¿Qué es el Nuevo Nacimiento?

Según la Santa  Biblia, el Nuevo Nacimiento es la muerte de uno mismo y la Vida de Cristo en uno.

Gálatas 2:20 “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí”

Es Menester Nacer Otra Vez

¿Lo vé o no? Lo que es el nacimiento, el nuevo nacimiento. Primero morir para nacer otra vez.

Es Menester Nacer Otra Vez “Así que esta gran Doctrina de Jesús que está escrita aquí ante nosotros en la Biblia, de que, «te es menester nacer otra vez, «tiene tantas diferentes versiones, como ya lo hemos dicho antes, que pensé en esta mañana, por el bien de aquellos quienes han estado preguntándome lo que significa y de cómo ellos podrían llegar a ser unos Cristianos verdaderos, pensé que tal vez  podríamos abordar el tema y hacérselos tan claro como yo pudiera hacérselos a Uds. Y no es a la manera de un sermón, es a la manera de una enseñanza de escuela dominical, para que el pueblo pueda captar el Mensaje. Hay muchas interpretaciones de «nacer otra vez.»

35 Ahora, estoy diciendo ésto, y sé que lo están grabando en cinta, quiero decir ésto a los pastores que quizá reciban esta cinta. Me supongo que quizás sea un poquito diferente de lo que la iglesia en general enseña, pues yo enseño y creo, y creo que puedo probarlo por la Escritura, de que Ud. es nacido del Espíritu y luego bautizado dentro del Cuerpo por el Espíritu Santo. Ahora, muchos de ellos enseñan que sólo tienen que venir y ser aceptados por la congregación, y demás, como un pecador, y que Ud. quiere aceptar a Cristo como su Salvador personal, y que ésto es el nuevo nacimiento. Muchos creen que el bautismo en agua es el nuevo nacimiento. Y algunos de ellos creen que Ud. ha nacido del agua, cuando Ud. ha sido bautizado en el agua. Y hay tantas diferentes versiones de ésto. Muchos de ellos, muchos creen que recitar un credo y creer en una doctrina de una iglesia, aceptarla y decir: «Yo creo en la iglesia santa de fulano de tal. Y yo creo que Dios es el Salvador del hombre y demás. Y desde este día, yo soy un miembro de esta iglesia, y tendré compañerismo con los Cristianos.» Ellos creen que ésto es  «nacer otra vez.»  Y sin embargo el credo que ellos recitan, yo no creo que nosotros deberíamos de criticarlo, algunos de ellos son puros y santos, algunos de ellos son Escrituras verdaderas, pero la Escritura no es aplicada en el lugar correcto. Y aún aplicando la Escritura, creo yo, que el nuevo nacimiento es algo más allá de éso. Aún con cuan buena intención Ud. lo diga. Yo creo que el nuevo nacimiento, es mucho más allá de sus buenas intenciones y de sus pensamientos, y de su mente; es más allá de eso.

Cristo Es El Misterio De Dios Revelado

«¿Qué es el nuevo nacimiento, hermano Branham?  “Es la revelación  personal de Jesucristo a Ud.  Esto no es cuestión de unirse a alguna iglesia, o de darle la mano  al pastor, o de recitar algún credo, o de prometer vivir según algunas reglas, sino más bien es  Cristo, la Biblia (porque El es la Palabra), siendo revelado a Ud. Y no importa lo que digan o lo  que hagan, sea pastor, sacerdote o  lo que sea, es Cristo en Ud. y sobre esa revelación fue  edificada la Iglesia

Es Menester Nacer Otra Vez

Y no importa cuanto tratemos de pensar de que estamos bien diciendo un credo, o uniéndonos a una iglesia, Ud. permanecerá donde está, hasta que Ud. nazca de nuevo del Espíritu de Dios. Su credo no lo cambia, el unirse a una iglesia, o el cambiar sus ideas, o sus buenas intenciones, no importa que tan buenas puedan parecer, todavía no está correcto. Hay algo que tiene que suceder, el nuevo nacimiento es una experiencia, algo que acontece.

