Los científicos también concluyeron que el 90% de los animales “surgieron al mismo tiempo”

Una investigación considerada revolucionaria está poniendo en jaque mucho de lo que define la teoría de la evolución de las especies, de Charles Darwin. Durante la última década, cientos de científicos vienen recogiendo “códigos de barra de ADN” de aproximadamente 100.000 especies de animales en diferentes partes del planeta.

Hay una base de datos llamada GenBank con cerca de 5 millones de estos códigos. El doctor Mark Young Stoeckle del Programa para el Ambiente Humano de la Universidad Rockefeller (EE.UU.) y el genetista David Solomon Thaler de la Universidad de Basilea (Suiza) analizaron todos estos datos para llegar a uno de los descubrimientos más sorprendentes de los últimos tiempos.

Este inmenso estudio genético apunta que todos los seres humanos descienden de una misma pareja, que habría vivido entre 100 y 200 mil años atrás. Los científicos también descubrieron que el 90% de las especies de animales conocidos surgieron al mismo tiempo que los humanos. Esto ocurrió después de un “evento catastrófico” no identificado, que casi diezmó toda la vida animal hace miles de años.

“Esa conclusión es muy sorprendente y he luchado contra ella lo máximo que pude”, admite Thaler a la AFP. El estudio fue publicado en la revista Human Evolutien. El Dr. Stoeckle dijo que “en el momento en que los humanos ponemos tanto énfasis en la diferencias individuales y del grupo, tal vez deberíamos pasar más tiempo mirando hacia lo que nos parece unos con otros”.

Códigos de barras de ADN

Los llamados “códigos de barras”, los datos en cuestión son fragmentos de ADN que residen fuera del núcleo de las células. Son impresiones genéticas codificadas de una manera que pueden ser “leídas e interpretadas” por computadoras.

Hay tipos de ADN. El más conocido es el llamado ADN nuclear, que presenta un esqueña genético único para cada individuo. Él es transmitido de los padres a los hijos. El otro tipo de ADN es el que se encuentra en la mitocondria de las células. Todas las especies tiene un ADN mitocondrial muy similar, aunque su ADN es suficientemente diferente para distinguir entre las especies.

Es en la mitocondria que se encuentra el “gel COI”, usado para crear los códigos de barras de ADN. La técnica fue desarrollada por Paul Hebert, director del Instituto de Biodiversidad de Ontario (Canadá).

Los investigadores todavía mantiene una comprensión sobre la edad del planeta diferente del narrado en la Biblia, apuntando que los humanos modernos habrían surgido entre 100 mil y 200 mil años, pero el tiempo estimado es muy diferente, y más reciente, que las alegaciones de la teoría de la evolución.

El estudio también sugiere que personas y animales son muy similares genéticamente entre sí, apuntando lo que puede ser interpretado como una especia de firma de Creador. “Si un marciano se posaba en la Tierra y encontrarse una manda de palomas y una multitud de humanos, uno no parecería más diverso que el otro de acuerdo con la medida básica del ADN mitocondrial”, explicó Jesse Ausubel, director del Programa para el Medio Ambiente Humano en la Universidad Rockefeller.

Tomada de: NoticiasCristianas.com 

.

.

.

.

.

.

.

.

.


Leave your Comment