El descubrimiento de un antiguo material genético humano en Alaska puede comprobar el relato bíblico de la migración provocada por la Torre de Babel.

El descubrimiento de un material genético humano antiguo en Alaska puede probar el relato bíblico de la migración masiva causada por la Torre de Babel, como los investigadores creacionistas sostienen de la Universidad de Harvard.

getimage

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nature el pasado miércoles (3), el genoma extraído de los restos mortales de un niño enterrado en Alaska hace 11.500 años indica que hubo una migración masiva de personas en Asia Oriental a América del Norte a través de un puente terrestre congelado.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Copenhague y la Universidad de Cambridge, liderada por el genetista Eske Willerslev, secuenció el ADN del niño y comparó el material genético con los nativos modernos y antiguos de Eurasia y las Américas.

blu_radio._adn_foto_tomada_de_pixabayLos investigadores observaron que el ADN del niño estaba más relacionado con los natíos americanos modernos, pero no con un antepasado directo. Los científicos creen que los dos puntos de análisis comparten una ascendencia común con personas que salieron de Asía hacia América del Norte a través de un puente terrestre llamando Beringia, unos 25 mil años atrás.

El biólogo creativo Nathaniel Jeanson cree que la datación del AND de la niño no está exacto. Sin embargo, él evalúa que otros detalles del descubrimiento apoyan el relato del libro de Génesis sobre la migración masiva provocada tras el intento de construir la Torre de Babel.

Con base a la cronología bíblica, Jeanson sugiere que el evento ocurrió más recientemente que los 11.500 años atribuidos por los investigadores. El estudio presenta “más evidencia para las personas de las Américas que vinieron de Asía Oriental Central” y “es consistente con las Escrituras”, dijo Jeanson al sitio Baptist Press.

El paleontólogo Kurt Wise también sugiere que los 11.500 años de radio carburos citados en el estudio “equivalen a muchos menos años cronológicos (probablemente más cerca de 4.000 a 4.100 años)”.

torrebabel

Wise, que actúa como profesor de historia natural de la Universidad Truett McConnell, dijo que si las fechas previstas con el estudio se consideran “en términos relativos, los nuevos descubrimientos son consistentes con la dispersión del humanos de Babel”.

“Entonces, esos restos son probablemente de una población de personas esparcidas por Babel”, concluye.

Tomado de: NoticiasCristianas.com 

.

.

.

..

.

.

.

donar-e1463418267873


Leave your Comment