¿Cómo Nacemos De Nuevo?

Esta es una de las preguntas principales del Nuevo Nacimiento, y el hno. Branham nos da la clave de cómo hacerlo.

Es Menester Nacer Otra Vez “Ahora, diferentes iglesias, podrían decir: «Bien, Ud. acepte ésto o crea éso, y está bien. «Pero no es así.  Ahora, para empezar con ésto, para respaldarlo, diré que la razón por la cual tenemos que nacer otra vez es porque la Biblia nos enseña que «todos hemos nacido en pecado, concebidos en iniquidad, y que hemos venido a este mundo hablando mentira.» Esto nos enseña que nuestra naturaleza, es pecadora para empezar. Así que no podemos reclamar nada por nuestra astucia, con nuestra sinceridad, o por cuan grande somos, o por cuan pequeños somos, o cuanto más, todos estamos errados para empezar.

Pero Dios hizo un plan para que el hombre sea salvo. Y el hombre no puede  añadir nada a ese plan. Es el plan de Dios. Y este es el plan que nosotros vamos a estudiar en esta mañana. ¿Cuál es el plan de Dios?

En primer lugar, recuerde, que hasta que Ud. haya nacido otra vez, nunca lo entenderá. El lo dijo dos veces. «El que no naciere de nuevo, no puede entrar en el Reino de Dios.

Es Menester Nacer Otra Vez

Oh, déjeme decirle, ¡el plano!. La Palabra de Dios es la única que explica el programa de cómo debemos nacer otra vez.. Primero, debemos reconocernos como pecadores y dignos de condenación, pues todos hemos nacido en pecado y concebidos en iniquidad, no hay una parte buena en nosotros. Nuestras mentes son malas, nuestra alma es corruptible, nuestro pensamiento es pervertido, cada imaginación de la mente del hombre, es pervertida, un pecador, y además que nuestro cuerpo es débil, nuestro espíritu no es bueno, estamos llenos de corrupción.? ¿cómo podría una cosa corruptible producir una cosa buena, si es corruptible?

Es Menester Nacer Otra Vez De manera que para nacer otra vez, Ud. tiene que morir en el altar con su Sacrificio, y estar tan muerto como El estaba. Y entonces Ud. Nace otra vez.

Esa es la clave del Nuevo Nacimiento: ¡Morir para poder Vivir!. La Biblia dice

Gálatas 2:20 “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”

Pero… ¿a que cosa debo yo morir?

Es Menester Nacer Otra Vez “Ahora, el acceso a este nacimiento, porque hay un acceso para entrar a el. Y para entrar a este nacimiento, Ud. tiene que pasar a través de un proceso. Al igual que todo lo que vive, todo lo que vive otra vez, tiene que morir primero. Y Ud. no puede quedarse con su mismo espíritu. Ud. no puede quedarse con sus mismos hábitos. Ud. no puede quedarse con sus mismos pensamientos. ¡Ud. tiene que morir! ¡Ud. tiene que morir al igual que El murió!  Ud. tiene que morir en su altar, y hacerlo como Abel lo hizo con su cordero. Ud. tiene que morir con su Cordero. Ud. tiene que morir. Morir a su propio pensar, para ser nacido al pensar de El y dejar que la mente que estaba en Cristo esté en Ud… Ud. tiene que pensar sus pensamientos.

A estas cosas es que uno muere, a su propio “Yo”, a sus propios pensamientos, a su propio espíritu, a sus propios hábitos, a las cosas mundanas.

