acto cometido por ellos, Dios maldijo  a la Serpiente y castigó a Adán y a Eva:

Génesis 3:14 “Y Jehová Dios dijo a la Serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás y polvo comerás todos los días de tu vida.

  Vea Ud. que Dios maldice a la Serpiente por el acto cometido, y no simplemente por la mentira que dijo a Eva; Dios le dijo: 

“Por cuanto esto hiciste”,  no dijo: “Por cuanto esto dijiste”

La maldición a la Serpiente fue principalmente por el acto de Adulterio y no sólo por la mentira dicha a Eva.

Génesis 3: 16 “A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará sobre ti.”

  Inmediatamente después de maldecir a la Serpiente por su acto: “Por cuanto esto hiciste” Dios dice a la mujer que multiplicaría sus dolores en el parto. Luego del acto cometido por la Serpiente, Dios habla a Eva de “Hijos”, indicando con esto que ese acto de la Serpiente, y el comer de  Eva, tenían relación con el acto sexual, pues de otra manera Dios sería injusto en castigarla a ella CON DOLOR en su alumbramiento de hijos luego de haberle dicho que ella se multiplicaría.

  Evidentemente Él (Dios) la castiga a ella, en donde ella falló, y esa falla fue en la manera que ella traería a sus hijos por una voluntad permisiva, y no de la manera como Dios lo quería por medio de Su voluntad perfecta.

Génesis 3: 17“Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida…”

  Es notable ver como Dios no maldijo a sus hijos, más bien los castigó y maldijo a la tierra antes que a Adán y Eva.

Cuando el pecado entró al hogar de Adán y Eva, sus ojos fueron abiertos y se vieron a sí mismos desnudos. Antes de esto, ellos estaban desnudos, pero sus ojos estaban velados por Dios con un velo Santo el cual les impedía estar conscientes de su desnudez; al igual que hoy día las personas y en especial las mujeres andan desnudas, pero no por el velo Santo de Dios sino por el velo de lujuria de Satanás (Ver Mensaje: El Poder de Dios para Transformar).

  Entonces, ¿Qué sentido tendrìa que la Biblia dijera sobre  la creación de los àrboles frutales (incluido el de la ciencia del bien y del mal):

“Y vio Dios que era bueno…”?.

Para que luego Dios les dijera:

“Porque el día que de el comieres, ciertamente morirás?

¿Que acaso todos los árbol frutales que Dios creó no eran buenos? Esto solo llevaría  a la contradicción Bíblica, lo cual no puede ser.

  Por cuanto ambos comieron del fruto prohibido, veamos la Escritura principal que declara el embarazo de Eva a consecuencia del acto sexual que ésta tuvo con la serpiente y posteriormente con su marido, de los cuales nacieron Dos simientes que poblarían  la tierra, y que estarían uno en contra del otro.

Continuara….

Andrés Ojeda


Leave your Comment