1Juan 2:15 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.  Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 

Es menester Nacer Otra Vez

“¿Lo entiende Ud. ahora? Algunos de Uds. hombres, nunca dejarán de tomar, fumar. Uds. Nunca dejarán de codiciar tras la mujer vulgar, vestida inmoralmente, cuando Ud. Las ve en la calle, en lugar de voltear su espalda a ellas, y alejarse de allí. Ud. todavía estará codiciando como siempre. ¿Por qué? Porque el mundo está vivo en Ud. todavía. Pero cuando el sacrificio ha sido recibido, Ud. está muerto. Es correcto. ¿Está escuchando lo que quiero decir? ¿Está Ud. entendiendo lo que estoy hablando?  Ahora, su alma es puesta sobre el altar de juicio de bronce de Dios, y entonces recibe el sacrificio. Pero si en Ud. todavía vive el mundo, ésto le demuestra que todavía Ud. no lo ha recibido, que Dios nunca recibió el sacrificio, Ahora, Uds. que hablan de recibir el Espíritu Santo y de cuanto Ud. ha tenido que esperar, aquí está su respuesta. Hasta que Dios reciba ese sacrificio, hasta que esté puesto allí en Sus juicios, ¡hasta que Su juicio haya prácticamente matado sus sentidos! Ud. podría decir: «Bien, voy a voltear una página nueva. «Eso no es. «Bien, yo sé que antes fumaba, ahora voy a dejar de fumar. «Esos tampoco es. Es, hasta que Dios reciba ese sacrificio en Su altar de bronce, y Su altar es juicio. ¿Y cuál es Su juicio? ¡Muerte! Esa es la pena.

Es Menester Nacer Otra Vez  “Y ahora hermano hermana, déjeme decirles ésto tan claro como yo sé decirlo. ¿Cómo puede Ud. pensar los pensamientos de El y negar Su Palabra, y reclamar todavía que es Ud. nacido otra vez? Hágase Ud. mismo esta pregunta. ¿Cómo puede Ud. hacerlo? No puede. Si Ud. ha nacido otra vez, Ud. tiene los pensamientos de EI. Si la mente de Cristo está en Ud., entonces Ud. es una nueva criatura. La Biblia enseña ésto. Y si algún hermano le gustaría buscar la palabra criatura en el diccionario. Ud. vería que la palabra criatura es interpretada o traducida como «Una nueva creación», porque Ud. es una nueva creación, un ser humano nacido de deseo sexual aquí en la tierra, pero ahora, Ud. es una nueva creación nacida por el Espíritu. Sus propios pensamientos están muertos. Y están tan muertos que están cristalizados como la serpiente de bronce, o como cuando El murió, que los cielos y la tierra y todo atestiguó que El estaba muerto.

Es Menester Nacer Otra Vez De manera que para nacer otra vez, Ud. tiene que morir en el altar con su Sacrificio, y estar tan muerto como El estaba. Y entonces Ud. Nace otra vez. La serpiente no tenía vida en ella.

Es Menester Nacer Otra Vez  “Sí, para nacer otra vez, Ud. deber ir a través de un proceso de muerte, así como lo hace todo lo que tiene vida. Ud. toma un grano de maíz, y si ese grano de maíz espera vivir otra vez, tiene que morir primero. Si un grano de trigo espera vivir otra vez, es totalmente imposible… Ese maíz, ese trigo, esa flor, ese árbol, esa hierba, esas legumbres, todo aquello que espera vivir otra vez, debe primero morir. Si es así, ¿cómo va a escapar Ud. de ello? Ud. tiene que morir primero. ¡Ud. tiene que morir, ¿a qué? A Ud. mismo, morir a todo, para que Ud. pueda nacer otra vez. Ud. tiene que hacer éso. Si Ud. No muere, Ud. nunca vivirá otra vez.

Es Menester Nacer Otra Vez  “No el «voltear una página nueva», pero morir y nacer otra vez. ¿Vé? Ud. tiene que sentirse tan culpable cuando está en Su presencia, de la manera como Ud. lo haga, si es la manera Metodista o Bautista o cualquier manera que Ud. lo haga, Ud. Tiene que sentirse tan culpable, tan culpable, que lo hará morir. Esto es correcto. Lo hará morir a Ud… Su vida mundana morirá allí mismo. Ud. tiene que estimarse tan culpable en la Presencia de Dios, que su vida mundana muera allí mismo. La pregunta del pecado está sobre Ud. cuando está en Su presencia. Cuando Ud. se mira en esta condición Ud. de seguro vivirá, porque Ud. murió. Y la única manera que Ud. puede vivir otra vez, es que primero muera para que Ud. viva otra vez. Ahora, ¿vé Ud. a lo que estoy llegando? ¿Lo vé o no? Lo que es el nacimiento, el nuevo nacimiento. Primero morir para nacer otra vez. Y si Ud. todavía tiene las cosas del mundo en Ud., Ud. no ha nacido otra vez. ¿Y cómo va a reclamar ser nacido otra vez si todavía las cosas del mundo están en Ud.? ¿Vé? ¿Cómo puede Ud. hacerlo?

Es Menester Nacer Otra Vez  “Nuestras almas están puestas por fe en Su altar de bronce, el juicio de Dios, y nuestra ofrenda es consumida. Ahora recuerde, cuando Elías, bajo esos cielos bronceados, puso la ofrenda de Dios sobre el altar, la ofrenda fue consumida. Baal no podía consumir su ofrenda. Yo no quiero decir ésto, pero debo de decirlo. Y cuando Ud. va a una iglesia y acepta sus credos y sus formas de bautismos, y la ofrenda que se supone que Ud. mismo pone allí; Ud. se pudiera levantar temblando, hablando en lenguas, corriendo por toda la iglesia; o Ud. se pudiera levantar llorando. Pero, a menos que esa ofrenda haya sido recibida por Dios, haya sido consumida, el mundo está muerto para Ud., Ud. Está muerto, porque nos estimamos a nosotros mismos, muertos y sepultados. Nosotros estamos muertos y escondidos en Cristo. ¡Escondidos en Cristo! Y además de ésto, después de que estamos muertos y sepultados y escondidos en Cristo, entonces, somos sellados con el Espíritu Santo.

¿Ahora vé Ud. lo que quiero decir? ¡Ud. está muerto! Nuestras almas están puestas sobre Su Juicio Divino. Eso es el bronce. Cuando nuestras almas fueron puestas sobre un altar de Juicio Divino, ¿cuál fue la pena? ¡Muerte! Y cuando Ud. mismo se postra sobre el altar de Dios, el cual ha pronunciado muerte sobre el pecador, ¿cómo puede Ud. levantarse de allí, vivo en el pecado, si Dios aceptó el sacrificio? ¿Está ésto claro ahora? ¡Ud. muere! Ud. está consumido, Ud. está petrificado. No le queda a Ud. más que esta forma en la cual Ud. está morando, al igual que la serpiente de bronce, al igual que Cristo cuando fue bajado de la cruz, muerto y frio. ¡Ud. esta muerto! ¿Porqué? Porque Ud. está en el altar del juicio de Dios. ¿Y cuál es Su juicio? Cuando el juez ha dictado su sentencia, ¿cuál es su pena? ¡Muerte! Y cuando Ud. postra su alma sobre el altar de Juicio de Dios, es muerte para Ud. ¿Lo entiende Ud. ahora?

Esta es la manera de hacerlo, este es el proceso del cual el profeta nos habla, y es: “Morir uno mismo para poder Nacer de Nuevo”, nacer del Espíritu.

Hemos leído el proceso de muerte por el cual la persona debe pasar antes de Nacer de Nuevo, pero  Para que lo entendamos mejor, leamos como el hno. Branham tipifica el Nuevo Nacimiento con el nacimiento natural.

El Futuro Hogar Del Novio Celestial Y La Novia Terrenal

Fíjense, en el nacimiento natural, cuando una mujer da a luz a un bebé. La vida natural tipifica la vida espiritual. Cuando una mujer da a luz a un bebé, en lo natural, lo primero que sucede es la ruptura del agua, luego sangre, y luego el espíritu (la vida). Toman al pequeñito y le pegan [El Hermano Branham aplaude una vez con sus manos.–Editor], y allí empieza, gritando. Agua, sangre, espíritu.

Y ahora, cuando un bebé nace en el Reino de Dios, el viene de la misma manera: agua, Sangre, Espíritu.  Ahora fíjense, santificación, la tercera etapa…la segunda etapa de él, limpia la mente; pone el corazón, la mente del corazón, en orden de santidad. Un hombre puede arrepentirse de pecados y él todavía está pensando en…Bueno, quizás él es un–un hombre inmoral, toda mujer de apariencia inmoral que él encuentra, todavía está allí. Quizás él es un borracho; cada vez que él huele el trago, todavía está allí. ¿Ven? Pero luego cuando él es santificado, eso limpia ese deseo sacándolo de él. ¿Ven? Quita el deseo de ello. El todavía puede ser tentado, pero El quita el deseo de ello. Sin embargo, él todavía no está bienLuego, él es bautizado con el Espíritu Santo y Fuego. Limpiado, quemado, limpiado; y luego puesto en el servicio de Dios. La santificación sólo los aparta para servicio.

Preguntas Y Respuestas (COD)

“El Espíritu Santo…Ud. está creyendo para Vida Eterna, pero cuando el Espíritu Santo viene es Vida Eterna. Ud. está creyendo a…Ud. fue engendrado del Espíritu en santificación, pero nunca nace del Espíritu hasta que el Espíritu Santo entra. Esto es correcto. Un niño tiene vida en la matriz de la madre, los pequeños músculos se contraen; es una vida. Pero es una vida diferente cuando respira el aliento de vida por su nariz. Es una diferencia. Esto es lo que es, es…

42 Mi amado hermano Metodista, y Santo Peregrino y Nazareno, el bautismo del Espíritu Santo es diferente de santificación. La santificación es el limpiamiento lo cual es preparación de vida. Pero cuando el Espíritu Santo viene, es Vida. La preparación es el limpiamiento del vaso; el Espíritu Santo está llenando el vaso. Santificación significa “limpiar y apartar para servicio”. El Espíritu Santo es ponerlo en servicio. Uds. son los vasos que Dios ha limpiado.

43 Y nos hemos dado cuenta que el Espíritu Santo es Dios mismo en Ud. Dios estaba por encima de Ud. en la Columna de Fuego con Moisés. Dios estaba con Ud. en Jesucristo. Ahora Dios es en Ud. en el Espíritu Santo. No tres dioses, un Dios obrando en tres oficios.

El Futuro Hogar Del Novio Celestial Y La Novia Terrenal

“Ahora, el primer paso es “arrepentimiento para con Dios”. Y luego sigue después de eso, es el bautismo en agua, “bautismo en agua”, “Arrepentíos, y bautizaos en el Nombre de Jesucristo”. ¿Ven?, sigue el bautismo en agua, mostrando que el arrepentimiento fue genuino. O, para “perdonar” nuestros pecados pasados, eso no tiene nada que ver con pecados futuros. Sólo perdona. “Arrepentíos, y bautizaos en el Nombre de Jesucristo”. ¿Para qué? “Perdón”. El quitar el pecado pasado no tiene nada que ver con el futuro. Solamente, que su pecado ha sido cortado, lo que Uds. hicieron.  Uds. no se pueden arrepentir por lo que hizo Adán. Uds. nunca lo hicieron; Adán lo hizo. Uds. sólo reciben perdón por lo que Uds. hicieron. La vieja naturaleza todavía está allí. Permítanme tomar esta pizarra un momento. [El Hermano Branham dibuja ilustraciones en el pizarrón.–Editor] Ahora, aquí está un corazón humano. Ahora, yo no…yo estoy muy lejos de ser un artista. Aquí está un corazón humano; y aquí está un corazón humano. Ahora, éste de aquí tiene una serpiente en él, eso es pecado, aquí él tiene su vida. Este de aquí tiene una paloma en él, la cual es el Espíritu Santo, aquí él tiene una Vida. Bueno, éste de aquí, tiene malicia, odio, envidia; eso es lo que lo está causando, es este tipo aquí. Pues, éste de aquí tiene amor, y gozo, y paciencia; y Eso es lo que lo hace, aquí abajo.  Ahora, cuando a Uds. se les pide, o se les perdona a Uds. sus pecados, Uds. sólo han hecho esto, han quitado eso. Pero la cosa que los hizo hacerlo todavía está allí. Esa es la vieja raíz del mal; todavía está allí. Fíjense, entonces Uds. se arrepienten y son bautizados en el Nombre de Jesucristo, que El les perdonó sus pecados. Fíjense. Luego, en segundo lugar, viene la santificación, la cual pone en orden nuestras mentes para la santidad, para pensar correctamente. Quitó…santificación es una palabra Griega compuesta, que quiere decir “limpiado, y apartado para servir”.Luego, lo siguiente, viene el bautismo de Fuego y Espíritu Santo, de manera que Dios pueda habitar en nosotros. Y el Fuego de Dios limpia nuestros corazones de pecado, y pone al Espíritu Santo adentro. Entonces producimos la misma Vida que Esto produjo, porque Eso está en nosotros.

El Futuro Hogar Del Novio Celestial Y La Novia Terrenal

¿Ven?, el corazón tiene que ser limpiado de esa manera. Antes de que Dios pueda descender en la persona del Espíritu Santo, el cual es Cristo descendiendo y a morar en el corazón humano, primero tiene que haberse arrepentido. Tiene que ser bautizado en agua, en Su Nombre, para mostrar a quién pertenece. Luego tiene que ser limpiado por la Sangre de Jesús.

Y entonces el Fuego santo y el Espíritu Santo, de Dios, descienden y queman todo el deseo de pecado, toda la naturaleza del mundo. “Y, por tanto, el que pecare voluntariamente después de recibir el conocimiento de la Verdad…” Luego, además la Biblia dice: “es imposible…” “Porque, un–un hombre que es nacido de Dios no puede pecar; él no peca”. No hay manera de que él peque. ¿Cómo puede él ser un pecador, y un redimido, al mismo tiempo? ¿Cómo puedo yo estar en la casa de empeño, y fuera de la casa de empeño, al mismo tiempo? ¿Ven? Oh, El nos redimió por medio de Su Sangre; por medio de Su Espíritu El nos limpió; y entonces viene a morar en nosotros, la Iglesia. Ahora, no la denominación; ¡la Iglesia!

Preguntas Y Respuestas (COD)

Y después de eso vino la primera reformación con Martín Lutero. El salió

al frente y afirmó que la hostia que la iglesia llamaba el cuerpo literal de Cristo no era el cuerpo de Cristo, sino que representaba el cuerpo de Cristo. Y la arrojó en el barandal del altar, quiero decir, en los escalones, y rehusó llamarla el cuerpo literal de Cristo, y predicó: “El justo vivirá por la fe”. Bien, Ud. no iba a esperar que la iglesia Católica estuviera de acuerdo con él, seguramente que no, cuando su infalible cabeza les había dicho a ellos que no era así. Muy bien.

 Después de Martín Lutero, quien predicó Justificación, vino Juan Wesley predicando Santificación. Y él predicó que un hombre, después que es justificado (todo está bien), pero Ud. tiene que ser santificado, limpiado, la raíz de maldad es quitada de Ud. por la Sangre de Jesús. Ud. no puede esperar que los Luteranos prediquen Santificación, porque no lo van a hacer.

Después de que Wesley predicó Santificación, muchos pequeños brotos salieron de eso, como los Metodistas Wesleyanos, y los Nazarenos, y demás, los cuales guardaron el fuego encendido a través de su edad, y luego vinieron los Pentecostales y dijeron: “El Espíritu Santo es el bautismo, y hablamos en lenguas cuando lo recibimos”. Seguro. Cuando esto vino Ud. no podía esperar que los Nazarenos, y los Metodistas Wesleyanos, y el resto creyera en eso. Ellos no lo creyeron. Ellos llamaron eso del diablo. Muy bien. ¿Qué sucedió? Empezaron a caer; y los Pentecostales empezaron a levantarse. Y los Pentecostales hoy han llegado a un lugar que tienen que ser sacudidos. Ellos se organizaron y murieron, no aceptan nada más. Tienen sus propias leyes y regulaciones, y eso es conclusivo.

75 Cuando el Espíritu Santo viene y revela la Verdad de todo y lo prueba por Su propia Presencia y por Su Palabra, Ud. no espera que el pueblo Pentecostal diga: “Yo estoy de acuerdo con eso”. Ud. tiene que pararse solo como lo hizo Lutero, como lo hizo Wesley, y como lo hicieron el resto de ellos. Ud. tiene que pararse en eso, porque la hora está aquí. Y esto es lo que me hace a mí un odioso. Esto es lo que me hace a mí diferente.

Es subir más alto, acercarnos a Dios, caminar más cerca de El. ¿Cómo sabes tú?, Ud. pudiera preguntar. Bien, mire, cuando Lutero recibió Justificación, él llamó a eso el Espíritu Santo. Y sí era. Dios puso un poquito de El en eso. ¿Luego qué vino? Wesley recibió Santificación, y dijo: “Hermano, si Ud. grita, Ud. lo tiene”. Pero muchos de ellos gritaron y no lo tenían. Cuando Pentecostés habló en lenguas–lenguas desconocidas–ellos dijeron: “Hermano, Ud. lo tiene”. Pero muchos de ellos no lo tenían.

Cuenta Regresiva

“¿Qué es un sello? Un sello no puede ser puesto en algo hasta que esté

completo. Los luteranos no fueron sellados, porque el día de la dispensación de la gracia no estaba completa; ellos predicaron justificación. Los metodistas no fueron sellados. Estoy llegando a una pregunta aquí; y llegaremos a ella un poquito después. No fueron sellados, porque la obra de la gracia no estaba completa. ¡Pero el bautismo del Espíritu Santo es lo que finaliza las obras de Dios!

86 El dice: “Tres son los que dan testimonio en el Cielo: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, y estos tres son Uno”. Ud. no puede tener al Padre sin tener al Hijo, ni al Hijo sin el Espíritu Santo, porque son Uno.

87 Y tres son los que dan testimonio en la tierra; agua, Sangre y Espíritu, y estos no son uno pero concuerdan en uno”. Allí lo tiene Ud. “una obra completa sellada”. Justificación con Lutero, agua; santificación por la Sangre.

88 En Romanos 5:1, habla de justificación: “Por lo tanto siendo justificados por la fe tenemos paz para con Dios por medio del Señor Jesucristo”. ¡Justificación por fe!

89 Santificación por medio de la Sangre, Hebreos 13:12 y 13, “Jesús padeció fuera del real para así El poder santificar al pueblo a través de Su propia Sangre”.

90 Lucas 24:49: “He aquí que Yo envío la promesa de Mi Padre sobre vosotros, pero esperaos en la ciudad de Jerusalén hasta que seáis revestidos con Poder de lo Alto”. Hechos 1:8: “Después de esto, el Espíritu Santo vendrá sobre vosotros, y entonces me seréis testigos en Jerusalén, Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra”. ¡Un bautismo del Espíritu Santo fue dado para que durara hasta que Jesús regresara otra vez!

¿Qué Pasa Cuando Nacemos De Nuevo?

El hno. Branham dice:

Es Menester Nacer Otra Vez

Nuestras almas están puestas por fe en Su altar de bronce, el juicio de Dios, y nuestra ofrenda es consumida. Ahora recuerde, cuando Elías, bajo esos cielos bronceados, puso la ofrenda de Dios sobre el altar, la ofrenda fue consumida. Baal no podía consumir su ofrenda. Yo no quiero decir ésto, pero debo de decirlo. Y cuando Ud. va a una iglesia y acepta sus credos y sus formas de bautismos, y la ofrenda que se supone que Ud. mismo pone allí; Ud. se pudiera levantar temblando, hablando en lenguas, corriendo por toda la iglesia; o Ud. se pudiera levantar llorando. Pero, a menos que esa ofrenda haya sido recibida por Dios, haya sido consumida, el mundo está muerto para Ud., Ud. Está muerto, porque nos estimamos a nosotros mismos, muertos y sepultados. Nosotros estamos muertos y escondidos en Cristo. ¡Escondidos en Cristo! Y además de ésto, después de que estamos muertos y sepultados y escondidos en Cristo, entonces, somos sellados con el Espíritu Santo. ¿Ahora vé Ud. lo que quiero decir? ¡Ud. está muerto! Nuestras almas están puestas sobre Su Juicio Divino. Eso es el bronce. Cuando nuestras almas fueron puestas sobre un altar de Juicio Divino, ¿cuál fue la pena? ¡Muerte! Y cuando Ud. mismo se postra sobre el altar de Dios, el cual ha pronunciado muerte sobre el pecador, ¿cómo puede Ud. levantarse de allí, vivo en el pecado, si Dios aceptó el sacrificio? ¿Está ésto claro ahora? ¡Ud. muere! Ud. está consumido, Ud. está petrificado. No le queda a Ud. más que esta forma en la cual Ud. está morando, al igual que la serpiente de bronce, al igual que Cristo cuando fue bajado de la cruz, muerto y frio. ¡Ud. esta muerto! ¿Porqué? Porque Ud. está en el altar del juicio de Dios. ¿Y cuál es Su juicio? Cuando el juez ha dictado su sentencia, ¿cuál es su pena? ¡Muerte! Y cuando Ud. postra su alma sobre el altar de Juicio de Dios, es muerte para Ud. ¿Lo entiende Ud. ahora?

Es Menester Nacer Otra Vez

Cuando ese sacrificio es recibido por el fuego y se eleva y el humo asciende, Ud. se levanta con su sacrificio a lo celestial, entonces Ud. está sellado separándolo así de las cosas del mundo. Nuestra alma está en Su altar, ¿Qué es lo que pasa después de que Ud. ha muerto? ¿Qué es lo que ha sucedido en Ud.? Ud. ha sido concebido de nuevo. Ud. ha sido concebido de nuevo. Ud. primero fue concebido en iniquidad. Ahora, Ud. ha sido concebido en algo nuevo. ¿Qué és? La Palabra Viviente. ¡Amén! Oh, éso lo cambia ahora, ¿verdad? Ahora, estamos en una dificultad, después de ver lo que tenemos que hacer. Ahora, ¿qué sucede? Ud. ha sido concebido de nuevo, en la Palabra viviente. ¿Qué quiere decir esto? Que la Palabra toma vida en Ud… Ud. empieza a ver las cosas diferentes. En donde en una vez, Ud. no podía mirar éso, ahora Ud. puede verlo. Hay algo diferente ahora. Hace que todas las Escrituras concuerden. Hace que todo concuerde exactamente. Entonces, algo empieza a suceder. Entonces, Ud. muere a su propio pensar, ahora Ud. ha sido concebido, porque estamos lavados por el lavacro de la Palabra. ¿Es correcto esto?

Continua leyendo la 4ta. Parte. 

Escrito por Andrés Ojeda 

.

.

.

.

.

 

 

 


Leave your Comment